Primeras impresiones de Twin Saga

Twin Saga - Review thumpnail
Beta   Valoración

Gráficos geniales, multi-clase, buena historia

Progresión lineal, poco innovador

Recientemente pudimos probar la beta cerrada de Twin Saga, el nuevo MMORPG gratuito desarrollado por X-Legend (estudio conocido por Aura Kingdom o Dragomon Hunter) y publicado por Aeria Games. Se trata de un título de fantasía para todos los públicos con estética anime (el toque personal del estudio X-Legend) en el que los jugadores se adentran en un mundo en el que tendrán que combatir y adquirir experiencia para progresar y poder enfrentarse a retos cada vez más complejos.

Comenzando por la creación de personaje, se nos plantean algunas opciones de personalización y la elección de una de tres posibles clases (Swordmaster, Gunslinger y Mage). Pronto habrá una cuarta, Dragon Knight, pero no estará disponible hasta la beta abierta. Esta clase es jugable en la versión taiwanesa del juego, llamada Astral Realm. En cuanto a las clases, es interesante destacar que en Twin Saga es posible alternar entre las disponibles, y no sólo las básicas, ya que a medida que se progresa se consigue acceso a nuevas clases.

Nosotros optamos por un mago para nuestro primer contacto con el juego, así que creamos el personaje y nos pusimos manos a la obra. El personaje se controla con las teclas W, A, S, D y el botón derecho del ratón, lo que es un poco extraño en un principio pero que uno domina en cuanto se acostumbra. En este punto debemos destacar los gráficos, que dentro del estilo artístico en el que se encuadran, son excepcionales. Desde la paleta de colores, al diseño de zonas y la atención puesta a cada detalle producen una sensación increíble cuando se está jugando. Cada zona es distinta a la anterior (al menos durante los primeros veinte niveles) y es imposible no quedarse con la boca abierta.

 

Twin Saga screenshots (2) copia_1Twin Saga screenshots (4) copia_1


Y hablando de detalles, otro motivo para ensalzar las virtudes del juego es la atención puesta en la historia y en los diferentes componentes narrativos. No sólo por la perfección de la traducción inglesa (los errores en los juegos traídos de Asia son generalmente muy comunes), sino también por el rico vocabulario. Y los diálogos no son pocos ni escasos, todo lo contrario. Estamos acostumbrados a ver simples líneas de texto para presentar una misión e ir directamente a la acción, pero en Twin Saga nos encontramos con páginas enteras de diálogos, lo que nos ofrece la oportunidad de disfrutar de una experiencia RPG más completa. En el caso de que no os guste leer o prefiráis dedicaros a la acción, tendréis que saltaros muchas páginas de texto. En general la historia y los diálogos son entretenidos, pero en ocasiones también resulta, quizá, excesiva la cantidad que se nos pone delante. Puede que en según qué momentos sirviera con un diálogo contextualizado en el que se diera la opción al jugador de hacer preguntas si desease saber más.

Dicho esto, no cuesta mucho encontrar las similitudes de Twin Saga con otros juegos desarrollados por X-Legend. Se experimentan mecánicas similares y un modo de juego similar, pero todo dentro del mismo título, como si estuviéramos jugando a un híbrido de todos los predecesores.

El combate se lleva a cabo seleccionando objetivo con la tecla tabulador y usando las habilidades con las teclas numéricas de 1 a 5. A medida que se utilizan habilidades se acumula energía en la barra de Ultimate, que al rellenarse puede utilizarse para producir una habilidad especial que hace mucho daño. En nuestro caso particular, con el mago, nos dedicamos a tratar de flanquear a los adversarios mientras les tirábamos bolas de fuego. Una vez que se empieza a atacar, incluso aunque no se esté encarando al objetivo, se continuará atacando de manera automática. Los combates no son excepcionalmente complejos para cualquiera con experiencia en el género, pero si se es novato, es una buena manera de adentrarse en este tipo de juegos. Nosotros (ya con algunos años de experiencia a nuestras espaldas), sólo morimos una vez, y fue dentro de una mazmorra por intentar llegar hasta el jefe final y matar a la vez a éste y a todos los monstruos que lo precedían. Pensamos que podríamos hacerlo, pero por desgracia, al llegar al jefe, aparece una escena de vídeo durante la que los monstruos seguían moviéndose y atacando, e inevitablemente morimos rodeados por más de treinta enemigos.

En cada ocasión que subimos un nivel pudimos mejorar nuestra clase, utilizando un punto de talento en una de las dos ramas de especialización. No es un sistema excesivamente complejo ni con demasiadas variantes, especialmente cuando algunos talentos requieren invertir unos cuantos puntos antes de poder ser desbloqueados, forzándote a utilizar los puntos de una manera concreta. Pero es un sistema lo suficientemente versátil como para ofrecer distintas alternativas. Sobre todo si se tiene en cuenta la posibilidad de desbloquear nuevas clases.

 

Twin Saga screenshots (6) copia_1 Twin Saga screenshots (8) copia_1


No obstante, tras unas cuantas horas de juego, en nuestra opinión el juego ofrece una tendencia de progresión demasiado linear. Básicamente el jugador se encuentra siempre sobre el mismo raíl de la misión principal. En ocasiones aparecen misiones secundarias, pero nada que te aparte demasiado del objetivo general. Del mismo modo, desbloquear clases tiene lugar de la misma forma para todos los jugadores, al alcanzar un nivel determinado. Y a esto hay que añadir el sistema automático de rutas que nos ofrece el propio juego y que le quita toda la emoción a la libertad de moverse por el mundo.

Aunque el juego tiene una apariencia espectacular y una historia interesante y bien desarrollada, como juego MMORPG flaquea en muchos de los aspectos básicos del género. Cuando uno está jugando tiene la sensación de que ya ha jugado al mismo juego en algún momento, y no aporta nada realmente innovador.