Primeras impresiones de Chronicle: RuneScape Legends

Chronicle RuneScape legends - Review thumpnail
Beta   Valoración

Estilo de juego innovador, entretenido y muy estratégico

Animaciones pobres, un poco limitado

Jagex Games Studio, desarrolladores del popular MMORPG RuneScape, han lanzado en beta abierta un título gratuito de cartas: Chronicle: RuneScape Legends, un juego que transporta el mundo del RuneScape a un plano completamente distinto. Sin saber mucho del juego, aparte de que es un juego de cartas con mecánicas diferentes a lo visto el género, nos aventuramos a probar para ver qué nos había preparado Jagex.

Lo primero con lo que uno se topa es una animación que presenta el escenario en el que se combate: el tablero. Se trata de un tablero en 3D en el que podemos ver a nuestro oponente al otro lado de la mesa, algo muy interesante e inmersivo que dota al juego de un componente muy realista y que nos hace recordar aquellas partidas a juegos de mesa con nuestros amigos.

Tras unos pocos minutos de juego, lo que se viene a la mente es que los gráficos, las cartas y la interfaz recuerdan mucho a Hearthstone; algo que dudamos sea pura casualidad. El título de Blizzard se ha convertido en uno de los grandes del género y ha servido de inspiración a muchos otros títulos. Sin embargo, las similitudes con el famoso juego del mundo de Warcraft terminan ahí. Chronicle: RuneScape Legends ofrece con un estilo muy fresco e innovador para el género de CCG.

El juego no se parece en nada a lo que hayamos jugado antes, aunque desgraciadamente el tutorial es un poco confuso y al principio cuesta hacerse con las mecánicas. Esencialmente, una vez que tenemos nuestro mazo, durante la partida se sacan cartas y se colocan en una de las cuatro posiciones disponibles en un camino sobre el que los héroes se desplazan. Cada jugador tiene un héroe y éste se enfrenta a las cartas que disponemos sobre el tablero. Según el tipo de carta (criatura o apoyo), el héroe conseguirá determinadas cosas, como puntos de armadura adicional, armas o monedas de oro.

 

Chronicle RuneScape Legends screenshots (4) copia_1Chronicle RuneScape Legends screenshots (6) copia_1


Hay dos tipos de cartas: cartas de criatura y cartas de apoyo. Las criaturas tienen puntos de vida y ataque, y las cartas de apoyo tienen un coste de monedas de oro que debe alcanzarse para poder “derrotarlas”.

En el tutorial se aprende como colocar cartas en el tablero, pero no sabemos muy bien por qué, algunas de estas cartas se volvieron grises y no podíamos continuar. Probamos en otro orden, pero el resultado era el mismo. Tras unos cuantos intentos nos dimos cuenta de que el problema era el coste de monedas de las cartas de apoyo. Al comenzar no se tiene ninguna, por lo que es necesario poner en juego primero cartas de criatura que dejan tras su muerte varias monedas de oro con las que, después, usar cartas de apoyo. Aunque estuviese mal explicado, se trata de una mecánica muy interesante y estratégica que te hace pensar qué cartas jugar.

Las partidas se dividen en cinco fases, cada una correspondiente a una parte del mapa, con cuatro cartas a las que nuestro héroe debe enfrentarse para hacerse más poderoso y, al mismo tiempo, ralentizar el avance del héroe enemigo. Ciertas cartas tienen un efecto al ser derrotadas que reducen los puntos de vida del rival o permiten robar monedas de oro, por ejemplo. Luchando se consiguen armas, buffs y armaduras que nos permiten enfrentarnos a cartas más poderosas o causar mayores perjuicios al rival. La manera de ganar es reducir los puntos de vida del enemigo a cero, y si no se consigue, hay una última fase en la que los dos héroes se enfrentan en combate singular.

Hay distintos modos de juego: duelos casuales 1 contra 1 en los que se utiliza el mazo básico para la clase escogida (hay cinco clases, cada una con su estilo propio), partidas ranked y mazmorras al más puro estilo RPG.

Una vez que nos hicimos con las mecánicas, disfrutamos mucho del sistema. En cuanto comprendes la importancia de mantener el equilibrio entre mejorar tu héroe y dañar al rival, Chronicle adquiere una dimensión estratégica increíble.
Pasado el tutorial, nos aventuramos en el juego “de verdad” y la experiencia fue muy gratificante. En una de las partidas nos lo pasamos especialmente bien. Para empezar, sacamos una criatura dragón con muchos puntos de vida y ataque que, al morir haría diez puntos de daño al enemigo. A continuación, la suerte nos acompañó y sacamos una carta de apoyo que, tras ser sobrepasada, reduciría el ataque de la siguiente criatura en cuatro puntos y otra que reduciría la vida. Parecía una buena idea ponerlas delante del dragón y así lo hicimos; pero con lo que no contamos fue con que el enemigo jugaría una carta que nos robaría monedas, por lo que al llegar a nuestras cartas de apoyo no pudimos activarlas y nos vimos obligados a luchar contra el dragón con todo su potencial. Obviamente destrozó a nuestro héroe. Esto nos hizo darnos cuenta de lo importante que es la estrategia en el juego.

 

Chronicle RuneScape Legends screenshots (10) copia_1Chronicle RuneScape Legends screenshots (13) copia_1


Aunque sin duda perdimos más partidas de las que ganamos, lo pasamos en grande. Todo se reduce a tratar de anticiparte a la jugada del rival.

Es posible construir tu propio mazo, tanto para las partidas 1v1 como para el modo mazmorra, en el que se lucha en 12 diferentes batallas para tratar de conseguir recompensas en función del punto al que se llegue (algo así como el modo Arena en Hearthstone).

En general, disfrutamos mucho del juego. Se trata de un título de cartas radicalmente distinto a otros juegos del género. Los gráficos, quizá, no son maravillosos, y el escenario 3D podría estar mejor definido, al igual que las criaturas. En ocasiones las imágenes de los monstruos parecían versiones escaladas de la original. Puede que el punto más débil del juego sean las animaciones del héroe, excesivamente acartonadas y minimalistas, lo que es una pena dado el esfuerzo que se aprecia en otros aspectos del juego.

Con más cartas y clases, el juego sin duda apunta maneras para ser un título a tener muy en cuenta en el género de cartas. Tiene la mezcla perfecta de estrategia y sencillez.