Hoy analizamos el MMO de navegador Rising Cities

rising thump
6   Valoración
Graficos: 6/10
Juego: 6/10
Sonido: 6/10

No requiere de mucho tiempo | Bello estilo gráfico | Para jugadores casuales

Demasiado similar a otros juegos de gestión/construcción | No puedes rotar tus edificios

Por: Josep Puig

Nuestro equipo ha analizado Rising Cities, el juego de navegador publicado por Bigpoint. El juego es un MMO de construcción de ciudades/gestión gratuito accesible desde tu navegador y Facebook. Echemosle un vistazo.

Para probarlos nos registramos a traves de Facebook, cosa que nos tomo muy poco tiempos, y no mas de un par de clics. En cuestión de segundos, habras empezado el juego, donde podrás empezar una nueva vida, cómo el alcalde de una ciudad con pocos habitantes, pocos recursos y unas calles vacias. Tu tarea será transformar el pequeño pueblucho en una rica y exitosa ciudad.

Rising Cities review JeR1


PRIMERO PASOS

Empezamos completando las primeras misiones tutoriales que nos enseñan como usar las características básicas del juego. Continuando en el juego, las misiones no paran de aparecer, dándonos consejos de que es lo mejor para hacer para continuar avanzando por el juego y explorando los elementos mas avanzados, con los que satisfacer las necesidades de tus habitantes. Lo malo es que a excepción de algún consejo útil, realmente no necesitamos ninguna guía o tutorial para el juego, ya que sus mecánicas son como las de cualquier juego de construcción de ciudades/granjas/reinos que pululan por Facebook; elije un edificio, elije donde ponerlo, espera el tiempo de construcción, y una vez construido producirá algún recurso o dinero y experiencia. El juego cuenta con interesantes aspectos estratégicos que hay que tener en mente, como elegir el tipo de inquilino para cada casa, conectar todos los edificios con calles, o posicionar edificios especiales para que proporcionen el máximo beneficio. Puedes elegir el tipo de ciudadano para cada hogar: los capitalistas por ejemplo, traen dinero, mientras que los trabajadores dan mano de obra.

Rising Cities review JeR4


EL JUEGO

No hay mucho que decir acerca del estilo de juego de Rising Cities, tanto bueno como malo. Es un juego de construcción/gestión clásico, cosa que podrá ser positiva para unos jugadores y negativo para otros. Es positivo, ya que si has jugado a juegos similares, te sentirás en casa, ya que el juego cuenta con la sencilla pero efectiva formula de “consigue recursos>construye edificios>recoge beneficios>repetir” y si te gustan este tipo de juegos, los disfrutarás. Al mismo tiempo la parte negative, es que básicamente no hay innovación, y ofrece una experiencia de juego muy similar a muchos otros juegos de navegador similares. Siendo sinceros, el juego intenta entretenerte con sus mecánicas y características especiales, como las necesidades que hemos mencionado antes, o el hecho de que los edificios tienen que estar conectados a la ciudad con calles, o la presencia de terrenos especiales en los que solo puedes construir un determinado tipo de edificios. También tendrás que tener presente el equilibrio del consumo de energía y la felicidad de los habitantes de tu ciudad. Pero lamentablemente estos elementos no son suficientes para hacer que el juego destaque. Otro detalle que no nos gusto, fue el hecho de que, aunque puedes poner los edificios donde tu quieras y cambiar su tamaño a tu antojo, no puedes rotar los edificios, y aunque esto no rompe el juego, es una carencia algo rara considerando que es un juego de construcción, y a los jugadores que aprecien la personalización por encima de todo, les resultará decepcionante.

Rising Cities review JeR3


GRAFICOS

El juego cuenta con unos graficos 2D bellos y coloridos, y cuenta con un estilo artístico que esta a medio camino de ser realista y cartoon, que encaja perfectamente con su estilo visual. Hay varios tipos de edificios, los suficientes para que puedas construir una ciudad interesante. El juego también cuenta algunas animaciones, simples pero detalladas, tanto para la aparición de recursos y de edificios de tu ciudad. La verdad es que es un placer ver como tu ciudad crece y se llena de vida, ocupada cada vez con mas habitantes, que caminan por las calles y conducen sus coches de acá para allá.

La interfaz de usuario es simple pero efectiva, y es sencilla de aprender. Podrás acceder a todos los menus con un par de clics.

CONCLUSIÓN

Rising Cities es un juego de navegador casual, que te ofrece las mecanicas de juego que hicieron popular a juegos como Farmville, y que da a los jugadores la oportunidad de construir una ciudad. El juego está mayormente orientado a los jugadores casual, y progresarás sin demasiada dificultad con tan solo clicar unas pocas veces al dia. Lo malo es que el juego casi no innova en nada, por lo que si esperas algo nuevo e interesante te sentirás decepcionado. Pero si buscas un juego con el que entretenerte, y te gusta la idea de ponerte al mando de tu propia ciudad, deberías darle una oportunidad.

Por: Josep Puig

Rising Cities review JeR2