Primeras impresiones de Game of Emperors

8   Valoración
Jugabilidad: 7/10
Graficos: 8/10
Rendimiento: 7/10

Gran apartado gráfico, muchos elementos, casual

Mecánicas poco claras en ocasiones, sin app para móviles

Por: Josep Puig

Este fin de semana hemos probado Game of Emperors, un juego gratuito para navegadores en el que los jugadores deben gestionar su propio imperio, ocuparse de sus habitantes y competir contra otros jugadores en el ranking. Se trata de una interpretación muy colorida de un tipo de juegos ya clásico, con unos gráficos excepcionales y una interfaz muy bien diseñada que desde el primer momento evidencian el esfuerzo y el tiempo dedicado al desarrollo del título.

Ofrece una amplia variedad de contenido, contando con los elementos básicos del género (recolección y gestión de recursos, investigación de tecnologías, construcción de edificios, ejércitos) y algunos añadidos, como espionaje, matrimonios y la posibilidad de crear una dinastía propia para que tu civilización se beneficie de una estirpe de líderes con enormes capacidades. Pero es necesario mencionar que, pese a contar con muchos elementos distintos, las mecánicas generales son bastante básicas, y que carece de excesiva diversidad a la hora de darle forma al imperio. La progresión en los árboles de tecnologías es más bien directa y depende de contar con determinados edificios y mejoras. En líneas generales, a los jugadores se les ofrecen dos tipos de tecnologías, militar y económica, y eso es todo con lo se puede jugar a la hora de determinar el enfoque de nuestra civilización. Pero no todo es tan simple como parece.

 

game-of-emperors-screenshots-1-copia_1 game-of-emperors-screenshots-5-copia_1


Tras completar el tutorial nos encontramos un poco perdidos. No es un tutorial demasiado extenso, y se limita a mostrar los conceptos más básicos del juego: cómo construir un edificio, cómo formar unidades, cómo lanzarse al combate, etc., pero una vez terminado, el número de pequeños detalles puede resultar algo confuso. Es probable que uno pueda incluso sentirse abrumado si no es jugador habitual de este tipo de juegos. Los habituales del género encontrarán muchas similitudes entre este y otros títulos, pero desde el punto de vista de alguien completamente novato, gran parte de la terminología o de las ventanas emergentes que aparecen suponen a veces demasiadas complicaciones.

Pero en líneas generales es juego “casual”, por lo que tras jugar un tiempo se vuelve más sencillo. Aunque los pequeños errores se pagan, ya que recolectar recursos conlleva bastante tiempo. Además, construir edificios, entrenar unidades e investigar tecnologías son tareas que sólo pueden hacerse de una en una, por lo que el proceso de aprendizaje es más bien lento. No tardamos demasiado en vernos “bloqueados” sin poder hacer nada por culpa de que las colas de tareas estaban al límite, las unidades estaban lesionadas o recuperándose y los recursos estaban agotados. No es un juego al que puedas ponerte y jugar durante horas.

 

game-of-emperors-screenshots-4-copia_1 game-of-emperors-screenshots-7-copia_1


Dada esta situación, normalmente se agrade que el juego sea para navegadores, ya que es posible comprobar el estado del imperio desde cualquier parte en tu dispositivo móvil, pero lamentablemente no está optimizado para móviles, por lo que la cantidad de ventanas emergentes y el rendimiento hacen casi imposible que pueda jugarse.

En cualquier caso, para formar parte de un género bastante saturado, Game of Emperors se defiende más que bien, estando a la altura de los mejores competidores. Aunque flaquee en algunos aspectos, en otros, destaca muy por encima. Y pese a que podría decirse que no es demasiado original, la falta de complejidad se compensa con la enorme variedad de elementos. No es un juego que venga a cambiar radicalmente el género, pero encantará a los asiduos de los juegos de estrategia y gestión de imperios. El juego llega de manos de una desarrolladora (Imperia Online) con mucha experiencia y que conoce a los usuarios, ya que su juego más popular compite directamente con Game of Emperors. Siendo así, sin duda es un juego a tener en cuenta.