Primeras impresiones de Triad Wars

Triad Wars - Review Thumpnail
TBD   Valoración

Muy entretenido, gráficos geniales y mucha acción

Los controles pueden resultar tediosos, falta de contenido mulitjugador

 

Este fin de semana hemos tenido la oportunidad de probar Triad Wars, el Nuevo juego de United Front Games y Square-Enix basado en el popular Sleeping Dogs. Al contrario que en este último, donde el jugador asumía la identidad de un policía infiltrado en una tríada de Hong Kong, en Triad Wars los jugadores abandonan el lado de los “buenos” y se pasan al contrario. El objetivo, como miembros de una triada, es formar su propia banda y acabar con sus rivales en el proceso.

El juego es un sandbox de acción donde uno puede explorar áreas inmensas de la Hong Kong, dar palizas o matar a peatones inocentes, robar coches y todas esas cosas que a todos nos encantan. Puede incluso disfrutarse como si se tratase de un juego para un solo jugador. El objetivo del juego es crear y desarrollar tu propia triada, compitiendo con otros jugadores, acumulando recursos y armando a tu banda, preparándote para enfrentarte a tus enemigos cuando sea oportuno.

 

Triad Wars shot (8) Triad Wars shot (7) Triad Wars shot (6) Triad Wars shot (5)


Es en este aspecto, el del enfrentamiento con otras bandas, donde el juego adquiere su matiz de acción. Controlamos a nuestro personaje en un mundo abierto en el que, abriendo el mapa, podemos encontrar territorios enemigos y atacarlos en raid. En una raid los jugadores acceden al territorio de una triada rival y deben luchar contra miembros de la banda (NPCs) que tratan de defender la zona mientras son saqueados. Hay un tiempo límite para conseguir todo lo que sea posible antes de escapar y que la policía haga su aparición en escena. El objetivo final de una raid es llegar hasta la casa principal y derrotar al “jefe” enemigo, un NPC con las mismas habilidades y talentos que el jugador que lo controla.

Existe una manera de tener más tiempo en una raid en territorio rival, completar operaciones previas, pequeñas misiones aleatorias en las que uno debe seguir a NPCs de la banda rival e impedir que lleven a cabo sus negocios, molestarlos. La idea es que, haciendo esto, atraemos la atención de la policía, por lo que después tenemos más tiempo disponible cuando atacamos el territorio de la triada rival.

En un principio, las raid no son muy difíciles. Los NPCs son relativamente fáciles de matar y el jefe, aunque cuente con las mismas habilidades que el jugador que controla el territorio, no tiene los mismos reflejos ni la misma capacidad de acción que podría tener un jugador. En cualquier caso, el combate es bastante divertido. Se sirve de combos y los jugadores pueden interactuar con el entorno cuando se enzarzan con un enemigo; tirarlo en un cubo de basura, abrirle la cabeza contra una ventana, empujarle contra unas cajas, de todo. El combate es muy visual y entretenido.

Las habilidades de un jugador, su fuerza, velocidad y una variedad de otras características se basan en los puntos que uno gasta mientras sube de nivel (y en consecuencia también el NPC que está al cargo de nuestro territorio cuando somos atacados).

Los puntos también se pueden gastar en mejorar los miembros de nuestra banda, los NPCs que protegen nuestro territorio, un elemento más bien pasivo del juego que los jugadores controlan pero que no llegan a estar activamente involucrados.

Además de esto, los jugadores también invertir sus puntos en llevar a cabo distintos negocios para conseguir dinero: garitos de apuestas, venta de bienes robados y otras actividades criminales habituales. Estos se pueden mejorar por separado para obtener más dinero. La única restricción es el nivel de nuestra zona. Lo ideal es encontrar el equilibrio entre una buena defensa de nuestro territorio, una buena cadena de negocios y las habilidades propias para mejorar nuestro poder para que el “jefe” de nuestro territorio sea capaz de batir a los atacantes.

Básicamente el juego se reduce a lo comentado. ¿Nuestra opinión? El juego es sin duda divertido. Ese componente de maldad que todos tenemos y que nos hace disfrutar (en videojuegos, claro está… No es plan de hacerlo en la vida real, aunque haya ocasiones en las que nos apetezca…) cuando estampamos la cabeza de un tipo cualquiera contra una mesa está presente en Triad Wars. El combate es muy emocionante y entretenido, rápido y activo. Hay que esquivar, moverse, saltar sobre obstáculos, esconderse. Es todo muy épico, de película: puedes encontrarte siendo perseguido por motos y furgonetas, esquivando el tráfico y devolviendo las balas asomado desde la ventana de tu vehículo.

 

Triad Wars shot (4) Triad Wars shot (3) Triad Wars shot (2) Triad Wars shot (1)


Que sea un sandbox es un aliciente fantástico. Para ir de un punto A a un punto B no necesariamente tienes que seguir el camino definido, sino que puedes dar vueltas y entretenerte con lo que quieras. En una misión teníamos que llegar hasta un punto donde la banda rival estaba trapicheando antes de que se acabase el tiempo, así que pisamos el acelerador para llegar a tiempo y de pronto un coche patrulla nos perseguía, por lo que tuvimos que alejarnos para despistarlo y poder cumplir el objetivo original.

En Triad Wars la policía no es moco de pavo, son implacables e incansables. A no ser que dispongas de un coche deportivo o una moto es difícil quitártelos de encima. Y el tráfico de la ciudad no pone las cosas nada fáciles. Utilizar un vehículo lento y cometer un delito no es una buena idea, ya que la policía empezará a atosigarte y los refuerzos llegarán en cero coma, envistiendo tu triste coche hasta que te atrapan. En una ocasión nos perseguían tantos coches de policía que no nos quedó otra que desviarnos hacia el muelle y saltar al agua. Afortunadamente pudimos robar un barco y cruzar el río hasta otra parte de la ciudad.

Si te atrapa la policía, pierdes “face”, lo que se gana cuando llevas a cabo misiones y raids, los puntos que sirven para incrementar tu nivel. Al momento apareces a las puertas de la comisaría sin vehículo ni equipo. Pero por fortuna siempre hay un coche de policía disponible y sin cerrar en el aparcamiento.

Si te matan (la policía puede hacerlo a tiros, puedes caerte de la moto cuando vas a toda velocidad, puedes estrellarte…), entonces apareces en el hospital. En nuestra primera visita al hospital tuvimos la gran idea de placar a una enfermera (porque sí, se nos cruzó el cable) sin darnos cuenta de que había un policía en la puerta. Hay que tener cuidado si uno no quiere terminar en la cárcel.

El juego es MUY divertido, aunque no está tan pulido ni cuenta con todas las opciones de un GTA (Triad Wars es quizá demasiado fácil en comparación) y los controles son en ocasiones raros, con ángulos de cámara imposibles. Los elementos estratégicos cobran una gran importancia y te llevan a tener que pensar muy bien en qué gastar tus puntos.

Si hay algo que podríamos criticar es que está, posiblemente, demasiado enfocado a que uno juegue solo. Se ha hablado de que en el futuro habrá triadas/grupos/X con otros jugadores, pero no sabemos cuándo. Ahora mismo carece de ese elemento MMO; la opción multijugador es inexistente. Pero lo cierto es que aún está en beta cerrada. Hay algunos problemas con la conexión y la estabilidad, pero seguro que esto se soluciona antes del lanzamiento. Os garantizamos que el juego es divertido.