Perfil de Vikings: War of Clans

0
GÉNERO: Estrategia, gratuito
PLATAFORMA: Navegadores Web
DESARROLLADOR: Plarium

DESCRIPCIÓN

Vikings: War of Clans es un juego de estrategia gratuito que puede jugarse directamente en cualquier navegador de Internet tras un sencillo y rápido proceso de registro. Los jugadores comienzan su aventura como Jarls de su propio clan vikingo, asentado en un poblado, y deberán recolectar y gestionar recursos para construir edificios y formar un ejército con el que expandir sus fronteras al conquistar las tierras de los enemigos, tanto otros jugadores como enemigos controlados por la IA. Los jugadores pueden jugar solos o unirse entre sí, formando alianzas para combatir a otros oponentes.

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES

- Mundo vikingo
- Ciudad propia
- Ejército vikingo
- Misiones y recompensas
- Gratuito
- Para navegadores

RECURSOS

En el juego, los jugadores obtienen distintos tipos de recursos con los que hacer crecer a su clan:

Materiales de construcción – recursos como la madera, el hierro y la piedra son necesarios para la construcción de distintos tipos de edificios que pueden construirse dentro del territorio. Pueden conseguirse a través de edificios especializados en extracción, completando misiones y como recompensas de combate.

Comida – la comida es esencial para mantener la salud de las tropas alta. Un buen Jarl debe asegurarse de que sus soldados están bien alimentados.

Plata – la plata se emplea en tareas específicas, como la fusión de gemas o la creación de armas y armaduras.

CONSTRUCCIÓN

Las ciudades tienen un amplio número de huecos disponibles que pueden utilizarse para construir edificios de un tipo específico, lo que permite crear el mismo edificio de manera repetida y crea numerosas oportunidades tácticas.

Los edificios existentes van desde barracones para entrenar tropas a granjas, aserraderos y minas para extraer recursos. Hay edificios para investigar tecnologías y edificios de protección. Además, los edificios pueden ser mejorados para obtener bonificaciones adicionales o acelerar la extracción de recursos y la producción de unidades militares.

Construir no sólo requiere recursos, sino también tiempo. Esto implica que los edificios, las defensas y las tropas no aparecen de manera automática, aunque invirtiendo oro (la divisa premium) o consiguiendo objetos para acelerar los procesos, todo puede conseguirse de manera mucho más rápida. La producción continúa incluso cuando un jugador se desconecta, por lo que es posible dejar tareas en proceso.

SUBIR DE NIVEL

Completando distintas tareas y misiones, elementos que guían a los jugadores en sus primeros pasos en el juego, es posible obtener recompensas en forma de recursos y experiencia. La experiencia aumenta el nivel del Jarl de los jugadores, quien consigue nuevas habilidades que benefician a su clan y al que puede equiparse con armas y armaduras que mejora la eficiencia en combate de las unidades.

MAPA DEL MUNDO Y COMBATE

Una vez que los jugadores dispongan de un ejército serán capaces sus ciudades de los atacantes (invasores controlados por la IA y otros jugadores) que buscan robar recursos. Además, los jugadores moverse de manera ofensiva por el mapa del mundo buscando objetivos a los que atacar. Pero antes de hacerlo es recomendable servirse del espionaje para conocer más detalles acerca del enemigo, su poder de combate, la cantidad de recursos que almacena y sus debilidades.

Las tropas de combate son más fuertes o más débiles en función de las tropas a las que se enfrenten, por lo que los jugadores deben organizar sus ejércitos en función de las defensas rivales.

Al comenzar un combate, las tropas avanzan de manera automática y luchan contra el enemigo. Los jugadores no tienen capacidad de influir en el combate, cuyo devenir es aleatorio. El resultado de una batalla se conoce al momento gracias a un informe de resultados que nos indica el número de bajas, los recursos obtenidos y otros elementos.

REQUISITOS DE SISTEMA

Navegadores de Internet