Probamos la Alpha de Snow

SNOW - Review - Thumpnail
TBM   Valoración

Escenarios impresionantes, gran personalización de personajes, ha sido desarrollado para ser jugado con Oculus Rift, y cuando lo haces te mete dentro del juego a un nivel impresionante.

Estilo de juego repetitivo, su realismo puede ser algo aburrido, al tener tanta libertad algunos jugadores sentirán que no tienen nada que hacer.


Recientemente hemos tenido la oportunidad de probar la Alpha del MMO gratuito SNOW, un título sandbox de esquí muy realista en el que los jugadores pueden esquiar a velocidades vertiginosas por bellas montañas, ya sea participando en eventos o sencillamente explorando las enormes zonas. Como hemos dicho el juego se encuentra actualmente en su fase alpha, y tiene el comienzo de su beta cerrada a la vuelta de la esquina, por lo que aún hay muchos sistemas de juego que no están disponibles, bugs y errores gráficos. Y sinceramente al probarlo por primera vez no teníamos demasiada idea de que íbamos a encontrarlo.

El juego cuenta actualmente con tres mapas distintos, uno es un mapa con una rampa de salto, otro un recorrido con obstáculos, railes y saltos, y el tercero un mapa sandbox abierto de unos ocho kilómetros cuadrados compuesto por una región montañosa, aldeas, lagos, ríos helados e incluso pantanos. Los dos primeros mapas están pensados para que hagamos todo tipo de piruetas y saltos, pero sorprendentemente el juego se diferencia de lo visto en otros juegos de esquí y snowboard, en los que puedes hacer un mega salto con un backflip-tailgrab-360-ollie-etc, todo a la vez, en los que desafiamos la gravedad y las leyes físicas, ya que es un juego que ha puesto mucho énfasis en hacer un recreación veraz de lo que es esquiar. Las piruetas que podemos hacer están limitadas por la física, por lo que podemos hacer giros, saltos, y acrobacias, aunque ninguna sobrehumana.

Snow Review JeR2 Snow Review JeR1 Snow Review JeR8 Snow Review JeR7

Al ser tan realista se alejó un poco de lo que esperábamos, y nos dejó la sensación, precisamente por su realismo, de que es algo lento y aburrido. Lo que es muy entretenido es salirte de las pistas y adentrarte en zonas con nieve virgen, creando así tu propio camino en medio de bosques, barrancos y zonas con piedras, tenemos una libertad casi infinita a la hora de decidir por donde esquiamos. Cada vez que nos estrellamos tenemos la opción de reaparecer donde nos metimos la santa ostia o en otro punto del mapa, por lo que podemos explorar diferentes zonas sin tener que esquiar manualmente las distancias que separan estos lugares (que son enormes).

Esto es sin duda lo que los jugadores encontrarán más divertido del juego; intentar ir más lejos, más rápido, encontrando todos los saltos posibles, y ejecutando trucos lo más impresionantes posibles. El problema, es que eso es todo lo que podemos hacer. Aunque el juego, aun estando en su alpha, tiene un aspecto impresionante gracias a su motor gráfico CryEngine, se queda corto a la hora de ofrecer cosas para hacer. Actualmente no hay objetivos, por lo que harás la mayor parte del tiempo es pasearte por la misma montaña, que aunque sea enorme, acabará siendo repetitivo; si el juego es solo esto los desarrolladores tendrán que hacer muchos más mapas para entretener a los jugadores.

Snow Review JeR6 Snow Review JeR5 Snow Review JeR4 Snow Review JeR3

Los mapas son realmente grandes, y hay rutas casi infinitas a la hora de bajar por la montaña, lo cual es un añadido muy realista. Un problema que vimos es que cuando te alejas de la zona de aparición la calidad gráfica de los entornos baja un poco, aunque esto suponemos que se debe a que aún está en una fase muy temprana de su desarrollo, y por lo tanto es algo temporal.

Las opciones para personalizar a nuestros personajes son muy amplias, y los jugadores pueden comprar en la tienda una enorme variedad de accesorios, desde cascos a máscaras, esquíes, guantes, sudaderas y montones de otros objetos. Muchos de los objetos de la tienda son de marcas de ropa reales, aunque también hay otros más cómicos, como gorros calabaza o sombreros de copa alta (una de las pocas licencias poco realistas del juego).

El juego es muy prometedor y cuenta con eventos, tablas de clasificación o la opción de montar nuestras propias salas privadas (aunque esta característica no estaba disponible en la alpha). En el juego podemos escoger jugar en los mapas tanto en solitario como acompañado, lo cual añade un componente competitivo al juego. El juego aún cuenta con errores, problemas técnicos y caídas, pero no es algo que no nos esperásemos, y es algo que seguramente estará solucionado en el lanzamiento del juego.

Aun así, con todos estos puntos a su favor, el juego seguía decepcionándonos, y sinceramente no nos había impresionado…

… hasta que pusimos la vista en primera persona. Con tan solo hacer esto, el juego cambiaba radicalmente; en un instante estábamos disfrutando de saltos súper emocionantes, del sonido de viento acompañando nuestros movimientos. ¡Pasamos de estar aburridos a estar emocionadísimos en cuestión de minutos! En el modo en primera persona, el juego demuestra todo su potencial, convirtiéndose en un simulador de esquí impresionante. Mientras nos íbamos emocionando, recordamos el hecho de que el juego ha sido diseñado para Oculus Rift, lo cual puede ser un problema para algunos jugadores, pero en el caso de Snow, vale muchísimo la pena, y personalmente hemos puesto al juego en la parte superior de nuestra lista de juegos que jugar con Oculus Rift. E incluso sin Rift, simplemente con unos cascos y una pantalla normal, jugarlo en primera persona es una experiencia inigualable, saltar por una cascada, esquivar árboles, y ejecutar piruetas es infinitas veces más emocionante, desafiante y divertido que haciéndolo en tercera persona. Si jugáis al juego haceos un favor, ignorad la vista en tercera persona y poned directamente la vita en primera persona, lo agradeceréis, y lo disfrutareis infinitamente más.