Analizamos Rising Cities

Rising Cities - Review - Thumpnail
5.5   Valoración
Gráficos: 6/10
Mecánicas: 6/10
Sonido: 5/10

Aspecto cuidado y entrañable, casual, sus mecánicas se controlan rápidamente.

Innova muy poco, no cuenta con ninguna característica de juego especialmente novedosa.


Hoy os traemos nuestro análisis de Rising Cities, un MMO gratuito para navegador desarrollado por Bigpoint, en el que tendremos que dirigir, gestionar, construir y hacer medrar nuestra pequeña ciudad hasta convertirla en una impresionante metrópolis, todo esto con un estilo de juego sencillo y casual, que permitirá que juguemos a ratos o en sesiones largas por igual.

Rising Cities - news

Para entrar al juego lo único que tienes que hacer es registrarte en la página oficial del juego, ¡y voila! ya puedes jugar a Rising Cities desde el navegador que prefieras.

Los jugadores comienzan su aventura controlando un ayuntamiento, unos terrenos vacíos y unas pocas casas habitadas, que inicialmente son nuestra única fuente de ingresos (ya que por supuesto los ciudadanos te pagan a ti sus impuestos). No hace falta avanzar demasiado por el juego para ver cuáles son las mecánicas del juego para progresar, una combinación de gestión de recursos y tiempo, ya que todas las acciones que hagas dentro del juego se completarán pasado un tiempo. Así que tu tarea como alcalde es clara, producir un flujo constante de recursos, construir casas para que los habitantes de tu ciudad paguen impuestos, asegurarte de que tienes la energía necesaria para mantenerlo todo en funcionamiento, y por supuesto mantener a tus ciudadanos contentos. Sin consigues hacer todo esto, tendrás lo necesario para convertir tu pueblucho en una enorme metrópolis.

Rising cities análisis JeR4 Rising cities análisis JeR3

A medida que vamos avanzando por el juego iremos recibiendo distintas misiones que nos mostrarán el funcionamiento de las distintas mecánicas de juego y de los diferentes menús a nuestro alcance, que además nos recompensarán con dinero, experiencia y recursos cuando las completemos. El juego tiene las mismas mecánicas que la mayoría de juegos del género, por lo que si los jugadores han probado cualquier MMO similar, descubrirán su funcionamiento en unos pocos minutos. También tenemos que admitir, que en caso de que no hayas jugado a este tipo de juegos, las ayudas y guías que hay, no se hacen nada pesadas y cumplen a la perfección su misión. Las misiones que iremos recibiendo, nos instarán a construir ciertos edificios, recaudar impuestos, a aumentar la cantidad de ciudadanos de nuestra ciudad, lo que también va haciendo que nos acerquemos poco a poco a nuestro objetivo de dirigir una gran ciudad. Algo vital para el progreso de nuestra ciudad es la construcción de edificios de producción, que nos proporcionan un flujo constante de recursos, necesarios para construir prácticamente cualquier cosa del juego; además no solo es importante construirlos, también tenemos que mejorarlos para aumentar su eficiencia, para que de este modo proporcionen más recursos en menos tiempo.

Rising cities análisis JeR1

Otra característica del juego, es que para construir edificios primero tenemos que tener permisos, que iremos agotando a medida que vayamos construyendo edificios, aunque por suerte cada tipo de edificio tiene un permiso distinto; aun así, a medida que tengas edificios de un mismo tipo, será más difícil conseguir estos permisos. En este punto presentamos la moneda Premium de pago del juego, el Metromoney, que no solo sirve para acelerar los tiempos de construcción, o para comprar recursos, sino que además servirá para conseguir permisos de construcción sin que tengamos que perder tiempo, lo cual facilita mucho la vida de los jugadores dentro del juego.

Rising Cities tiene un sistema de progreso muy simple, has de construir para subir de nivel y desbloquear nuevos edificios y opciones de juego, y de este modo construir y mejorar nuevos edificios y… así una y otra vez. En el juego también tenemos otros elementos, como decoraciones que sirven para mantener a la población contenta, chats que nos permiten hablar con otros jugadores e incluso un mercado donde podemos comprar y vender recursos a otros jugadores.

Rising cities análisis JeR7 Rising cities análisis JeR6

CONCLUSIÓN

Gráficamente el juego cumple, con una estética bonita y limpia, y sus mecánicas, pese a que son simples, funcionan bien; donde falla el juego es en no ofrecer ninguna novedad, lo cual en un género tan explotado como el de los MMOs de gestión puede ser un error fatal. En conclusión, si este juego hubiese salido al mercado hace un par de años podría hacer sido un gran éxito, ahora mismo, no es un mal juego, pero hay muchos títulos similares e incluso mejores en el mercado.

Rising cities análisis JeR2 Rising cities análisis JeR5