Dreams of Mirror Online (DOMO)

DOMO - Review - Thumpnail
5   Valoración
Gráficos: 6/10
Sonido: 2/10
Rendimiento: 7/10

Interesantes gráficos anime, cambia la clase de tu personaje cuando quieras, detallados sistemas sociales.

Gráficos anticuados, misiones aburridas, interfaz horrible, no hay prácticamente efectos de sonido.


Recientemente el MMORPG 3D gratuito Dream of Mirror Online (DOMO) comenzó su beta abierta tras un exitoso Kickstarter que buscaba relanzar el juego, que cerró sus puertas en 2012, para dar a los fans una nueva oportunidad de visitar el juego y disfrutar de nuevos contenidos y misiones. Aparentemente el título iba a regresar incluso si la ayuda de kickstarter, pero el crowdfunding ha permitido a los desarrolladores añadir más contenidos y actualizaciones al juego así que será interesante ver cómo se desarrolla.

Lo primero que ves al entrar al juego son unos entrañables gráficos anime relativamente bien hechos, que tienen una opción muy curiosa llamada “brillo” que hace que todo resplandezca, dando una apariencia de ensueño (que además sirve para esconder cantos y defectillos gráficos). El aspecto de los personajes y las criaturas es bastante decente, pero la interfaz es terrible. Las ventanas y el chat parecen Microsoft DOS, lo cual no ayuda al juego. El sonido es otro de los puntos negativos del juego. Aunque hay música (que va repitiéndose una y otra vez hasta la saciedad) y hay algunos efectos de sonido, como al atacar a los enemigos o recoger objetos, no hay ningún otro efecto sonoro, ni pasos, ni ambientes, ni ruidos… muy decepcionante.

A la hora de crear un personaje escogimos a un Sylph, una raza tradicionalmente mágica según el trasfondo, aunque a la hora de la verdad es exactamente igual que las otras tres razas, cambiando únicamente su aspecto, su forma de moverse, y alguna misión. Todas las razas pueden ser cualquier clase o profesión, y al igual que en Final Fantasy XI comenzamos en el juego sin clase, y al alcanzar nivel 10 podremos escoger una clase, lo cual dará al personaje distintas habilidades y rasgos. Hasta nivel 10 los personajes únicamente tienen un ataque básico, aunque no necesitan más para enfrentarse a los desafíos iniciales del juego.

Domo review JeR2 Domo review JeR3


El juego cuenta con un sistema de ayuda que informa a los jugadores de que pueden o no pueden hacer (aunque esta opción está algo oculta y es posible no encontrarla). La mayor parte del contenido del juego son misiones, y sus objetivos son los comunes, ir a una zona determinada, acabar con un enemigo y volver al PNJ que te la dio para completarla y conseguir recompensas; lo viene a ser un themepark tradicional. El problema es que el mundo del juego es extremadamente grande, y encontrar donde completar las misiones no es tarea fácil, especialmente en zonas pobladas; por suerte hay un sistema de autopath que te lleva a tu destino… aunque a veces se encuentre a kilómetros de distancia.

Las misiones son uno de los aspectos más débiles del juego; recordemos que el juego tiene cómo 10 años a sus espaldas, y no cumple los estándares para convertirse en un MMORPG exitoso (al menos en el mercado occidental, ya que en el mercado asiático parece que tiene un montón de seguidores). Las misiones son repetitivas hasta decir basta, y si juntamos esto a que la IA es muy básica, la experiencia general se vuelve muy tediosa. El combate aburre, aunque se vuelve algo interesante a medida que progresas con las distintas clases, y los controles son bastante torpes, haciendo que a veces moverte por mapa y combatir enemigos sea una odisea.

Uno de los elementos más fuertes del juego es su aspecto social, en especial los gremios; en muchos MMORPGs los gremios no son más que una lista de jugadores que hacen cosas juntos, pero en DOMO podemos contribuir a subir de nivel nuestro gremio, desbloquear edificios de gremio y conseguir habilidades especiales. Otros sistemas sociales a destacar son el sistema de relaciones y matrimonio, que te permite establecer profundas relaciones con los otros jugadores. Aunque el sistema de misiones y sus mecánicas son bastante anticuadas, sus características sociales destacan y hacen que el juego sea muy inmersivo.

En general, la sensación que da el juego es que es viejo, y no posee suficientes características únicas como para destacar en el género MMORPG. El hecho es que el juego cerró en su día por acarrear errores y por no generar suficientes ingresos, e intentar relanzarlo con los mismos sistemas, gráficos e interfaz… no tiene demasiado sentido. ¿Ha cambiado lo suficiente el mercado MMORPG para hacer que un juego lanzado en 2005 consiga ser exitoso? ¡El tiempo lo dirá!

Domo review JeR4 Domo review JeR1


Y si queréis saber más sobre DOMO, visitad nuestro perfil clicando sobre el botón "info" que encontraréis más abajo.