Primeras impresiones de Hand of the Gods

Beta   Valoración

Muchas cartas, divertido, buenos gráficos y animaciones

Sencillo, no demasiado original

Durante el pasado fin de semana hemos probado Hand of the Gods: SMITE Tactics, el nuevo juego de Hi-Rez (SMITE), un título gratuito que combina elementos del género CCG y de los juegos de tablero más tradicionales. Actualmente se encuentra en fase beta, pero los jugadores pueden registrarse de manera gratuita y acceder sin ningún inconveniente. Basado en las mismas deidades y mitologías vistas en el MOBA SMITE, Hand of the Gods presenta un giro muy interesante a los típicos juegos de cartas.

Se trata de un título en el que los jugadores forman mazos de cartas a partir de los distintos panteones y mitologías presentes en SMITE (como por ejemplo la tradición griega, la egipcia o la nórdica). Hasta aquí nada lo diferencia de los CCG más tradicionales, con cientos de cartas disponibles, muchas neutrales y otras específicas de una mitología determinada. Los mazos son de veinticinco cartas, con no más de cartas del mismo tipo por mazo, y estas se dividen en tipos: unidades, dioses y hechizos. Los tipos de mazos vienen determinados por el “líder”, quién aporta una habilidad especial que puede usarse a cambio de maná en cada turno.

A primera vista no se aleja demasiado del estereotipo más clásico de un CCG, ya que los jugadores sacan cartas de su mazo cada turno y usan maná para ponerlas en juego, pero es aquí donde Hand of the Gods se vuelve especial.

 


A la hora de poner en juego una carta de unidad (sea unidad básica o un dios), esta se manifiesta en un mapa dividido en casillas y adquiere una forma física. Cada criatura cuenta con un índice de ataque y otro de vida, como en cualquier otro CCG, pero en Hand of the Gods pueden desplazarse por el tablero como si se tratasen de piezas de ajedrez. El objetivo final es acabar con el altar enemigo, una estructura con forma de obelisco situada en el extremo opuesto del tablero, mientras se defiende el altar propio.

Tras acabar el tutorial, se tiene acceso a cinco mazos pre-establecidos, cada uno de una facción diferente de entre las seis actualmente disponibles: mitología griega, mitología romana, mitología nórdica, mitología china, mitología egipcia y mitología maya. Que los mazos tengan como límite veinticinco cartas puede parecer un número escaso para jugadores veteranos de los CCG, pero en nuestra opinión es un número ideal para jugadores que se inician en el género. En cualquier caso, las partidas tienden a ser bastantes rápidas y, al menos en nuestra experiencia de juego, jamás llegamos a acabar el mazo durante una partida. Que las unidades se puedan desplazar por el tablero añade un componente estratégico muy interesante, aunque puede dar la impresión de que una vez que se tienen más unidades en mesa que el rival es difícil perder.

Pese a estar en beta, lo que da a entender que el desarrollo todavía no ha terminado, hay muchas opciones a la hora de configurar mazos. Además, es relativamente fácil hacerse con nuevas cartas adquiriendo monedas en el juego para comprar sobres. Y también es posible desencantar cartas sobrantes para conseguir polvo con el que luego crear nuevas cartas.

En cuanto a su aspecto gráfico, el juego es más que decente, sencillo, pero muy agradable visualmente y con excelentes animaciones. Los jugadores de SMITE reconocerán el estilo artístico.

 


Pero os preguntaréis, ¿qué hay de malo en Hand of the Gods? No es que se pueda decir que no nos guste el juego, sino que más bien no aporta nada particularmente innovador. Ya hay varios juegos que combinan el género CCG con los juegos clásicos de tablero y que llevan un tiempo en el mercado, como por ejemplo Duelyst, Krosmaga o Faeria (este sí que cuenta con un elemento de generación de terreno muy original). Lo único que Hand of the Gods tiene de especial es el trasfondo de SMITE y la presencia de multitud de mitologías. No obstante, el juego está muy bien hecho y no es nada difícil engancharse.

En definitiva, es un juego decente con el que nos lo hemos pasado muy bien, pero que no nos ha hecho olvidar esos otros títulos con los que se le puede comparar y que disponen de mecánicas más complejas. A priori Hand of the Gods aparenta ser bastante simple, buscando quizá atraer a los jugadores de SMITE a un género distinto, pero el tiempo dirá qué le depara el futuro.