Primeras impresiones de God Wars

5   Valoración
Jugabilidad: 4/10
Gráficos: 4/10
Rendimiento: 8/10

Muchos personajes, interfaz clara

Poco original, progresión lineal, diálogos terribles

La semana pasada pusimos nuestras manos en el título más reciente de R2Games, God Wars, un título gratuito de fantasía para navegadores en el que los jugadores deben formar su propio grupo de héroes, entrenarlos y equiparlos para hacer frente a todo tipo de contenido PvE y PvP mientras aumentan su BR (Battle Rating, el indicador numérico que determina el poder de combate).

Comencemos diciendo que estamos hablando de R2Games. God Wars se encuadra dentro del mismo género que la inmensa mayoría de sus juegos. De manera similar, este título nos sitúa en mundo donde los dioses se enfrentan a las huestes del mal, uno de los trasfondos más manidos de los juegos originados en Asia. Partiendo de este aspecto, God Wars no ofrece nada realmente original.

En la selección de personaje inicial nos encontramos con dos opciones: guerrero y maga. En el futuro habrá disponible una tercera, una arquera, pero en el momento de escribir este artículo todavía no podía escogerse. Debemos señalar que, en contra de lo habitual, hay bastante información sobre cada personaje, aunque que solo se pueda escoger entre dos opciones resulta escaso. Además, lo peor es que ambos personajes utilizan la misma mecánica de “rabia” en combate para conseguir acceso a habilidades más poderosas. Encaja perfectamente con el guerrero, pero en la maga resulta muy extraña, como si ni siquiera se hubieran esforzado durante el desarrollo para definir clases diferentes.

 

god-wars-screenshots-1-copia_1god-wars-screenshots-4-copia_1


Una vez dentro del juego, muy pronto descubrimos que, argumentalmente, la historia es extremadamente genérica y superficial. Más allá del “estamos siendo atacados por los demonios del Abismo y necesitamos tu ayuda para acabar con ellos”, apenas tenemos detalles. Los diálogos son más bien pobres, con una traducción mala y multitud de errores tipográficos. Y también nos encontramos con algunos bugs que provocaba que los NPCs no llegasen a completar frases. No obstante, en este aspecto, lo más terrible es la falta de originalidad. Sin embargo, habría que señalar que el objetivo final del juego es formar un grupo de personajes con el que afrontar las distintas opciones de contenido, por lo que la historia puede quedar relegada a un lado.

Tras unas cuantas horas nos plantamos en algo más de nivel 20. El ritmo con el que se progresa es pausado, pero no se tiene la sensación de que sea excesivamente lento, aunque es algo repetitivo. Hasta el punto que alcanzamos, la única manera de conseguir experiencia es en la campaña PvE, completando fases contra enemigos controlados por la IA una y otra vez, siguiendo un proceso idéntico en cada ocasión: NPC, misión, portal, fase cerrada, lucha, NPC.

En lo referente al combate, de nuevo tenemos ante nosotros un sistema automático en el que los personajes reclutados atacan sin que el jugador intervenga. Y a menos que se desactive el modo AFK, ni siquiera es necesario hacer uso de las distintas habilidades. Uno puede tranquilamente dejar que el juego se encargue de todo en el 90% de las situaciones. En el 10% restante, es necesario hacer uso de las habilidades especiales para acabar con determinados enemigos. Aunque los combates en sí no son difíciles al principio, de vez en cuando algún miembro de nuestro equipo fue abatido. A medida que se progresa, la dificultad de cada batalla aumenta, lo que es un aspecto positivo.

 

god-wars-screenshots-7-copia_1god-wars-screenshots-17-copia_1


En lo que el jugador sí tiene bastante que decir es en la disposición de sus personajes en la formación de combate. A la hora de luchar, el jugador dispone de una cuadrícula de 3x3 en la que puede colocar hasta cinco personajes de su equipo. Cada héroe tiene sus propios atributos y sus habilidades, por lo que es muy importante determinar un plan de actuación y una estrategia afín a los gustos de cada uno.

God Wars ofrece muchísimos personajes a los que reclutar. Una vez que se accede a la zona de edificios, es posible invertir recursos para mejorar ciertos edificios, lo que sirve para abrir más opciones de reclutamiento.

En nuestra opinión, obviando la falta de originalidad, lo peor es que God Wars resulta demasiado lineal. Todo se lleva a cabo en un orden específico: las fases de la campaña, los héroes que se desbloquean al principio, el contenido al que se puede acceder… Todo. En general, es un título clónico de los juegos del género. Aquellos que disfruten de este estilo, sin duda podrán encontrar diversión en God Wars.