Aion: lo bueno y lo malo

Aion es un MMORPG gratuito desarrollado por NCSoft en el que los jugadores juegan como integrantes de una de las dos facciones enfrentadas: los angélicos Elyos y los demoníacos Asmodian. Con progresión mediante misiones, varias expansiones y mucho contenido, vamos a analizar lo mejor y lo peor del juego.

LO BUENO

Vuelo – No se necesitan monturas voladoras, ya que todos los jugadores tienen acceso a alas que permiten volar; un elemento no solo estético, sino completamente funcional, a diferencia de muchos otros RPGs asiáticos.

Diseño del mundo – El mundo de Aion está muy bien diseñado e invita a la exploración. Merece la pena detenerse a examinar con tranquilidad cada rincón del universo Aion.

Creación de personaje – La creación de personaje es una de las más detalladas del género MMORPG. Da lugar a personajes de aspecto único y muy original, desde criaturas realmente grotescas a modelos de pasarela.

Grind – En sus comienzos el juego se clasificaba como un típico título coreano donde los jugadores debían matar a los mismos enemigos una y otra vez para subir de nivel, pero con el paso de los años este aspecto ha evolucionado hasta dar lugar a una experiencia de juego mucho más divertida.

Centrado en PvP – Hay muchas opciones en lo referente a los combates entre jugadores, desde arenas PvP a PvP en mundo abierto. El conflicto entre las dos facciones existentes es el eje del juego y apenas se encuentran zonas seguras de combate.

LO MALO

Anticuado – Tanto los gráficos como las mecánicas generales se han quedado atrás respecto a otros juegos. Son ya nueve años los que Aion tiene a sus espaldas y salta a la vista que es un título de la generación pasada.

PvP constante – Aunque amamos los juegos PvP, esto no es algo del gusto de todos. Muchos jugadores prefieren experimentar el PvE o la recolección de recursos sin necesidad de preocuparse de los ataques de otros jugadores.

Equipamiento – Al fallar un encantamiento sobre una pieza del equipo, esta pieza es destruida. Esto significa que los jugadores que invierten dinero real en el juego o aquellos que pasan multitud de horas para conseguir un objeto pueden perder aquello por lo que tanto han sufrido en segundos.

Tabulador-objetivo – Aunque el combate es divertido, el sistema de selección de objetivos con el tabulador es algo ya casi del pasado. Por desgracia, Aion no se ha modernizado en este sentido y no está a la altura de otros títulos con combate más activo.

Pay 2 Win – Es casi imposible para nuevos jugadores ponerse al nivel de los jugadores más experimentados y con más ranking sin gastar dinero. La disparidad entre los jugadores gratuitos y los que pagan es abrumadora.

¿Qué os parece? ¿Qué añadiríais vosotros? ¿Qué aspectos destacaríais de Aion? Dejádnoslo saber con un comentario en la parte inferior.