Rage War: lo bueno y lo malo

Rage War es un juego de estrategia gratuito en el que los jugadores viajan atrás en el tiempo hasta la Edad de Piedra, donde deben encargarse de reconstruir la civilización partiendo de un simple poblado. Tendrán que formar un ejército y enfrentarse a enemigos controlados por la IA y a otros jugadores.

Analicemos lo mejor y lo peor de este título.

LO BUENO

Múltiples modos de juego – el juego ofrece una combinación de géneros, mezclando RPG, estrategia, defensa de torres y gestión de ciudades. Cuenta con opciones para todos los gustos y cubre una amplia selección de estilos.

Combate estratégico – los jugadores tienen que entrenar unidades y formar un ejército. Los tipos de unidades y las estructuras enemigas juegan un papel muy importante en la lucha; el juego requiere estrategia y paciencia.

Dificultad – gracias a las distintas opciones de juego y la necesidad de planificar los ataques, los jugadores tienen que pensar con detenimiento sus movimientos. Rage War puede resultar bastante complejo en según qué situaciones.

Árbol tecnológico – hay docenas de tecnologías disponibles en el juego, y no se obliga a los jugadores a seguir rutas específicas. Son los jugadores los que deciden qué quieren aprender.

Cinemáticas – Se ha puesto mucha atención en la escena de vídeo inicial, lo que establece el tono y las pautas de toda la historia en la campaña.

LO MALO

Gráficos – el juego se ha quedado un poco desfasado y su aspecto gráfico no es particularmente bueno, incluso tratándose de un juego para navegadores. Las animaciones en el campamento son terribles. Se notan los años.

Falta de información – aunque en el árbol de tecnologías hay mucha diversidad, falta mucha información a la hora de investigar lo que deparan las habilidades más altas.

P2W – el elemento p2w está muy presente. Es posible comprar la mayoría de las cosas usando gemas (divisa premium adquirida mediante dinero real), desde recursos a escudos y puntos de tecnología. Además, hay algunas cosas (como por ejemplo huecos adicionales de tropas) que solo pueden adquirirse con gemas.

Veteranía – es imposible defender contra el ataque de jugadores veteranos que ya se encuentren en eras avanzadas. Esto provoca mucha frustración, ya que los jugadores de nivel bajo son constantemente atacados por otros jugadores.

Tiempos de espera – el juego comienza con buen ritmo, ofreciendo a los jugadores muchas cosas para completar, pero muy pronto los tiempos de espera se alargan y las opciones de juego se limitan mucho.

¿Qué os parece? ¿Os gusta Rage War? Dejadnos saber cuáles son los aspectos positivos y negativos que destacaríais del juego con un comentario en la parte inferior.