World of Warplanes: lo bueno y lo malo

World of Warplanes es un juego shooter de aviones que transporta a los jugadores a la Segunda Guerra Mundial. Cuenta con aeroplanos personalizables, multitud de mapas y modos y un estilo de juego arcade.

Vamos a destacar sus aspectos positivos y negativos para valorar en conjunto su calidad. ¡Veremos si sale haciendo una pirueta o si termina en una catástrofe!

LO BUENO

Combate arcade – el combate en WoWP es muy rápido y divertido. Los jugadores pueden realizar acrobacias aéreas y muchísimas maniobras para conseguir ventaja sobre los oponentes.

Naciones disponibles – el juego cuenta con una amplísima selección de aviones de las principales fuerzas de la Segunda Guerra Mundial. Los jugadores pueden incluso pilotar algunos de los aviones más famosos de la historia.

Tripulación – los jugadores pueden hacerse con los servicios de pilotos y operadores de armamento que pueden ser adiestrados para obtener nuevas habilidades. Además, la tripulación puede ser herida en combate, lo que reduce su efectividad.

Personalización – los jugadores pueden modificar los aviones para adaptarlos a su estilo de juego. Pueden escoger entre una grandísima variedad de opciones, algunas de las cuales están restringidas en función de la nación o se limitan a un único uso.

Victoria, Supremacía – En lugar de condicionar la victoria a la destrucción de todos los enemigos, cuando un equipo cuenta con más aviones activos o unidades de tierra supervivientes, se activa la “supremacía”. El equipo debe entonces llenar la barra hasta que el otro equipo activa la suya y, después, el primer equipo en completar su barra es declarado vencedor.

LO MALO

Sistema de progresión – el juego fuerza a los jugadores a comprar, subir de nivel e invertir dinero del juego en aviones de tiers inferiores para poder acceder a tiers superiores. Esto implica tener que comprar y jugar con aviones con los que, quizá, no se quiera jugar.

Falta de realismo – World of Warplanes prioriza diversión y accesibilidad sobre realismo. Los movimientos de los aviones no resultan realistas si uno compara el juego con otros títulos del género. No obstante, este apartado es algo muy personal, ya que a unos jugadores les gusta más y a otros menos.

Vida de los aviones – uno de los elementos que hace que el juego tienda más hacia lo arcade es que los aviones disponen de puntos de vida. Al hacer ataques, la vida baja. Esto es completamente opuesto a un sistema donde cada avión dispone de partes y componentes.

Gráficos – el apartado gráfico no brilla especialmente. Los años comienzan a pesarle, y se está quedando muy atrás en la comparación con títulos más recientes.

Demasiados bots – el número de jugadores parece caer en picado, lo que supone que muchas partidas se completan con bots controlados por la IA, los cuales son ineptos y no suponen una amenaza real.

¿Qué os parece a vosotros? ¿Qué pensáis que es lo mejor y lo peor de World of Warplanes? Dejádnoslo saber con un comentario en la parte inferior.

 

world-of-warplanes-good-bad-image