Analizamos Sword Saga

Sword Saga - Review - Thumpnail
5   Valoración
Gráficos: 5/10
Sonido: 5/10
Mecánicas: 4/10

Los gráficos y el diseño de los personajes están bastante bien, y la banda sonora no está mal.

Diálogos horrendos y traducción pobre. Es un clon más de los títulos de R2 Games.


Hoy os traemos nuestro análisis de Sword Saga, un nuevo MMORPG free-to-play para navegador de R2 Games, en el que de nuevo nos invitan a explorar un reino de fantasía lleno de monstruos malignos y seres mágicos.

Y cómo es de esperar Sword Saga comparte muchas de los sistemas y mecánicas que podemos ver en los demás MMORPGs que R2 Games ha publicado anteriormente.

Sword saga - news

Como ya es habitual en los títulos de R2 Games, nada más entrar al juego tenemos que elegir entre tres clases distintas, Mago, Guerrero y Tirador, de los que lo único que podemos escoger es su nombre y su sexo.

Tras escoger una de las clases, el juego nos recibe con una escena introductoria narrada por unos párrafos de texto que no ponen al día de lo que está sucediendo en el mundo del juego… o al menos eso parece la idea, ya que resulta casi imposible leer lo que pone ya que los textos van pasando demasiado rápido, por lo que tras unos instantes en los que vemos párrafos de texto pasando velozmente ante nuestros ojos, nos damos cuenta lo ridícula que esta introducción al juego.

Una vez terminada la introducción, el juego no nos recibe mucho mejor, pues tenemos que soportar una tiempos de carga bastante exagerados, en los que vemos que el juego va cargándose poco a poco, por lo que van apareciendo personajes de la nada, los fondos toman forma y dejan de ser meros pixeles y las texturas empiezan a cubrirlo todo. Realmente surreal, hacia mucho que el comienzo de un análisis no era tan malo, pero aun así seguimos adelante, quizá el juego nos guarde alguna sorpresa…

Una vez que las texturas y los PNJs ya son visibles podemos ver que el aspecto gráfico no es nada malo, lo cual resulta algo sorprendente vista la calidad de los juegos de este tipo. Lo malo es que pese a la calidad de los entornos y los modelos, vemos que estos se reciclan constantemente. Por mencionar un detalle, cuando estamos en combate el fondo de las batallas va variando dependiendo de donde estemos combatiendo, pero ocurre que el fondo de una cueva y el fondo de una ciudad amurallada es el mismo, lo cual da la impresión de que los desarrolladores han sido algo perezosos, y en lugar de crear una mayor variedad de entornos, modelos y fondos han preferido reutilizarlos. Como os podéis imaginar esto no ayuda a mejorar nuestra impresión del juego.

El combate, los sistemas de juego y las mecánicas de juego son las estándar de los títulos de R2 Games, y honestamente el juego podría ser tranquilamente un clon de alguno de sus predecesores, ya que es prácticamente igual, con las mismas mecánicas de subida de niveles, automatismos, compañeros, Battle Rating, regalos constantes, etc. En resumen, nada nuevo.



Y ahora hablaremos del peor aspecto del juego… ¿creíais que ya lo habíamos hecho? Pues os equivocabais. Y es que estamos hablando de los diálogos y las traducciones, un aspecto de vital importancia cuando un juego es llevado del mercado asiático al occidental con la intención de atraer jugadores. Pero en este juego incluso algo tan básico como esto falla, las traducciones son horribles, y los textos a veces resultan amalgamas de palabras sin demasiado sentido, o chascarrillos sin demasiada gracia. Resulta evidente que el cuidado puesto en este aspecto ha sido nulo o muy pequeño. También es cierto que en estos juegos la mayor parte de los jugadores no leerá los textos, y sencillamente le irá dando a “next” para dedicarse a subir de nivel a sus personajes. Aún así, esto no es excusa para descuidar un aspecto tan vital de un juego.

La progresión de nuestros personajes dentro del juego es bastante estándar, completas misiones por diferentes poblados y ciudades, reclutas a compañeros y mercenarios para que luchen a tu lado, mientras descubres los entresijos que hay detrás de una historia semi decente; aunque esto último solo sería posible que si solucionasen el tema de la velocidad de los textos y que la gramática fuese correcta.

Sinceramente el juego no ofrece nada distinto al resto de juegos publicado por R2 Games, y lo único que cambia es la historia y el trasfondo, cosa que en Sword Saga además falla de forma estrepitosa debido a los textos mal traducidos y a las conversaciones sin sentido entre los personajes. En conclusión el juego nos deja una primera impresión bastante nefasta, incluso para ser un título de R2 Games.

Sword saga review JeR3 Sword saga review JeR4 Sword saga review JeR1 Sword saga review JeR2