Armored Warfare: lo bueno y lo malo

Armored Warfare es un shooter de tanques en el que los jugadores se enfrentan en escenarios actuales con vehículos acorazados modernos. Formando parte de un género muy popular, veamos qué ofrece Armored Warfare a los amantes de estos títulos al tiempo que nos adentramos en lo bueno y lo malo del juego.

LO BUENO

Buenos gráficos – Desarrollado con CryEngine, el aspect visual del juego es espectacular. Cuenta con modelos de tanques muy detallados, entornos destructibles y efectos de combate muy realistas, tales como explosiones o capas de humo. El resultado es una experiencia increíble.

Ambientación moderna – Es un soplo de aire fresco dentro de un género que suele ahondar en la Segunda Guerra Mundial. Se pueden encontrar vehículos creados a partir de 1950 y también posibles tanques que veremos en años venideros en la vida real.

Muchos tanques – El juego ofrece docenas de vehículos acorazados divididos en tres facciones para las que los jugadores deben conseguir puntos de reputación si quieren desbloquear los tanques de mayor nivel. A su vez, los tanques se clasifican en cinco clases que determinan sus puntos fuertes y débiles a la hora de combatir.

Personalización – Con una amplia variedad de módulos y piezas para personalizar los tanques, distintas opciones de tripulación y munición, los tanques se pueden adaptar al estilo de juego de cada jugador.

Operaciones Globales – Un modo recientemente añadido en el que los jugadores se enfrentan y, al mismo tiempo, disponen de objetivos y puntos que desencadenan diferentes sucesos en el escenario. Los jugadores combaten entre sí y contra oponentes controlados por la IA, y también contra condiciones climatológicas cambiantes y adversas.

LO MALO

Problemas de desarrollo – Inicialmente en manos de Obsidian Entertainment, el juego pasó a manos de Mail.ru y desde entonces ha habido ciertos encontronazos entre desarrolladores y jugadores. En Mail.ru estaban satisfechos con el estado del juego y, en opinión de muchos jugadores, no han hecho demasiado para solucionar problemas iniciales.

Variedad modos de juego – En PvE hay muchos tipos de misiones en distintos mapas, pero en PvP solo se dispone del modo básico (15 contra 15, captura de base o aniquilar al equipo rival) y las Operaciones Globales. En el caso de este último, los jugadores norteamericanos se quejan de que falta población para poder jugar.

Servidores decadentes – Fuera del territorio asiático y Europa Este, parece que no se han hecho demasiados esfuerzos para potenciar el juego. Esto ha supuesto que el número de jugadores en Europa y América del Norte haya caído en picado y encontrar partida sea una tarea compleja.

Limitaciones de población – Debido a los problemas de servidores con poco jugadores fuera de Rusia (fundamentalmente en Norteamérica), los jugadores ven sus opciones de juego reducidas, encontrándose obligados a jugar PvE, no pudiendo escoger sus tanques de nivel alto por falta de gente o teniendo que jugar a horas concretas.

World of Tanks – Aunque la concepción inicial del juego lo distanciaba bastante de su competidor más directo (World of Tanks), durante el periodo de desarrollo el juego fue convirtiéndose poco a poco en World of Tanks 2.0 con algunas mejoras y novedades, pero por el camino se ha quedado mucho de lo que se esperaba en él.

¿Qué os parece? ¿Os gusta Armored Warfare? ¿Qué aspectos destacaríais como positivos o negativos? Dejádnoslo saber con un comentario en la parte inferior.