Mendigogame alcanza los 100.000 jugadores

Farbflut Entertainment ha comunicado que la popularidad de Mendigogame sigue creciendo: en las pocas semanas desde su lanzamiento, más de 100.000 internautas se han registrado en la versión española del juego online de moda en Europa. Con ello, la página se ha asegurado un puesto en el Top 300 de los sitios web más visitados en España (Fuente: Alexa), pese a las duras críticas vertidas sobre el juego por parte de algunas organizaciones no gubernamentales españolas, como Solidarios para el desarrollo, que ven en él una burla a las personas sin hogar.

Mendigogame y sus versiones europeas han aprovechado el dinamismo que está viviendo el mercado de los videojuegos en una época de recesión económica. La consultora Pricewaterhouse Coopers prevé un crecimiento medio del 7 por ciento hasta el 2013 en el mercado europeo occidental de los videojuegos. Los resultados de un estudio realizado recientemente por PwC sitúan además a España en el cuarto mayor mercado de la región EMEA en el 2007, con un volumen de negocio de mil millones de dólares. El Reino Unido (4 mil millones), Alemania (2,5 mil millones) y Francia (2,1 mil millones) encabezan la lista.

"Los juegos en línea representan un mercado de diez mil millones de euros en todo el mundo. Además, la cuota de los juegos por navegador va a seguir creciendo", pronostica Marius Follert, gerente de Farbflut Entertainment GmbH, propietaria de Mendigogame. "Las ofertas de ocio gratuitas son aún más atractivas en tiempos de dificultades económicas. Los juegos por navegador como Mendigogame son gratuitos y permiten su acceso desde cualquier ordenador con conexión a Internet sin necesidad de instalar un software. Conexiones de banda ancha cada vez más rápidas, mejores navegadores y aplicaciones para los teléfonos móviles aseguran el crecimiento del sector."

La clave del éxito de la familia Mendigogame radica en la viralidad del juego. "Nuestros juegos de navegador contienen un marcado carácter de comunidad y se difunden en primer lugar en los patios de escuelas, en las universidades y en las oficinas", explica Niels Wildung. "El objetivo de este juego satírico es convertir al alter ego virtual, un mendigo sin hogar, en propietario del Palacio Real de Madrid mediante cursos de formación, la recogida de chatarra o el aprendizaje de instrumentos musicales."


Comienza a jugar a Mendigogame.