¿Qué nos gusta de… Skyforge?

Skyforge - op-ed headlogo - ES
En nuestro nuevo artículo nos preguntamos qué es lo que más nos gusta de Skyforge, el MMORPG gratuito de Team Allods en el que los jugadores asumen el papel de deidades inmortales que luchan como protectores del mundo frente a los dioses que siembran el caos y el terror.

Hay mucho que nos gusta de este juego, pero esto es lo más destacado:

GRÁFICOS CINEMÁTICOS
Gráficamente el juego es increíble, espectacular. Todo ha sido realizado con gran detalle, desde los efectos de las habilidades, pasando por los diseños de los personajes y hasta la apariencia de los diferentes entornos. El juego ofrece un estilo artístico triple A. Y si añadimos las escenas cinemáticas y los NPCs totalmente doblados, nos topamos sin duda con una experiencia absolutamente inmersiva.

MISIONES
Hacer misiones es divertido e interesante. Aunque en muchos sentidos el sistema de misiones beba directamente del estilo clásico del género MMORPG, en Skyforge se ha desarrollado prestando atención a los detalles y a las necesidades de los jugadores. Cuando se entra en una zona, en lugar de recoger todas las misiones disponibles y figurar el orden en el que realizarlas, las misiones se activan automáticamente al llegar a determinadas áreas y permanecer en el lugar. Por ejemplo, si uno tiene una misión en la que debe matar a cierto número de criaturas y se sale de la zona, la misión desaparece, lo que indica que el personaje se ha alejado demasiado.

Y tampoco es necesario ir a completar las misiones cuando se han completado. Las misiones se actualizan automáticamente al ser completadas, y las encadenadas se actualizan a nuevas hasta completar la serie y poder reclamar la recompensa.

 

Skyforge screenshots (12) copia_2Skyforge screenshots (16) copia


COMBATE DE ACCIÓN
El combate en Skyforge es rápido y muy dinámico. Pese a que exista la posibilidad de bloquear objetivos utilizando la tecla F, es una opción que sirve más bien para ayudar a los jugadores a identificar el objetivo al que pegan de entre un grupo de enemigos. Los jugadores tienen que apuntar sus habilidades, colocarse para hacer ataques a melé y usar movimientos para esquivar ataques.

Durante el combate, uno se está moviendo constantemente. Además, cuando los enemigos mueren, caen esferas de vida que sirven para que los jugadores llenen sus barras de vida y puedan continuar luchando.

CAMBIO DE CLASES
Los jugadores pueden jugar con cualquiera de las clases con un único personaje. Probablemente este sea el elemento más especial de Skyforge: en cualquier momento los jugadores pueden cambiar la clase de su personaje. Con más de una decena de clases entre las que escoger, que cubren todos los espectros y papeles en un grupo, los jugadores pueden seleccionar la que más les guste o la más necesitada según la situación.

PERSONALIZACIÓN DE CLASES
Cada clase puede personalizarse por sí misma. Aunque los jugadores puedan acceder a todas clases con un único personaje, es necesario subir el nivel de cada clase de manera independiente. Esto implica que la mayoría de los jugadores tendrán unas clases con las que sus personajes son más o menos efectivos en combate.

Cada clase tiene su propio panel dentro del Atlas de habilidades, una red de puntos en los que los jugadores gastan cristales para desbloquear nuevos elementos, habilidades pasivas y atributos que mejoran sus personajes. A medida que los jugadores gastan cristales en una clase y se adentran en su rama, se abren más posibilidades para mejores talentos y habilidades, incluso especializaciones.

 

Skyforge screenshots (20) copiaSkyforge screenshots (24) copia


MENÚS
La mayoría de los elementos del juego son accesibles a través de un único clic que nos lleve al menú general. Crafting, correo o vendedores son accesibles sin necesidad de regresar a una ciudad o al núcleo central. Los jugadores pueden continuar haciendo lo que les gusta sin interrupciones.

Esto es lo que más nos gusta a nosotros de Skyforge, pero ¿qué es lo que más os gusta a vosotros? ¿Qué añadiríais a la lista? Dejádnoslo saber con un comentario.