Primeras impresiones de Elysian War

Beta   Valoración

Combate muy estratégico y divertido, buen ritmo de progresión, no es fácil

Gráficos desfasados, la parte de gestión es algo tediosa

Estos días pasados hemos estado probando el nuevo juego gratuito de estrategia de AMZGame, Elysian War, un MMO para navegadores con elementos RPG y de gestión. En este nuevo título de su catálogo, los jugadores se ponen en la piel de un elegido de los dioses que debe enfrentarse a los ejércitos oscuros de Hades y Chronos y proteger el reino Eliseo con la ayuda de figuras y héroes mitológicos de la Antigua Grecia.

A primera vista uno puede pensar que no está ante un juego a tener en cuenta, ya que los gráficos, la interfaz y el sonido no destacan por su excesiva calidad. Y, además, la traducción a inglés y los diálogos tampoco son demasiado brillantes. Pero una vez que se prueba el combate, se aprecia que no es un RPG más con el típico sistema AFK.

Una grata sorpresa.

El combate en Elysian War está más enfocado hacia la estrategia por turnos, no es el clásico “selecciona tropas y envíalas a combatir”. En cierto sentido recuerda al ajedrez, puesto que los mapas están divididos en casillas por las que las “piezas” pueden desplazarse. No es la primera vez que vemos algo así, ya que los juegos de InnoGames Forge of Empires y Elvenar cuentan con un sistema similar, pero es una mejora obvia en cuanto a lo que este género nos tiene acostumbrados.

 


Las diferentes unidades sobre las que tenemos control están lideradas por generales, y según el tipo de unidad, el ataque varía. Nuestras tropas de melé eran capaces de atacar en área a los enemigos en frente y a los lados. Nuestra caballería podía cargar en línea recta a lo largo de tres casillas y dañar a todos los enemigos a su paso. Si a esto se añaden diferentes tipos de terreno por los que solo ciertas unidades pueden cruzar, tenemos un juego donde la estrategia y el posicionamiento juegan un papel esencial.

Durante el tiempo que le dedicamos al juego quisimos centrarnos en el aspecto PvE, una campaña con una historia interesante que nos lleva a través de distintas fases y mapas en los que hay que enfrentarse a diferentes enemigos. Además de servir como iniciación al juego, ya que se van viendo criaturas y escenarios variados, también cumple como tutorial de combate. En una de las batallas, por ejemplo, llegamos a controlar hasta quince unidades, cinco lideradas por nuestros cinco generales y diez adicionales de nuestro aliado de la IA. En cada fase hay objetivos específicos (normalmente eliminar a todos los enemigos), y se consiguen mejores recompensas si se emplean menos rondas para completarlos.

Al luchar, el posicionamiento es muy importante, al igual que tener en cuenta el tipo de terreno en el que se está combatiendo. En un mapa en concreto nos tuvimos que enfrentar a Hippolyta y su ejército, y nuestro objetivo era eliminarla a ella. En esta situación nos decantamos por cargar por el centro y proteger levemente nuestros flancos. Sacrificamos algunas unidades para forzar a sus tropas a juntarse, y así desplegamos nuestros arqueros para hacer llover flechas sobre los enemigos. Nos creímos con ventaja, pero entonces llegaron unidades inesperadas que atacaron nuestros flancos y el encuentro se nos complicó. El combate en Elysian War es muy entretenido y nada sencillo, lo que nos alegra mucho.

A medida que subimos de nivel, obtuvimos acceso a nuevos elementos, como la posibilidad de construir nuestra propia ciudad, colocando edificios y mejorándolos para conseguir distintos recursos. Esta parte del juego es más clásica y recuerda a la mayoría de juegos para navegador del género, pero fundamentalmente se trata de un sistema para hacer que los generales suban de nivel.

 


Los generales son unidades individuales con sus propias estadísticas y habilidades. Mediante la mecánica de invocación uno puede hacerse con distintos generales con rangos aleatorios. Se puede utilizar para ello dinero del juego, recursos y dinero real, pero con dinero real (mediante la compra de diamantes) las posibilidades de conseguir generales de mayor rango y mejor calidad son mucho más elevadas.

Avanzando un poco más en el juego se desbloquea el acceso a PvP. El primer modo disponible es Dominion, que permite escoger una localización para nuestra ciudad en el mundo (que se divide en territorios y hexágonos) y conquistar zonas luchando contra oponentes de la IA. La conexión entre territorios determina las fronteras del imperio, asumiendo directamente el control de las zonas dentro de la frontera. Expandirse es una buena idea, ya que se pueden conseguir recursos adicionales, pero, naturalmente, no éramos los únicos tratando de ampliar fronteras. Otros jugadores también tratan de expandirse, por lo que el conflicto es inevitable. Lamentablemente no teníamos a ningún jugador cerca, por lo que no tuvimos la oportunidad de probar el aspecto PvP del juego.

En general, Elysian War es un juego muy divertido, y aunque algunos elementos en relación a la progresión sean un poco repetitivos, el combate lo compensa con creces. Enfrentarse incluso a la IA es divertido, por lo que el juego promete muchas horas de entretenimiento en cuanto se desbloquea el PvP. Si uno es capaz de dejar a un lado el aspecto gráfico y lo pobre de las traducciones, es un juego disfrutable 100%.