Primeras impresiones de la beta de Zombies Monsters Robots

Zombies Monsters Robots - Review - Thumpnail
TBD   Valoración

Gran variedad de modos de juego, mapas y opciones de equipo.

Cuesta acostumbrarse al combate en tercera persona, algunos ángulos de la cámara puede ser desfavorables


Hemos podido probar la beta de  Zombies Monsters Robots (también conocido como ZMR), el nuevo shooter gratuito en tercera persona desarrollado por YingPei Games que será publicado en Norteamérica por En Masse Entertaintment. El objetivo del juego es sencillo, crea un mercenario, equípalo hasta los dientes y lánzate a luchar contra hordas de monstruos mutantes, bestias mitológicas, ciborgs y zombis. El título cuenta con una gran variedad de modos de juego PvE y PvP distintos, además contar con muchos mapas distintos.

Antes de empezar con el análisis os recordamos que también hemos publicado un análisis de Hazard Ops (la versión europea del juego) al que podréis echar un vistazo AQUÍ mismo. Dicho esto, hoy estamos aquí para hablar de Zombies Monsters Robots, así que sin más dilación comencemos.

Lo primero que hacemos al entrar el juego es crear a nuestro mercenario, y lo podemos personalizar con varias opciones que nos permiten escoger su sexo, su rostro, su peinado o la ropa que lleva; esta característica aunque no es demasiado importante en un shooter, ya que al final acabarás llevando a un personaje embutido en un traje de combate o con un casco, es de agradecer y añade un toque RPG al juego. Nosotros decidimos crearnos una mercenaria con pinta de tener pocos amigos y ser peligrosa, y tras decidir su aspecto, completamos el sencillo tutorial y nos pusimos en cola para jugar una misión de la campaña PvE cooperativa del juego.

ZMR review JeR6 ZMR review JeR7 ZMR review JeR8 ZMR review JeR1

Al ponernos en cola tuvimos la opción, si no queríamos esperar, de hacer que nuestro primer compañero fuese un bot, aún así decidimos esperar a que se uniesen otros jugadores y de este modo poder disfrutar de una partida cooperativa con otros jugadores; en caso de que entres en una partida comenzada, no podrás unirte a la acción hasta que los jugadores lleguen a un punto de control, momento en el que ya podrás empezar a meter tiros. Aunque el combate es sencillo, y no parece muy difícil al principio, a medida que la partida avanza los enemigos se van volviendo más poderosos y peligrosos, haciendo que cada vez sea un desafío mayor. Un detalle que no nos gustó fue el hecho que usas una única tecla, la barra espaciadora, para hacer múltiples acciones, como correr, cubrirse, esquivar y rodar, lo que hace que en situaciones en las que tengas que reaccionar rápidamente en lugar de cubrirte salgas corriendo hacia el enemigo, o viceversa, lo que en la mayoría de situaciones hace que acabes muerto y algo frustrado.

A medida que avanzamos por la misión fuimos enfrentándonos a oleadas de enemigos cada vez más duras, hasta llegar a un boss con una pinta bastante atemorizante (en este caso nos tocó un enorme robot estacionario armado con un arsenal de armas de pinta muy peligrosa); tras un combate algo largo conseguimos acabar con él, y nos dimos cuenta de que el juego cuenta de misiones en la que el objetivo es por ejemplo acabar con 5 jefes o con una determinada cantidad de enemigos, las cuales al ser completadas recompensan al jugador generalmente con objetos, experiencia y dinero. Al acabar con el jefe la misión no acabó, ya que primero teníamos que alcanzar un punto de extracción, lo cual fue muy difícil pues las hordas de enemigos nos acorralaban constantemente.

ZMR review JeR2 ZMR review JeR3 ZMR review JeR4 ZMR review JeR5

Una vez terminamos la misión PvE, y haber aprendido a movernos medianamente bien, nos metimos de lleno al PvP; el primer mapa que probamos fue un todo contra todos en el Área 51, unas instalaciones perdidas en medio del desierto, muy pasillero y con montones de sitios para montar emboscadas. Nuestra primera experiencia PvP fue algo agridulce, pues aunque conseguimos acabar con algún oponente, morimos muchísimas veces (principalmente por el problema de las acciones de la barra espaciadora). Tras completar este campo de batalla decidimos jugar un Team Deathmatch; en este modo de juego ganaba el equipo que conseguía alcanzar primero acabar 60 veces con un rival; el mapa requería de más coordinación, y resultaba muy divertido, aunque también descubrimos, por las malas, que no es muy buena idea correr por campo abierto si usar coberturas, ya que es muy probable que un francotirador acabe fácilmente contigo. Tras ser asesinados varias veces por francotiradores decidimos jugar más pausadamente usando coberturas y conseguimos un resultado final nada malo.

En resumen: el juego es divertido, tiene mucha acción, montones de modos de juego PvP y PvE y de opciones para personalizar a tus mercenarios, por ello os recomendamos que cuando podáis le echéis un vistazo al juego u juzguéis vosotros mismos, ya que creemos que pese a sus errores (recordemos que aún está en su beta) puede convertirse en un gran juego cuando sea lanzado oficialmente.