Sacred 2 permitirá jugar a 2 jugadores simultáneamente

ASCARON, fabricante de videojuegos alemán de primera línea, ha revelado hoy los detalles de la gestión de derechos digitales de SACRED 2 – Fallen Angel. La compañía ha optado por una solución orientada a los usuarios y explica las ventajas que ofrecerá a los jugadores de SACRED 2 – Fallen Angel:


- Opción de instalar el juego en dos PC.
- No se necesita tener el DVD en el lector de DVD para jugar. Así, las baterías de los portátiles durarán más.
- Se necesita una conexión activa a Internet solo durante la instalación.
- Permite a dos usuarios jugar en LAN con dos PC y una sola copia del juego, o jugar al modo un jugador simultáneamente en dos PC.


SACRED 2 – Fallen Angel puede instalarse en dos equipos diferentes. Aunque no es posible jugar en línea con los dos PC a la vez, es decir, no se pueden compartir las características online del programa, el juego permite a dos jugadores usar la misma copia en PC separados para jugar juntos en LAN o jugar el modo para un jugador simultáneamente. Esto es especialmente importante porque muchos jugadores tienen un portátil además de un PC de sobremesa, y ASCARON apoya el juego portátil. Además, ASCARON cree que los videojuegos deben ser accesibles para toda la familia, y fomenta la camaradería en los juegos de ordenador.


SACRED 2 – Fallen Angel es un producto licenciado. Al comprar el juego, el jugador adquiere una licencia para jugarlo. Por ello, el juego se activa mediante un proceso en línea anónimo que requiere conexión a Internet solo en el momento de activación.


No se piden ni se recopilan datos personales. Los servidores de activación pertenecen al fabricante del sistema de protección.


El servicio técnico del fabricante de la GDD (gestión de derechos digitales) está disponible las 24 horas del día, 365 días al año, para responder todas las preguntas de los clientes. El número de activaciones es ilimitado.


Si un cliente quiere instalar el juego en un tercer PC, primero debe devolver una de las dos licencias anteriores para poder desbloquear otra vez el programa. Esto se hace en línea.


En caso de que un PC sufra una avería, los servicios técnicos pueden desinstalar la licencia siempre que se tenga el manual original con el código impreso a mano. No es ningún problema sustituir un componente


A los usuarios de los juegos de ordenador les gusta mantener el hardware al día. ASCARON apoya esta actitud con la solución de gestión de derechos digitales SecuROM. ASCARON espera que ningún jugador ni cliente sufra algún fallo masivo de componentes que le obligue a sustituirlos a la vez, debido a alguna avería.


La GDD y las mejoras del hardware no son incompatibles en Sacred2.


Naturalmente, se garantiza el funcionamiento de los servidores durante los próximos años. Cada vez que el juego se inicia, el programa comprueba offline si se sigue usando el mismo PC con el que fue registrado. Mientras sea así, no hace falta volver a instalar el juego. Si un jugador planea sustituir su PC, tiene que desinstalar el juego y volver a activarlo más tarde con un nuevo código. También es posible activar el juego offline, si no hay conexión a Internet disponible.


También se puede activar el juego manualmente en www.unlock.sacred2.com. Naturalmente, se proporcionan instrucciones detalladas a los usuarios. Los jugadores también pueden contactar a través de la dirección support@securom. com.


Desde el punto de vista del jugador, la solución de gestión de derechos digitales ofrece la gran ventaja de que no hace falta mantener un DVD en el lector de DVD al jugar a SACRED 2 – Fallen Angel, sino que se puede jugar inmediatamente. No solo es más cómodo, también se consigue que las baterías de un equipo portátil duren más.


La solución de GDD empleada se llama SecuROM y ha sido diseñada para cumplir los requisitos específicos de ASCARON y para ser extremadamente fácil de usar para el cliente. La facilidad de uso de sus características ha sido posible por la adaptación de SecuROM. SecuROM está diseñado para ofrecer ventajas tanto a los usuarios como al propietario del copyright, y no para castigar a los clientes honrados con un sistema demasiado complicado o cobrarles por caras líneas de atención directa.