Probamos la Alpha de Crossout

Crossout - Review thumpnail
Alpha   Valoración

Una cantidad de opciones de personalización que roza lo rídiculo, batallas brutales y rápidas, interesante sistema de progresión.

Los mapas se vuelven un poco repetitivos dada la corta duración de la batallas, a veces puedes morir realmente rápido y es casi imposible terminar una batalla sin daños. 


Crossout, el nuevo MMO post apocalíptico de batallas brutales entre vehículos, se encuentra actualmente en su fase alpha. Aprovechando que tenemos acceso al juego, hemos decidido darnos una vuelta por los desiertos post apocalípticos del juego y descubrir lo que ofrece este interesante juego.

Nada más entrar al juego lo primero que vemos es nuestro garaje, el edificio principal de nuestro campamento (hablaremos de los campamentos un poco más adelante), donde tendremos nuestro primer vehículo, un viejo camión con algunas ametralladoras soldadas a su armazón. Como es evidente decidimos crear y modificar nuestro vehículo, uno de los puntos fuertes del juego; cada vehículo tiene varios puntos de conexión donde podemos poner todo tipo de accesorios que a su vez podemos unir a otros componentes, aunque algunos componentes, como las ruedas, solo pueden unirse al chasis, lo cual tiene sentido. Otros componentes, como las placas de armadura o las armas pueden ponerse en prácticamente cualquier superficie de nuestro vehículo, lo que nos permite construir vehículos de lo más disparatados; el juego es esencialmente un lego post apocalíptico, en el que en lugar de construir edificios construimos letales vehículos de combate.

CO review JeR1 CO review JeR4

En el juego puedes conseguir cientos de piezas, ya sea completando misiones, construyéndolas o comprándoselas a otros jugadores; la cantidad de componentes disponibles permiten que podamos crear infinitas combinaciones a la hora de crear nuestros vehículos. Sin embargo tenemos ciertas limitaciones a la hora de construir nuestro vehículo, principalmente el TEC y los costes energéticos. Cada vehículo tiene un máximo de 310 de TEC (aunque hay modos de aumentar este límite) y cada componente tiene un coste de TEC por lo que no puedes superar ese límite a la hora de crear un vehículo. El chasis, las ruedas y las opciones estéticas tienen un coste TEC menor, aunque cuanto más avanzado sea más caro será, pero las armas, los tanques de gasolina, los generadores de energía y otros complementos son mucho más caros, por lo que tenemos que escogerlos con cuidado. La energía de nuestro vehículo depende de las baterías que le pongamos, y todos los componentes mecánicas que no sean el chasis o el blindaje, consumen energía del vehículo, por lo que los jugadores solo pueden poner los accesorios que su energía les permita (aunque los jugadores pueden poner más baterías o mejorarlas, aunque esto aumenta el peso del vehículo).

Al principio no tienes demasiados componentes, recursos y opciones, lo cual limita bastante lo que puedes crear, y ser creativo es algo complicado y a menudo puedes acabar creando monstruosidades no demasiado útiles. En nuestro caso hicimos un par de pruebas y acabamos creando un vehículo con 4 ruedas que no pintaba mal, el casi es que cuando lo probamos descubrimos que habíamos puesto demasiado peso en la parte trasera, lo cual provocaba que en las rampas el coche acabase yendo a dos ruedas para acabar por los suelos a los pocos segundos. En otro intento pusimos ruedas más grandes… pero no caímos en que era necesario que las ruedas pudiesen girar, por lo que acabamos teniendo un vehículo rápido y seguro… incapaz de tomar una curva. Aprender a crear vehículos puede ser un poco difícil al principio, aunque innegablemente es muy divertido.

crossount interview JeR6 crossount interview JeR3

En nuestro campamento tenemos varios edificios distintos, como un mercado, una zona residencial, un garaje y un taller mecánico, que podemos mejorar usando chatarra, la moneda estándar del juego, que se usa prácticamente para todo. Al mejorar estos edificios consigues distintas mejoras, como poder contratar a más mecánicos, incrementar el TEC máximo de tus vehículos, o conseguir acceso a más misiones donde conseguir componentes. Es un sistema muy simple y divertido que te permite crear todo lo que quieras, guardarlo y usarlo cuando más te convenga.

Cuando terminamos de crear un vehículo que funcionase bien (hubo unos cuantos intentos) nos dirigimos al campo de batalla. Las partidas son Deathmatches por equipos en los que tienes que capturar la base enemiga posicionando tu vehículo en un área determinada, o sencillamente destruyendo a todos los vehículos del equipo contrario. Las batallas son brutales, y cada componente que pones en tu vehículo puede ser aplastado o volado por los aires, por lo que puedes acabar una batalla literalmente en un chasis sin ruedas que podrá seguir disparando a sus enemigos hasta que destruyan tu cabina. Si tu coche es puesto poca abajo o girado quedará inmovilizado, hasta que un compañero te ayude a girarte.

Las batallas son rápidas y divertidas, aunque a veces muy cortas. Al principio esto es debido a que los vehículos casi no tienen blindaje y es posible destruirlos con un par de disparos bien hechos, lo que puede provocar que nada más comenzar una partida vueles por los aires y tengas que esperar un par de minutos a que termine. A medida que progresas por el juego consigues más accesorios que te permiten construirte vehículos más resistentes, más duros y más letales y que en resumen, hacen el juego más interesante. Sin embargo un punto negativo, es que pese a que los mapas son bastante grandes, hay pocos de ellos, y dada la corta duración de las partidas, al final acaba dando la sensación de que le falta variedad, por lo que puede acabar resultando aburrido.

CO review JeR2 CO review JeR3