Probamos la Alpha de Total War: Arena

Total War Arena - Review - Thumpnail
TBD   Valoración

Mismo estilo de juego que el resto de la saga, gráficos excepcionales y gran personalización de unidades

Resulta difícil coordinarse con jugadores desconocidos, depende demasiado en lo bueno que uno es jugando

 

Esta semana os traemos nuestras impresiones de la alpha cerrada del juego RTS gratuito de Creative Assembly, Total War: Arena (echad un vistazo a nuestro vídeo comentado en inglés del juego), la nueva entrega centrada en el multijugador Online de la franquicia Total War, que sigue la estela de grandes juegos como Rome: Total War, Medieval: Total War y Shogun: Total War. Como grandes fans de la saga de juegos Total War, y jugadores ávidos de las anteriores entregas, estábamos deseando probar el juego por nosotros mismos y descubrir que es lo que puede ofrecer.

Para aquellos que no conozcáis el título, el juego se ha alejado de las épicas campañas “single player” ofrecidas en los juegos anteriores, y se ha centrado en un modo de juego únicamente online, en el que los jugadores formarán equipos de 10 jugadores, y lucharán en batallas en las que cada jugador estará al mando de 3 unidades, (lo que hace un total de 30 unidades por bando, es decir 60 en total) en las que el objetivo es eliminar al bando contrario o conquistar su base.

 

total jer2 total jer9


Al entrar por primera vez al juego tenemos que admitir que no sabíamos que nos encontraríamos, ya que aunque siempre hemos disfrutado de los juegos Total War, siempre nos hemos peleado para mantener las formaciones una vez que las batallas dan comienzo, aunque no sirve de mucho, ya que cuando los combates empiezan todo se vuelve muy caótico. Otro aspecto que nos preocupaba es que en los anteriores Total War nunca probamos su aspecto multijugador, y Arena es únicamente multijugador. Pero por suerte en el juego únicamente controlamos a tres unidades lo cual hace que todo sea mucho más sencillo y hace que sea uno de los aspectos que define el juego; y además consigue que la cantidad de tropas que tienes que dirigir sea mucho más manejable.

Por un lado controlar tres unidades está muy bien, por otro dependes de los otros nueve jugadores que están en tu bando para ganar la partida, por lo que entran en juego factores, como cómo de hábiles son, o si son capaces de seguir una estrategia… lo cual también pasa en cualquier shooter o MOBA, en el que un eslabón débil puede hacer que todo el equipo pierda. En nuestra experiencia, es más fácil encontrar a jugadores que no saben que hacen, que jugadores que saben cómo reaccionar y entienden las estrategias que les propones. Cómo en cualquier juego odias tener a novatos en tu equipo, y más en un juego tan estratégico.

Esto se acentúa con el hecho de que la alpha no tiene un tutorial, ya que a diferencia de nosotros, que tenemos bastante experiencia jugando a RTS, muchos jugadores no sabrán por dónde van los tiros. Una vez entiendes las mecánicas básicas, como que las posiciones elevadas son muy ventajosas, que la cobertura y los terrenos tienen sus ventajas y desventajas y que las unidades a distancia no tienen mucho que hacer ante guerreros cuerpo a cuerpo ya tienes mucho ganado. Otro aspecto a tener en cuenta, es que solo teniendo tres unidades nos sentimos extremadamente vulnerables, ya que en cualquier otro Total War perder tres unidades no es nada grave ya que generalmente tienes 20 más a tu disposición, pero el hecho es que si en Arena las pierdes, no hay vuelta atrás, y lo único que puedes hacer es quedarte en modo espectador mirando cómo se desarrolla la partida, o jugar otra partida usando a otro comandante.

Actualmente los comandantes disponibles son conocidos generales de Roma, Grecia o la Galia, como Julio César, Leónidas o Vencingeritórix, cada uno de ellos con su propio rol, unidades preferidas y habilidades y rasgos de las que se benefician sus tropas. Otro factor interesante es que puedes escoger las unidades que conforman tu ejército, las cuales podrás mejorar a medida que juegues con ellas, lo cual también te permitirá desbloquear unidades más avanzadas de infantería, caballería o artillería. Además cada unidad puede mejorarse con distintas piezas de equipo para hacerlas más poderosas y optimizarlas para el rol que el jugador quiera que tengan. Es interesante como estas opciones de personalización permiten hacer que el rol de tus unidades sea muy distinto, ya que pueden centrarse en ser tanques, asesinos o en apoyar a sus aliados, tal y como podríamos hacer en un MOBA.

 

total jer4 total jer5 total jer6


El juego cuenta con varios mapas distintos que están compuestos por distintos terrenos, desde densos bosques, a ciudades, pantanos y acantilados, perfectos para preparar emboscadas con unidades a distancia. Al comienzo de cada partida los comandantes pueden escoger entre varios puntos predefinidos del mapa como zona de inicio, y cuando todos los comandantes han escogido la suya la batalla comienza. En este momento los jugadores pueden aprovechar para planear la estrategia, pudiendo hablar y dibujar en el mapa que movimientos hacer, pero debido a que juegan jugadores de muchos países a veces puede pasar que nadie preste atención a la estrategia y dedique a dibujar penes en el mapa.

Como en cualquier juego de batallas por equipos es evidente ver la ventaja que proporciona un equipo organizado que sabe cómo funciona el juego y coopera para conseguir sus objetivos. Cooperar con otros jugadores hace que el juego sea mucho más divertido, y te da la sensación de que la estrategia que habéis planeado es la que ha conseguido la victoria, en lugar de ser una mera cuestión de suerte, aunque a niveles bajos es raro ver esto. Este juego, como muchos otros, es muy difícil de jugar si solo uno o dos jugadores intentan tirar del equipo, mientras el resto de jugadores van desorganizados haciendo lo que les apetece; además el derrotar una unidad enemiga no da la misma satisfacción que acabar con un jugar enemigo en un shooter o un MOBA, y en cada partida, que generalmente dura unos 10 minutos, tienes 2 o 3 momentos de acción antes de que la batalla se decida y termine.

 

total jer7 total jer8


La verdad es que será muy interesante jugar en partidas en las que todos los jugadores saben que hacer, trabajan en equipo, conocen los puntos más importantes de cada mapa y saben usar a sus tropas tanto ofensiva como defensivamente. Hay montones de estrategias disponibles en cada mapa, y esto diferenciará de los verdaderos estrategas que se adaptan a cualquier situación de aquellos que únicamente se aferren al plan original y no sepan reaccionar ante situaciones que no se esperaban. El juego a niveles altos será complejísimo, y extremadamente difícil para aquellos que decidan jugar en solitario, o al menos esa es nuestra impresión.

Los gráficos, la banda sonora, los mapas, los mapas y la personalización son excelentes, y en general es muy divertido; el principal problema que hemos encontrado en el juego es que tienes colas muy largas, pero era de esperar considerando que está en su fase alfa. El juego no parece tener errores, o que tenga mucho más por desarrollar, y la verdad es que todo parece funcionar muy bien, y la verdad es que si consiguen añadir de forma regular nuevos mapas o quizá objetivos secundarios más allá de acabar con todas las unidades enemigas o conquistar su base. En definitiva tiene todos los puntos para convertirse en un juego muy interesante, así que iremos siguiendo su desarrollo a medida que vaya avanzando.