Primeras impresiones de Thundercall

Thundercall - Review thumpnail
5.5   Valoración
Gameplay: 4/10
Graficos: 6/10
Sonidos: 7/10

Gráficos de fondo decentes, buena banda sonora, casual

Repetitivo, poco innovador, pobre sistema de PvP

Esta semana hemos jugado a Thundercall, el nuevo RPG de R2Games, un título gratuito para navegadores de Internet en el que los jugadores deben centrarse en hacer fuerte a su héroe aumentando su BR a través de misiones y otras actividades. En esencia es el mismo tipo de juego que ya hemos visto publicado por R2Games, un patrón asiático con combate automatizado, BR (Battle Rating), energía, mejoras de equipo y demás. Su trasfondo histórico nos lleva a un mundo invadido por demonios en el que unimos a los dioses para derrotar así a las fuerzas del mal.

Lo primero que advertimos que era distinto a otros RPGs es el que juego no cuenta con las tres clases tradicionales. En su lugar sólo hay dos opciones (sin posibilidad de escoger el sexo): un guerrero y una maga. A través de estrellas, el juego nos indica su capacidad de ataque, defensa y la dificultad de control, y esto fue lo que nos hizo decantarnos por la maga, que aparentemente es más compleja. Aunque más tarde veríamos que tampoco es que fuese realmente difícil de utilizar.

Tan pronto como uno se adentra en el juego advierte la enorme cantidad de jugadores que pueblan el mundo. La zona inicial, un hub clásico donde coger misiones, siempre está a rebosar y lamentablemente hay pocos elementos que diferencian unos jugadores de otros. No hay ningún tipo de personalización de apariencia, por lo que todo lo que se ven son clones.

 

Thundercall screenshots 3 copia_1Thundercall screenshots 5 copia_1


Pinchando sobre los objetos de las misiones en el log de misiones se activa la auto-ruta, que nos lleva al NPC objetivo o a la zona instanciada donde se lleva a cabo la misión y se lucha con los monstruos y el jefe final en una serie de fases encadenadas.

El diseño de los escenarios, como suele ocurrir con todos los juegos de R2Games, tienen un acabado estupendo. Las pantallas y los fondos están muy bien diseñados, pero los personajes, los monstruos y las animaciones carecen de brillo y pueden parecer un poco anticuados en comparación. De la misma forma, la banda sonora es excepcional y se adapta con maestría a cada situación, pero los efectos de sonido son terriblemente repetitivos. Hay algunos, incluso, que dan la impresión de tener muy poca calidad, como los gruñidos de los monstruos.

Esto es precisamente lo que más nos molesta del juego. Dentro del mismo apartado puedes encontrarte con algo realmente bien hecho y con otra cosa no tan bien desarrollada. El combate es el ejemplo perfecto.

El combate ofrece un sistema basado en habilidades que se utilizan desde la barra de acción con las que podemos controlar a nuestro personaje en las zonas de misiones. Colocando el cursor del ratón allí donde queremos lanzar un hechizo y pulsando la techa oportuna, la habilidad se ejecuta. El problema en este apartado es que es demasiado sencillo. Puede que a nivel alto no lo sea tanto, pero subir a nivel 30 es un auténtico paseo por el parque. Es posible hacer que todos los monstruos de la zona te sigan y matarlos a al mismo tiempo. También cabe destacar la existencia del modo AFK (solo para VIPs) donde es el juego el que controla a tu personaje y se encarga de completar misiones y matar enemigos).

 

Thundercall screenshots 6 copia_1Thundercall screenshots 7 copia_1


Lo que más interesaba probar era la arena, que se desbloquea a nivel 30, pero lamentablemente nos topamos con un sistema automatizado AFK que ni siquiera nos permitía utilizar habilidades ni movernos. El personaje aparece en la arena junto al personaje de otro jugador y comienzan a pelear. Nada divertido.

Combatiendo y completando misiones se consiguen materiales, runas y joyas que pueden utilizarse para mejorar la armadura de una forma u otra. También es posible mejorar mascotas y monturas (que sirven de igual modo para aumentar el BR).

Thundercall aún está lejos de equipararse a otros títulos del género. Carece de innovación y elementos que lo hagan sobresalir del montón, y aunque está bien desarrollado y han hecho un buen trabajo cogiendo elementos de otros juegos e instaurándolos, no hay nada que vaya a hacerte recordar el juego pasado un tiempo. Lo más interesante es su combate, pero la opción AFK lo hace demasiado fácil. Y el PvP como tal es como si no existiera.