Primeras impresiones de Dreadnought

Dreadnought - Review thumpnail
Beta   Valoración

Gráficos increíbles, divertido, mucha estrategia

Pocos modos de juego, poca personalización a niveles bajos

La semana pasada tuvimos la oportunidad de acceder a la beta cerrada de Dreadnought, el nuevo juego gratuito por equipos de Yager Development en el que los jugadores se ponen a los mandos de enormes naves espaciales. Habíamos visto ya el juego en la Gamescom del año pasado, pero teníamos muchas ganas de ver cómo había ido tomando forma y su estado actual.

Decir que, en cuanto a lo más básico, el juego no ha cambiado en exceso. Tenemos los mismos mapas, los dos mismos modos de juego (Deathmatch y Elimination) y la mayoría de los modelos de naves que ya conocíamos). Lo bueno en esta ocasión es que pudimos meterle malo al sistema de progresión, algo que durante la Gamescom no pudimos ver y sólo conocíamos a través de nuestras charlas con el equipo de desarrollo.

¿Con qué nos encontramos? 50 niveles por los que progresar con nuestro capitán con la experiencia obtenida jugando partidas. Hay una única línea de habilidades y con cada nivel se desbloquea el acceso a nuevo contenido, como nuevas naves (niveles 15 y 25 específicamente), módulos, oficiales y apariencias cosméticas para tunear la nave. Subir de nivel sólo de acceso, después hay que adquirir cada elemento utilizando FP, la moneda del juego, que también se consigue jugando.

 

Dreadnought screenshots (4) copia_1Dreadnought screenshots (11) copia_1


Que sólo haya una única línea de progresión, sin posibles variaciones, resulta en que todo el mundo tenga acceso a las mismas cosas, lo que se aprecia sobre todo en los niveles más bajos, cuando hay tan pocas cosas accesibles que todos los jugadores usan el mismo tipo de nave y los mismos módulos. Dejando esto atrás, hay muchas opciones para personalizar la nave. Hay 10 huecos en cada nave, aunque volvemos a toparnos con la limitación por nivel, ya que los huecos han de ser desbloqueados. No obstante, una vez se llega a nivel 50, las posibles opciones y combinaciones son muchísimas, especialmente si se piensa en el equipo y en la composición del grupo y la adaptación al mismo.

Hablando del grupo, la coordinación y el trabajo en equipo es un elemento fundamental que también se echa en falta, sobre todo en los primeros niveles. Los comandos en el juego para indicar acciones son muy limitados y muchas veces no suficiente específicos. Por ejemplo, no es posible marcar una nave para que todo el equipo ataque al mismo objetivo. Todo se reduce a la comunicación por chat, lo que uno no puede hacer en medio del combate cuando se está tratando de evitar que el enemigo nos ataque por el flanco o cuando hay que estar pendiente de lo que ocurre. El juego carece de comunicación por voz, lo que de por sí no es malo, pero es algo a lo que nos hemos ido acostumbrando y, cuando no lo tenemos, lo echamos de menos. Al final es necesario recurrir a programas externos de voz para estar en constante comunicación, pero esto es un problema a la hora de jugar con gente desconocida.

 

Dreadnought screenshots (14) copia_1Dreadnought screenshots (18) copia_1


El juego es muy dependiente de la coordinación, por lo que la falta de comunicación puede ser fatal. En la Gamescom pudimos jugar con gente en la misma sala, codo con codo, y garantizamos que la experiencia resultante es muchísimo más divertida y emocionante. Sin duda el juego está enfocado a grupos y clanes, para jugadores casuales puede ser un juego un poco tedioso.

En cuanto al juego, gráficamente es una maravilla, y los controles son se complementan perfectamente con el movimiento. Se utilizan las teclas WASD para desplazarnos y Mayús y shift para ascender y descender. Puede resultar algo tosco en las naves más pequeñas, pero en las grandes todo encaja a la perfección y el resultado es un movimiento que parece muy natural.

Esto es todo lo negativo que podemos decir. En contrapartida, el juego es muy divertido y espectacular. Utiliza el motor Unreal 4 y los efectos de partículas e iluminación son asombrosos, y los modelos de las naves son increíbles. Son muy pocos los simuladores espaciales que lucen tan bien como Dreadnought.

Las batallas son muy divertidas, y los escenarios están perfectamente diseñados, ofreciendo un sinfín de posibilidades estratégicas. El movimiento es lento en comparación con otros shooters de temática similar, pero el juego tiene un espacio único en el género como MOBA.

 

Dreadnought screenshots (21) copia_1Dreadnought screenshots (24) copia_1


Las cosas que no nos gustan son, en su mayor parte, elementos que pueden pulirse a medida que progresa el desarrollo. No debemos olvidarnos de que estamos hablando todavía de una beta. Creemos que los nuevos jugadores no se sentirán decepcionados si le dan una oportunidad al juego. Con más naves, módulos y modos de juego, el juego seguro que será longevo y definitivamente muy divertido, con un estilo único y diferente a otros shooters.