¿Qué nos encanta de… Dirty Bomb?

Dirty Bomb - op-ed headlogo ES

En la nueva entrega de nuestra sección “¿Que nos encanta de…?” vamos a hablar del MMOFPS gratuito de Nexon, Dirty Bomb, un shooter que transcurre en un Londres destrozado donde podremos encarnar a varios mercenarios, cada uno de ellos con sus propias habilidades, y combatir en emocionantes batallas por equipos. La belleza de Dirty Bomb radica en sus objetivos cambiantes, ya que a medida que la partida avanza los objetivos van evolucionando, lo cual elimina que los jugadores puedan aburrirse de hacer lo mismo una y otra vez. Sin embargo esta es solo una de las cosas que nos encantan de Dirty Bomb, a continuación tenéis un listado de que más nos gusta del juego.

Dirty Bomb artículo WDWLA JeR1 Dirty Bomb artículo WDWLA JeR2

  • Partidas con objetivos – Como ya hemos comentado, nos encanta que las batallas tengan objetivos. Los Deathmatch por equipos acaban resultando tediosos, y esto es algo que Dirty Bomb evita. El juego cuenta con tres modos de juego, cada uno de ellos con su propio mapa, en los que tendremos que completar distintos objetivos a lo largo de cada partida; tendremos que conseguir objetos, defender posiciones, plantar bombas… en la misma partida. Este método hace que las partidas resulten más interesantes, y hace que tengas la sensación de que estás luchando para conseguir completar un objetivo particular, lo cual hace que sean partidas muy dinámicas.

  • El diseño de los niveles – Los niveles tienen un aspecto soberbio, lo cual junto a la amplia variedad de objetivos, hace que los mapas hayan sido diseñados meticulosamente para complementar las distintas fases de cada partida. Cada mapa tiene muchos más detalles que los mapas típicos de un shooter, ya que los interiores y los exteriores de los edificios están muy detallados, y hay muchos puntos del mapa que podemos usar a nuestro favor. El hecho que la partida vaya avanzando de forma natural hace que nos movamos por las distintas posiciones del mapa, e incluso puede provocar que los atacantes tengan que asaltar una posición fortificada del bando rival para ganar la partida.

  • Diecisiete personajes distintos – El juego cuenta con una amplia variedad de personajes, cada uno de ellos con sus propias habilidades y estilo de juego. Esto no es algo habitual en un shooter, ya que normalmente solo podemos escoger las armas que podemos usar, y Dirty Bomb usa ambos sistemas. Los jugadores pueden desbloquear a otros personajes con moneda del juego o dinero real (o probarlos de forma gratuita en las rotaciones semanales). Cada habilidad es única, y puede hacer que un personaje pueda ocultarse, pedir ataques aéreos, plantar torretas defensivas o activar escudos protectores, lo cual da a los jugadores un montón de opciones.

  • Cambiar los personajes - Los jugadores pueden llevar tres personajes a cada partida y cambiar de personaje en medio de la partida. Esto añade al juego un importante elemento táctico, ya que puedes cambiar de rol dependiendo de cuál sea la situación o el objetivo al que te enfrentes. Esto es algo que se vuelve aún más interesante cuando juegas junto a tus amigos o a tu clan, ya que hace que las partidas sean mucho más estratégicas ya que todo el equipo puede cambiar su composición y planear como conseguir completar el siguiente objetivo.

  • Sentido del Humor – El juego tiene un tono divertido y no se toma demasiado en serio. Aunque la temática del juego es adulta y seria, el tono el cándido y divertido, pareciéndose un poco al estilo de Team Fortress 2. Por mencionar un aspecto, en el tutorial cuando vas aprendiendo a jugar, recibes los consejos “No hagas esto, o palmarás” o te invita a ser amable con los otros jugadores con el mensaje “No seas un capullo”. Buenos consejos.

  • Puedes personalizar tu equipo – A medida que vamos jugando vamos consiguiendo moneda del juego que podemos usar para comprar equipo, que en el caso del juego son cartas, es decir que compramos paquetes de cartas como en juegos de cartas coleccionables. Cada carta posee una calidad distinta, de menor a mayor son: Bronce, Plata, Oro y Cobalto. Las cartas de calidad más baja se consiguen bastante fácilmente, pero para conseguir cartas de calidad más alta puedes necesitar mucho tiempo, aunque la realidad es que la principal diferencia entre armas de distintas calidades es su aspecto.

  • Mucho potencial – El juego resulta muy prometedor. Aunque cuenta con sus propios problemas, os podemos asegurar que el juego tiene mucha calidad, y se nota el esfuerzo y mimo dedicado a crear los personajes, los niveles e incluso el tutorial. A medida que el juego vaya recibiendo mapas se volverá más interesante, pero incluso estando en su Beta Abierta, ya da la sensación de estar muy pulido y casi listo.

Dirty Bomb artículo WDWLA JeR3 Dirty Bomb artículo WDWLA JeR4

Esto es lo que nos encanta de Dirty Bomb ¿Qué os gusta a vosotros del juego? ¿Qué creéis que falta en la lista? Hacédnoslo saber con vuestros comentarios.

Para conocer más detalles del juego, clica en el botón INFO que tienes justo debajo.