Call of War: lo bueno y lo malo

Ambientado a principios de la Segunda Guerra Mundial, Call of War 1942 pone a los jugadores en el gobierno de una nación del mundo real durante uno de los mayores conflictos de la Historia. Con un notable componente estratégico, el juego es la secuela de otro título de Bytro Labs, Supremacy 1914. Analicemos sus puntos fuertes y débiles.

LO BUENO

Docenas de países jugables – los jugadores controlan uno de muchos países existentes en el mundo real (y algunos inventados en el modo para 50 jugadores), teniendo cada uno su propia estrategia y recursos para enfrentarse a la historia.

Periódico – en la sección de noticias los jugadores pueden estar al tanto de todo lo que ha ocurrido durante la partida ese día entre los jugadores, como por ejemplo ataques, conquistas, derrotas, declaraciones de guerra o alianzas. Es posible incluso escribir artículos y añadir imágenes.

Diplomacia real – ya sea una relación comercial, compartir información o un simple pacto de no agresión, todas las relaciones entre jugadores dependen de las intenciones de cada uno.

Progresión día a día – el sistema de progresión avanza en tiempo real. Ciertas unidades y edificios solo son accesibles tras alcanzar una fecha concreta dentro de la campaña, por lo que los jugadores siempre se mantienen dentro de un equilibrio.

Alianzas – aunque el juego puede jugarse solo, cooperar con otros jugadores y unirse en alianzas puede resultar muy positivo, particularmente si se comparten enemigos y se trabaja en una posible victoria conjunta.

LO MALO

Progresión lenta – de manera intencionada, como parte esencial del juego, todos los procesos requieren un tiempo para ser completados. Los jugadores tienen que conectarse de manera constante, cada día, para gestionar todas las tareas.

Oro – los jugadores pueden invertir dinero real para adquirir oro, lo que permite acelerar procesos de construcción, entrenamiento de unidades y completar recursos faltantes. No obstante, aunque esto es caro, tener oro no es garantía de victoria.

Opciones limitadas – aunque cuenta con un buen sistema de progresión, el problema es que no hay suficientes edificios o unidades para generar estrategias individuales o personalización notable. Al final, todos los jugadores terminan con los mismos tipos de unidades.

Desequilibrio – hay naciones más poderosas que otras (sea por los recursos disponibles o su situación), lo que se hace evidente al ver que hay determinados países que siempre son escogidos primero.

Viejo – en comparación con otros títulos de estrategia, los gráficos y las mecánicas de juego se han quedado un poco atrás. Tratándose de un género donde hay mucha competición, hay muchos juegos que mejoran sus cualidades, incluidos títulos de la misma desarrolladora.

¿Qué pensáis? ¿Añadiríais algo en la lista? ¿Cuáles pensáis que son los aspectos más positivos o más negativos de Call of War?

 







 

One Comment - "Call of War: lo bueno y lo malo"

  1. Juan 28/09/2018 a las 09:22 -

    En parte del articulo estoy de acuerdo pero lo que me gusta mas es que al ser multiplataforma puedo jugar en cualquiel lugar, a parte que con los ultimas mejoras algunos puntos de lo que comentas como lo peor de Call of War, ahora yo los podria como lo mejor de Call of War… ¿que opinais?