Las nuevas mazmorras de Guild Wars

Han pasado ya dos años desde que se lanzó nuestro primer juego, Guild Wars Prophecies. En todo ese tiempo hemos sacado dos campañas independientes que han aumentado la leyenda y el número de profesiones con las que se puede jugar, ampliado a la vez el conjunto de habilidades y dando a los jugadores un mayor control sobre los miembros de su equipo. Nuestro actual proyecto, Guild Wars: Eye of the North, es nuestra primera expansión real, y una que de verdad sentimos será una pieza importante que guiará a los jugadores desde el final de una historia épica hasta el próximo paso de la saga, Guild Wars 2. Queremos que Guild Wars acabe por todo lo grande y deje una buena impresión en los jugadores, así que decidimos explorar a fondo en la historia de los juegos de rol en un intento por recrear la emoción de las clásicas mazmorras.


Las mazmorras son un elemento básico los juegos de rol. Pregunta a cualquier aficionado a estos juegos y con ojos llorosos recordará tensas aventuras en civilizaciones subterráneas, recorriendo oscuros pasadizos y descubriendo secretos nunca dichos. Sabíamos que era el siguiente paso lógico, pero teníamos que asegurarnos de que era introducido de tal forma que fuera nuevo y relevante para los jugadores de Guild Wars. Así que, ¿qué es lo que hace de las mazmorras de Guild Wars: Eye of the North un lugar más excitante que un simple agujero en el suelo? De hecho, miles de cosas.


El subterráneo laberíntico conocido como Las Profundidades consiste en una amplia red de pasadizos que abarca varios continentes. Pero te avisamos que estas mazmorras no son las típicas cuevas sucias y oscuras. Están llenas de vegetación, decoradas con labradas esculturas y estatuas majestuosas, y en ellas viven fantásticas criaturas. Uno de los mayores retos a los que se enfrentó nuestro departamento artístico fue hacer que cada mazmorra fuera única, mientras capturaba al mismo tiempo el sentido de un ambiente cerrado e incluso a veces claustrofóbico. A diferencia de las abiertas llanuras de Elona, aquí se tendrá menos espacio para maniobrar alrededor de los obstáculos. Los enemigos viajan en grandes grupos, con lo que no habrá mucho tiempo para pensar o relajarse mientras avanzas hacia el próximo objetivo. Aparte de todo esto, algunas mazmorras son enormes. Tu equipo puede viajar a través de serpenteantes sendas en un momento y al siguiente entrar en una gran gruta abierta.

El concepto de las mazmorras encierra un montón de secretos. Tuvimos que descubrir todo aquello que hace que las mazmorras sean estupendas mientras eliminábamos las partes que no se ajustaban a nuestros propósitos. A los nuevos retos de diseño, concepto y programación les encanta sacar sus cabezas como si fuesen las de una hidra a cada paso del desarrollo del juego y las mazmorras no son una excepción. Nos decidimos a ir programando todo de forma paralela, creando prototipos rápidamente e introduciendo mecanismos en las mazmorras como las trampas, por ejemplo, mientras el diseñador de niveles esbozaba los trazados generales de los lugares que una vez juntos formarían un diseño único. Los diseñadores escribieron aventuras e historias para situar esos lugares en el mundo con sus propios personajes y trabajaron de común acuerdo con los escritores para pulir el dialogo y hacer que los personajes cobraran vida. Todo el proceso empezó a un mismo tiempo. Como resultado surgieron nuevas ideas entre las diferentes áreas que con suerte harán que esa cosa en concreto sea incluso mejor que la suma de sus partes.

Cada mazmorra está conectada por una antigua y mágica tecnología llamada la puerta de Asura. Estos portales fueron creados por una nueva raza dentro del universo de Guild Wars, los Asura. Ya que los jugadores tendrán la oportunidad de jugar en la piel de un Asura en Guild Wars 2, tuvimos que pensar bien sobre su diseño. ¿Serían muy grandes? Al ser criaturas subterráneas, ¿qué aspecto deberían tener? ¿Cómo hablarían? ¿Qué reglas sociales deberían seguir? ¿Qué cosas pueden ofrecer que haga que la gente quiera jugar con ellos? Tras meses de conversaciones, planificar, dibujar y escribir, poco a poco los Asura se fueron materializando en esos pequeños seres robustos, arrogantes e inteligentes que vemos hoy. Algunos podrían parecer engreídos, incluso muy antipáticos si me apuras, pero siendo la raza que son, se lo pueden permitir. Son astutos, ingeniosos y expertos en el arte de la magia. Y son una parte muy importante dentro de Eye of the North.


A través del sistema de puertas de Asura, estos seres se han comunicado con muchas razas y culturas a pesar de la lejanía. A diferencia de los portales normales que unen continentes contiguos, una puerta de Asura se usa para recorrer grandes distancias imposibles de cruzar por otros medios o mediante conjuros corrientes. Así que a pesar de que todas Las Profundidades están subdivididas en segmentos, uno podrá emigrar de tierras tan lejanas como Cantha y Elona a Ascalon y más allá, ya que el complejo funciona de una forma excelente. Aunque viajar no siempre es fácil, ya que recientes acontecimientos han transformado los pasadizos una vez tranquilos en un auténtico campo minado.
Nada más empezar, los jugadores se tropiezan con esta forma de transporte público y encuentran a sus creadores huyendo como locos de un grupo de Destructores empeñados en acabar con ellos. Estas horribles manifestaciones no son seres racionales. Son dantescas y feroces encarnaciones resistentes al calor y temerosas de nada. Su objetivo es sencillo: eliminar de Las Profundidades todas las criaturas vivientes para prepararse ante la llegada del Gran Destructor, una temible bestia parte de la leyenda de los enanos. Muchas batallas se emprenderán bajo la superficie, algunas por lucro personal y otras por el requerimiento de nuevos aliados.

Donde se derrama la sangre, se roban riquezas. Hay 18 mazmorras únicas formadas por varios niveles que integran Las Profundidades, cada una de ellas habitada por sus propios monstruos, peligros ambientales y trampas, y cómo no, excelentes botines. Sólo los más valientes osan recoger esas riquezas de los rincones más oscuros de esas grutas, y con una buena causa. Los jefes finales son más listos, rápidos, duros y poseen nuevas y exclusivas habilidades además de una astuta inteligencia artificial creada especialmente para esta expansión. Por ejemplo, una cámara podría ser protegida por una enorme araña. Antes de poder atacar primero deberás atraerla dentro de tu campo de acción. Una rápida ojeada a la zona te muestra varios nidos. Si usas un lanzallamas mágico adquirido de un aliado Asura, podrás prender fuego a sus crías. Enfurecida, desciende de su elevada posición con ansías de venganza y embiste con furia sobre todo tu grupo. Los ataques convencionales contra la bestia son lentos y difíciles. Si usas una habilidad aprendida de un sabio chamán Norn, podrás recurrir al espíritu del oso que mejora tus ataques y aumenta tus reservas de salud. Esta es sólo una teoría sobre lo que es posible en Guild Wars: Eye of the North. Mientras exploras esas mazmorras te enfrentarás con un montón de situaciones parecidas. Ya que formarás alianzas con diferentes grupos y personajes, aprenderás un montón de habilidades sólo para la parte cooperativa de rol, y cuando se combinan con tu destreza para usarlas, éstas te proporcionarán las herramientas necesarias para superar la tarea que tienes entre manos. Aunque no siempre te haga falta usar estas habilidades para derrotar a un jefe peleón, no hay duda que utilizar estas nuevas estrategias y los elementos que te rodean te darán la ventaja que andas buscando.


Una crítica que con frecuencia se hace a los juegos de rol online es que las acciones carecen de continuidad. Cuando un seguidor muerde el polvo es devuelto a la vida en la siguiente zona. Pero eso no ocurre en las mazmorras. Las acciones son permanentes, con lo que si tu guía es aplastado por una roca, devorado por un monstruo o inmolado por la lava, estás muerto. Te las tendrás que apañar tú solo.

Con eso no decimos que si metes la pata debas ponerte a gritar, "¡se acabó, amigo, se acabó!" como si fueras el soldado Hudson de Alien. Aún tendrás la oportunidad de abandonar la mazmorra para intentar de nuevo conseguir la victoria o resucitar a los miembros de tu grupo, algo muy útil para aquellos que tal vez no tengan éxito a la primera. Pero mientras te encuentres en los confines subterráneos de una mazmorra en concreto, te regirás por la regla de la continuidad. En otras palabras, las mazmorras son lugares encadenados. A pesar de las muchas dificultades y trampas a las que te enfrentarás, tendrás otras ocasiones para triunfar. En tus viajes podrás verte en medio de un campo de prisioneros secreto. Si eliges liberar a los cautivos, ganarás nuevos aliados que te ayudarán a cumplir tus objetivos. Siempre será posible avanzar sin tener en cuenta lo que ocurra, simplemente tendrás que encontrar la mejor forma de seguir hacia adelante.

Y éste es solo un ejemplo de las excitantes características que se incluyen en Guild Wars: Eye of the North. Ya os contaremos más cosas cuando el lanzamiento del juego se acerque este otoño.






 

One Comment - "Las nuevas mazmorras de Guild Wars"

  1. tmartinezperez 22/02/2013 at 21:41 -

    La verdad es que no mucho, pero recomiendame algun hechizo, por provar nunca se pierde nada.