Mas allá de LoL y Dota 2: MOBAs alternativos

alt moba - op-ed headlogo - ES
El MOBA es uno de los géneros que más está creciendo en el mercado de los MMOs gratuitos. Con la enorme cantidad de jugadores que han conseguido amasado DOTA 2 y League of Legends (y los beneficios que los acompañan) no es difícil entender por qué tantos desarrolladores intentan emular su éxito y conseguir su propia pieza del pastel. La mayoría de MOBAs tienen unas mecánicas y un estilo de juego muy similar; básicamente tenemos a dos equipos de cinco jugadores, que se enfrentan para destruir la base del rival. A partir de ahí, los detalles de cómo se puede conseguir eso, varían enormemente, la mayoría tienen líneas, rutas que unen las dos bases, oleadas de esbirros que avanzan por estas líneas, torres defensivas que entorpecen el avance de las oleadas de esbirros y de los jugadores, etc…

Durante mucho tiempo DOTA 2 y League of Legends fueron los líderes indiscutibles en el género MOBA, siendo LoL el más popular, aunque ambos ofrecían un modelo de juego free-to-play en el que los jugadores pueden ir adquiriendo a nuevos héroes, cada uno de ellos con habilidades, estilo de juego y roles distintos, tanto con dinero del juego, como con dinero real. Para los inexpertos las diferencias entre DOTA 2 y LoL son mínimas, pero el demonio está en los detalles, cosas como el ritmo de adquisición de oro, las características del terreno, como se consiguen y mejoran los objetos, o la frecuencia de los combates, atraen a un tipo de jugador o a otro. Estos MOBAs se consideran también más “hardcore” que muchos de los nuevos MOBAs que han ido apareciendo con el tiempo, aunque esencialmente son muy similares.

Heroes of the Storm screenshots (25) Heroes of the Storm screenshots (29)

Algunos MOBAs intentan darse a conocer cambiando una de las características más habituales del género, como es el caso de SMITE; casi todos los MOBAs tienen una perspectiva isométrica, pero SMITE incorpora una vista en tercera persona, lo cual cambia mucho la forma de jugar al juego, aunque las principales características son las mismas (tres líneas, oleadas de esbirros, torres defensivas, etc.). Fue el primero MOBA en tomar esta decisión, cosa que le permitió diferenciarse del resto del género, y le permitió atraer a otro tipo de jugadores, mientras esencialmente seguía siendo un MOBA bastante estándar. Uno de los nuevos juegos del género, que ha llegado pisando con muchísima fuerza es Heroes of the Storm (HOTS) de Blizzard, un juego en el que podemos jugar con los personajes más queridos y conocidos de juegos como Warcraft, Starcraft o Diablo, y que con tan solo un par de meses en el mercado ha conseguido un gran éxito.

Una de las claves del éxito de HOTS, es que ofrece un estilo de juego más casual, con partidas mucho más cortas que DOTA 2 o LoL, (que pueden durar más de 40 minutos) con partidas que no superan los 15-20 minutos, lo que hace que la acción sea más instantánea, o que se pierda menos tiempo al hacer ciertas cosas como moverse por el mapa o volviendo a la base. Otro aspecto en el que HOTS destaca, es que pese a que el objetivo principal es el mismo, es decir destruir la base del equipo rival, en cada mapa (esa es otra gran novedad, tiene un montón de mapas distintos) hay un objetivo secundario que ayudará al equipo que lo complete a ganar la partida, ya sea conseguir gemas para invocar arañas gigantes que atacarán las fortificaciones enemigas, o derrotando al ángel/demonio del equipo rival, para que el guardián de tu bando se lance contra las defensas enemigas causando muchísima destrucción.

Shards of War screenshot (13) Shards of War screenshot (18)

Estos son probablemente los 4 MOBAs más exitosos del mercado, pero hay un montón de otros MOBA que valen la pena, y que intentan encontrar su hueco en el género. La terminología juega una parte importante en lo que se considera un MOBA, ya que técnicamente es “arenas de combate multijugador online”, pero esta definición también pueden englobar a juegos estratégicos, shooters, e incluso RPGs, y muchos juegos intentan mantener su personalidad (alejándose del resto de MOBAs) llamándose “Hero Brawlers”, y este esfuerzo para diferenciarse del resto ha provocado que algunos de estos juegos hayan renunciado a características muy importantes del género, como por ejemplo, eliminando las líneas, cambiando el funcionamiento de las oleadas de esbirros o las mecánicas de los personajes… esto hace que la línea entre el género MOBA y otros géneros quede muy difusa con ciertos juegos, que por intentar diferenciarse, hace difícil su clasificación.

Un elemento clave de algunos de los juegos más nuevos del género han adoptado, es el formato en tercera persona, ya que hace que sean completamente distintos a LoL o DOTA 2. King of Wushu es uno de estos título, ya que combina esta perspectiva con combates de acción estilo Wuxia (el estilo de lucha de Tigre y Dragón para que os hagáis una idea), esto hace que el juego sea algo similar SMITE, aunque otra de las decisiones tomadas para diferenciar el juego y atraer a distintos jugadores es que inicialmente estará disponible en PS4. Orcs Must Die! Unchained es otro MOBA en tercera persona que hace un gran trabajo mejorando la mecánica de avanzar por las líneas, añadiendo cosas como el poder escoger las tropas que componen las oleadas de esbirros, o el poder plantar trampas y defensas en lugar de tener torres defensivas. El control sobre sobre los esbirros es algo que casi no se ha tocado, y es algo que Supernova ha aprovechado; el juego es un MOBA con líneas y perspectiva isométrica bastante clásico, pero en el que a medida que los personajes suben de nivel pueden escoger las combinaciones de tropas de sus oleadas, pudiendo contrarrestar las oleadas enemigas para ganar terreno, y teniendo que cambiarlas a menudo para adaptarse al tipo de oponente al que se enfrenten.

Orcs Must Die Unchained screenshots (10) Orcs Must Die Unchained screenshots (16)

Otro elemento que diferencia a Supernova, es que se aleja de la típica temática fantástica, y escoge una estética futurista y de ciencia ficción, cosa que también han hecho otros juegos como Shards of War o Games of Glory. Shards of War es muy similar a otros MOBAs, y ofrece lo que se espera de él, mientras que Games of Glory son unas arenas de gladiadores clon en que transcurre un futuro distópico donde la violencia gratuita es el entretenimiento favorito del mundo; el juego cuenta con unas mecánicas de capturas de punto a costa de eliminar las oleadas de esbirros o las líneas. Al capturar estos puntos, las defensas del núcleo enemigo se desactivan, lo que permite que podamos atacarlo y destruirlo.

La captura de puntos de control es algo que se ha ido volviendo más popular con el tiempo, e incluso en los MOBAs tradicionales puedes asaltar campamentos neutrales para conseguir ciertos beneficios; por otro lado, otros juegos lo han convertido en una característica esencial. Infinite Crisis, un MOBA donde podemos encarnar a personajes de DC cómo Batman, Superman o Linterna Verde, cuenta con las líneas, aunque también da mucha importancia a la captura de puntos de control ya que sirven para completar objetivos que pueden cambiar todo el campo de batalla, aunque no son tan importantes como lo son en Heroes of the Storm (aún asi, ya podeis iros olvidarnos de este MOBA pues desaparecerá en unas semanas).

Otro MOBA Urbano de captura de puntos de Cronix Online, aunque el juego también podría definirse como un shooter en tercera persona, pues no tiene líneas… entonces ¿dónde está la línea entre MOBA y shooter? Otro MOBA en tercera persona que aspira a cambiar el género es Gigantic, un juego que también se centra en capturar puntos de control, y cuya principal característica no es otra que cada equipo tiene un enorme guardián al que han de fortalecer capturando estos puntos, y que va cruzando el mapa hasta llegar al centro, donde los dos equipos y los dos monstruos lucharán una batalla épica. Como ya podéis ver, en este punto los MOBAs ya pueden dejar de considerarse como tales, ya que encajan en otros géneros, aunque estrictamente no dejan de ser arenas de combate por equipos, como es el caso de Total War: Arena, un juego en el que tenemos a tres unidades de soldados bajo nuestro control en batallas 10 vs 10 (es decir un total de 30 unidades por bando) en las que el objetivo es aniquilar al equipo rival o capturar su base.

Total War Arena screenshots (5) Total War Arena screenshots (10)

Por último, si no fuese lo suficientemente confuso que los MOBAs cogiesen características de otros géneros, también se está dando el caso de juegos de otros géneros que están cogiendo características de los MOBAs, como por ejemplo R.O.H.A.N. 2 y Heroes of Rune. Ambos juegos son esencialmente RPGs, pero ambos posen modos de juego o minijuegos que son básicamente un MOBA. Heroes of the Rune posee un sistema de combate/minijuego llamado Rune War, en el que esencialmente llevamos a nuestros personajes en batallas MOBA, mientras que en R.O.H.A.N. 2 en los campos de batalla PvP tenemos que avanzar por líneas, destruir torres, alcanzar la base enemiga y destruirla.

Entonces ¿qué es lo que define a un juego como MOBA? ¿Honestamente? Ni idea. Cada vez las líneas son más difusas ya que se mezclan distintas mecánicas, estilos de juego y características de distintos géneros, que dan a luz juegos muy interesantes que intentar diferenciarse del resto. Para nosotros, si un MOBA no tiene líneas, difícilmente puede considerarse como tal, pero cada uno tiene su opinión. Así que no dudéis, compartid vuestras opiniones con nosotros y habladnos de vuestros MOBAs favoritos.