¿Qué nos encanta de… Call of War?

Call of War - Game Profile headlogo - ES
 

Call of War es un juego gratuito de estrategia que ofrece la oportunidad de recrear la Segunda Guerra Mundial en cualquier navegador web. Cada jugador se encarga del gobierno de un país y es libre de escoger a sus aliados o sus enemigos. El desarrollo del conflicto depende por completo de la voluntad de los jugadores y de cómo estos se sirvan del espionaje, la diplomacia, el ejército y el poder económico.

Son muchos los elementos que nos gustan de Call of War, pero estos son los principales:

El mapa
La extensión del mapa es inmensa. Aunque fundamentalmente se centre en el escenario europeo y albergue a todos los países del viejo continente, también se incluyen territorios soviéticos, del norte de África y Norteamérica. Cada país se divide en territorios clave y ciudades clave que deben ser capturadas para conseguir Victory Points, Puntos de Victoria, y así poder ganar. Dada la magnitud del mapa, los jugadores deben sopesar detenidamente las estrategias que seguirán antes de desplegar sus tropas, lo que produce a quienes disfrutan de la estrategia un gran deleite.

 

Call of War imagenes promocion oro JeR3 Call of War imagenes promocion oro JeR4


Condiciones de victoria
Es posible ganar. Aunque esto pueda definirse como un elemento único, nos encanta que exista la posibilidad de que, tras una larga partida, alguien sea declarado vencedor. El juego se desarrolla en una serie de turnos en los que los jugadores tratan de conseguir Puntos de Victoria controlando territorios y ciudades clave. Al final, el jugador con más puntos es aquel que gana. Pero no es tan sencillo como querer atacar, ya que una invasión fallida puede suponer la derrota. No resulta fácil recuperarse tras perder la mitad del ejército.

Árboles de tecnología
El juego permite a los jugadores escoger el tipo de desarrollo que quieren para sus unidades, creando así distintos tipos de ejércitos, especializados en unas cosas u otras. Existen diversos tipos de unidades: de tierra, de aire, de mar, acorazadas y de espionaje. Esto provoca que ningún ejército sea igual y que nunca sepas a lo que te puedes enfrentar, lo cual añade un componente de emoción a los enfrentamientos.

El Ritmo
El juego es lento, y esto puede no resultar del agrado de mucho, pero a nosotros, amantes de los juegos de estrategia, nos gusta. Los acontecimientos no ocurren de manera inmediata, por lo que se requiere preparación y planificación. Por ejemplo, atacar a un enemigo lejano conlleva bastante tiempo, por lo que antes de desplazar las tropas es necesario pensar si merece la pena ir, combatir y después regresar. Las partidas no se resuelven en minutos, ni siquiera en días, por lo que es de esperar que estas se prolonguen.

Micro-gestión
El jugador tiene mucho que decir en cuanto a la gestión de su imperio. En Call of War se puede controlar desde las unidades más básicas y su desarrollo hasta la producción de las ciudades. Hay tanto por hacer que es vital que uno decida la estrategia que seguirá, ya sea ser muy agresivo desde el minuto cero o tratar de desarrollarse y luego cargar desde la seguridad de un ejército bien alimentado y formado. Como cabe esperar, uno no puede disponer de un gran ejército si carece de medios para dar de comer a sus tropas.

Moral
La moral juega un papel esencial en Call of War. Si tu ejército puede muchas unidades en un combate o tus ciudades son atacadas constantemente, la moral decae, lo que puede culminar en revueltas urbanas que reducen las defensas y la producción. Esto hace que los espías sean una pieza clave, ya que pueden enviarse a lugares enemigos para instigar a la población a que se rebele y que así se reduzca la moral de la tropa enemiga.

Estos son los elementos que más nos gustan de Call of War, pero ¿cuál es vuestra opinión? ¿Qué os gusta de este juego? ¿Añadiríais algo a la lista? Dejádnoslo saber con un comentario.