Analizamos la beta abierta de StormThrone

Stormthrone - Review - thumpnail
TBD   Valoración

Son gráficos son bastante decentes y la banda sonora no está mal.

Misiones tediosas, lineales y repetitivas, mismos contenidos, sistemas y formato que el resto de títulos de R2.


R2 Games acaba de comenzar la beta abierta de su nuevo RPG, Stormthrone: Aeos Rising, así que le hemos dedicado algo de tiempo para de este modo descubrir que ofrece este título. R2 Games es una empresa que publica RPGs muy similares, hasta el punto que la mayoría de ellos usan las mismas funciones y mecánicas; por ello estábamos muy interesados en descubrir si Stormthrone es un RPG por derecho propio o sencillamente otro clon con un aspecto algo distinto (spoiler: a nuestro pesar, no se diferencia demasiado de sus predecesores…).http://www.juegaenred.com/mmo-review/analizamos-la-beta-abierta-de-stormthrone

Al entrar al juego, lo primero que llama la atención es que podemos escoger entre seis clases distintas, lo cual es una mejora respecto a la eterna trinidad de Guerrero tanque, Mago lanza hechizos y Arquero centrado en hacer daño desde lejos tan habitual en los juegos de R2 Games. En el juego podemos escoger ser Guerrero, Paladín, Pícaro, Cazador, Mago y Sacerdote. En este punto, tras ver las clases, y movernos un poco por el juego nos damos cuenta de que el juego está fuertemente inspirado en World of Warcraft, ¿Por qué afirmamos esto? Sencillo, muchos de los PNJs, enemigos y personajes parecen sacados del WoW, desde Elfos de Sangre, Worgens y Kobolds (con nombres distintos) están presentes en el juego, lo hace que muchas cosas del juego nos resulten familiares. El juego también cuenta con un apartado artístico bastante bien detallado y bonito, y tanto los escenarios los seres que los habitan están hechos con bastante atención al detalle.

Stormthrone review JeR4 Stormthrone review JeR3

¿Qué hemos encontrado que sea más de lo mismo? El juego cuenta con el sistema de Autopath, el Battle Rating (un valor numérico que determina cuán poderoso eres), docenas de iconos parpadeantes que te invitan a conseguir todo tipo de recompensas, y una interfaz bastante estándar que no sale de lo que esperábamos. Los sistemas de juego se van desbloqueando a media que vas subiendo de nivel, pudiendo conseguir mascotas, monturas o sistemas que nos permiten potenciar nuestras piezas de equipo (todos ellos existentes en el resto de juego de R2 Games, por lo que no se han devanado mucho los sesos) todos ellos orientados a aumentar el Battle Rating de nuestros personajes.

Lo que es un respiro de aire fresco es que el juego no es el típico RPG de construcción de escuadrones con batallas instanciadas, lo cual honestamente agradecemos, ya que personalmente nos resulta aburrido; el juego cuenta con un sistema de combates de acción en el que controlamos a nuestros personajes, que además poseen varias habilidades que pueden usar en combate. Estas habilidades pueden mejorar con libros de habilidades, y podemos mejorar los atributos y potenciar las habilidades de nuestros personajes usando los puntos de talento que conseguimos al subir de nivel. Como magos, éramos un personaje centrado en hacer daño desde lejos con hechizos de hielo, como ventiscas o esquirlas heladas, que además posee hechizos de control como polimorfía que transforma a nuestro enemigos en ovejas, aunque realmente no llegamos a necesitar usarlo.

Stormthrone review JeR2 Stormthrone review JeR1

Desafortunadamente el combate PvE es ridículamente sencillo, e incluso con nuestro frágil mago, la mejor táctica era atraer a los grupos de enemigos, hacer que se apelotonasen, y lanzar nuestros hechizos en área para acabar con ellos rápidamente. Y no hacía falta otra estrategia, está siempre funcionaba. Además las misiones siempre eran las mismas: ve a X zona, y mata Z enemigos (prácticamente siempre el mismo enemigo cuerpo a cuerpo con distinto aspecto), cuando lo hayas completado ve al PNJ Y, el cual te dará otra misión en la que tendrás que matar a otros enemigos cuerpo a cuerpo… y así una y otra vez. Las misiones son completamente lineales, progresas por los mapas de la misma forma exacta que el resto de jugadores, y los enemigos que tienes que matar generalmente no están muy lejos de donde has conseguido la misión. Los combates no suponen ningún desafío, y ninguna vez tuvimos la sensación de estar en peligro, o estuvimos cerca de morir.

El juego cuenta con el argumento típico de los juegos de R2 Games, que en resumidas cuentas es que eres el salvador del mundo ante un terrible enemigo que blah, blah, blah, en resumen, nada nuevo. Llega un punto en el que ya ignoras el argumento y te dedicas a matar mecánicamente a los enemigos. Básicamente matas a todo bicho viviente con el que te cruces, desde esqueletos no-muertos y piratas borrachos a escorpiones gigantes y demás parentela de monstruos. Un hecho a destacar, es que al acabar con los enemigos sueltan una cantidad enorme de objetos, que por suerte puedes recoger automáticamente, aunque te llenan las bolsas a gran velocidad. Por suerte, puedes reciclar los objetos en materiales de fabricación, y ahorrar espacio en las bolsas.

Stormthrone review JeR8 Stormthrone review JeR7

También probamos las mazmorras, que supuestamente son un desafío para grupos, pero de nuevo el reto que proponen es mínimo; en estas mazmorras puedes formar grupo con otros jugadores (con los que tendrás que hacer tiradas de dados para conseguir los objetos), o con PNJs controlados por la IA. Las batallas eran tan sencillas que daba igual si íbamos acompañados por jugadores o por PNJs, el resultado era el mismo, acabábamos con los enemigos fácilmente, e incluso batallas contra bosses que tendrían que haber sido desafiantes, las completábamos sin ningún problema. También quisimos probar las batallas PvP, que probablemente serían más interesantes que las batallas PvE y en las que seguramente usaríamos habilidades que en PvE no tenía sentido usar, pero desafortunadamente tras horas de intentar hacer cola desistimos (achacamos esto a que el juego aún está en su beta)

En conclusión el juego tiene bastantes fallos, cómo contenidos repetitivos, mobs de distinto aspecto pero mismas mecánicas de combate (básicamente todos atacan cuerpo a cuerpo y van en grupo) y que además son bastantes inofensivos. Los jefes ocasionalmente son capaces de atacar desde lejos, y hacen algo más de daño que los enemigos normales, pero tampoco son una verdadera amenaza. Los gráficos son lo mejor del juego, y la banda sonora pese a ser buena y transmitir dramatismo se reproduce con bastante mala calidad. En nuestra opinión el juego atraerá a los jugadores que ya juegan a juegos así, pero a jugadores como nosotros no les va a resultar nada atractivo, ya que jugar horas y horas con los mismos contenidos acaba siendo tedioso y desesperante.

Stormthrone review JeR6 Stormthrone review JeR5

Si queréis saber más detalles de Stormthrone podéis ver nuestro perfil del juego dándole al botón INFO que tenéis debajo.