Presentación exclusiva de TERA – Bathysmal Rise

TERA - Exclusive 2 - ES
 

En este artículo os daremos más detalles sobre Bathysmal Rise, la raid para cinco jugadores que llegará a TERA junto con la expansión Fate of Arun; sobre los enemigos que allí se encontrarán y sus habilidades. Además hemos grabado un vídeo durante la presentación exclusiva para prensa que nos ofreció el equipo de En Masse.

La mazmorra es una especie de ciudad sumergida en la que pronto te encuentras con el primer jefe, una tortuga gigante llamada Mephisis. Este enemigo en particular tiene algunos ataques interesantes en forma de áreas que los jugadores deben esquivar cuando ven una retícula en el suelo, aunque lo prioritario es taponar unas rocas que desprenden un gas nocivo que droga a los jugadores, con unos efectos visuales alucinantes que hacen de moverse, apuntar o seleccionar una tarea arduo complicada. Aunque lo intentamos no conseguimos taponar los agujeros y nuestro Priest murió.



Después nos encontramos con varias medusas, cangrejos hermitaños gigantes y estrellas de mar, fáciles de derrotar antes de encarar al siguiente jefe, Tantibus, una especie de pez tipo rape mezclado con una criatura que no te gustaría encontrar en las profundidades del océano. Este adversario se centra en envenenar a sus adversarios, hacerles daño y obligarlos a perder el control. La manera de acabar con su efecto venenoso es sumergirse en una piscina que hay en medio de la zona (intentamos no morir en el agua ya que nuestro Priest no podía nadar y resucitarnos a la vez, por lo que no es aconsejable luchar cerca de ella).

Tras derrotar a Tantibus tuvimos que superar un puzzle para acceder a la siguiente zona, tres esferas que había que atacar en el momento oportuno. No estamos seguros de cómo harán los jugadores para superarlo por primera vez y de las terribles consecuencias que seguro tiene destruir la esfera incorrecta. Nosotros teníamos información reservada sobre cómo superarlo, y es de agradecer encontrar puzzles desafiantes en mitad de las mazmorras.

Para llegar al último jefe tuvimos que derrotar a unos cuantos enemigos por un camino en el que había unas urnas de las que aparecían genios/dijinns que atacaban a cualquiera que se acercase, a menos que interactuase con la urna en cuestión, lo que provocaba que atacasen a las criaturas enemigas.

El jefe final consistía en el arma que el Arch-Deva estaba buscando controlar, una enorme constructor llamado Fulminar capaz de acabar con grupos poco preparados gracias a su variedad de golpes y trucos. Cuenta con cuchillas rotatorias con las que ataca constantemente y ocasionalmente lanza un poderosos ataque frontal que puede acabar fácilmente con los aventureros menos protegidos como Sorcerers o Archers. Además invoca orbes eléctricas que atacan sin parar al grupo, y si no se acaba con ellas en poco tiempo la zona puede estar plagada de ellas. También lanza otros ataques con las cuchillas, por toda la zona, que se deben esquivar si no se quiere acabar troceado. El peor ataque con el que cuenta (en nuestra opinión) es gran ola de agua que solo puede ser esquivada si te encuentras junto al jefe, pero antes de ejecutarla te lanza a una distancia que puede ser considerable si no te preocupas de tu posicionamiento. Este ataque es mortal y morimos muchas veces en los 30 minutos que duró el combate y en el que no conseguimos reducirlo a menos de un 30% de la vida. Por ello los desarrolladores optaron por matarlo y mostrarnos las recompensas.

Bath_13 Bath_11 Bath_10 Bath_03

 

Puedes leer nuestro artículo sobre la presentación exclusiva de Fate of Arun aquí.