World of Tanks: lo bueno y lo malo

World of Tanks - Good & Bad headlogo - ES
 

En World of Tanks los jugadores controlan su propio tanque (como no cabría esperar de otra manera) en batallas frenéticas en una gran variedad de mapas que cubren todos los espectros posibles de entornos.

El juego permite subir de nivel, desbloquear nuevos tanques y modificarlos y pasárselo muy bien en partidas con otros jugadores. Sin embargo no todo es de color de rosa y también existen algunas imperfecciones que merecen la pena comentarse. Pasamos a comparar lo bueno y lo malo de World of Tanks.

LO BUENO

Gran variedad de vehículos – desde tanques ligeros a bestias acorazadas de largo alcance, el juego cuenta con más de 400 tipos distintos entre los que escoger, cada uno con sus propias características, defectos y virtudes, lo que permite que cualquiera pueda disfrutar de su estilo de juego.

Calidad gráfica – Aunque ya han pasado algunos años desde su lanzamiento, el juego se mantiene en buena forma en cuanto a su apartado gráfico. Tanto las texturas de los mapas como de los tanques consiguen un efecto absoluto de inmersión.

Mods externos – El juego cuenta con una amplia variedad de mods creados por la comunidad, desde packs de voces hasta distintas interfaces de usuario.

Jugabilidad arcade – World of Tanks es un juego rápido que no pretende ser un simulador, sino un shooter con elementos estratégicos y elementos MMO.

Curva de aprendizaje – Es relativamente fácil hacerse con la mecánica básica, pero por el contrario no es nada sencillo dominar el juego y alcanzar los puestos más altos de la tabla de jugadores. Ser el mejor requiere invertir tiempo.

Guerra de clanes – Los jugadores pueden combatir en un mapa global contra otros clanes, luchando por controlar regiones, influencia y oro. El sistema permite que cualquiera pueda participar y sentirse parte de algo más grande.

LO MALO

Compras obligadas – Si uno quiere progresar en su árbol tecnológico, se ve obligado a desbloquear tanques, comprando vehículos y después mejorando los anteriores. Esto implica que los jugadores están obligados a invertir en la compra de tanques aunque no los quieran.

Nuevos mapas – Cuando uno lleva mucho tiempo jugando puede llegar a cansarse de los mismos mapas. De vez en cuando hay actualizaciones, pero, en general, los mapas nuevos se lanzan muy de vez en cuando.

Matchmaking – El sistema de emparejamientos es un poco caótico. No se basa en la habilidad de los jugadores, por lo que puedes encontrarte en medio de una partida con gente de mucha más habilidad y con mejores vehículos, lo que implica que la victoria es muy difícil de lograr.

Pocos modos de juego – Sólo hay tres modos de juego y todos tienen un objetivo más o menos similar: capturar bases: ambos equipos tienen que capturar la base enemiga, un equipo defiende una base y el otro ataque o ambos equipos tratan de capturar una base neutral.
Munición dorada – Se puede invertir dinero real en “Gold Ammo” (munición dorada), que ofrece mejores estadísticas de penetración e implica que la destrucción de tanques enemigos sea más sencilla.

Radar – Los tanques pueden esconderse y camuflarse con el terreno. Una vez descubiertos, aparecen en el mapa, pero existen numerosas habilidades que pueden llegar a hacer que los tanques sean completamente invisible, lo que es raro, incluso aunque el juego no sea un simulador.

¿Y vosotros qué opináis? ¿Algo que añadir? Hacednos llegar vuestras ideas con un comentario.

 

World of Tanks good and bad image