Analizamos Travian: Kingdoms

Travian Kingdoms - Review - Thumpnail
8   Valoración
Gráficos: 7/10
Mecánicas: 7/10
Rendimiento: 10/10

Mecánicas muy interesantes, montones de sistemas de juego, gráficos cartoon de gran calidad.

Ritmo de juego lento que a veces te lleva a estar parado sin poder hacer nada.


Hoy os traemos nuestro análisis de Travian: Kingdoms, el sucesor del popular Travian que llega con interesantes mejoras y añadidos respecto a su predecesor. El juego es un MMO gratuito de estrategia para navegador y dispositivos móviles en el que tendremos que erigir una aldea, gestionar la producción de recursos y la forma de usarlos, formar un ejército y luchar contra otros jugadores en combates PvP. En este análisis descubriremos si Travian: Kingdoms hace honor a su predecesor manteniendo su espíritu y su atractivo.

Las mecánicas principales de Travian: Kingdoms son las mismas que las de Travian, y las mismas que los de la mayoría de juegos similares del género. Básicamente nuestra misión es conseguir recursos, usarlos para construir edificios, que nos permitirán hacer distintas acciones como entrenar tropas, con las que formaremos un ejército que tendremos que usar para defendernos y atacar a otros jugadores para conseguir territorios y recursos, todo esto mientras vamos completando misiones que nos proporcionan recompensas adicionales. En este aspecto el juego es bastante continuista y no añade ninguna mecánica especialmente innovadora, aunque tenemos que decir que Travian no copia estas mecánicas de otros juegos, ya que fue uno de los títulos que asentó el género. Una cosa que si es cierta, y es que ha mejorado varios aspectos del Travian original y ha añadido algunas características muy interesantes.

Travian Kingdoms review JeR4 Travian Kingdoms review JeR3

Nada más comenzar en el juego tienes que decidir dos cosas, tu facción, y cual será tu rol en tu reino. En el juego hay las tres facciones clásicas de Travian, los Galos centrados en la defensa, los Teutones centrados en el ataque y los Romanos poseedores de las mejores tropas, pero también los más caros.

En el juego podemos escoger entre dos roles, Gobernador o Rey, que es una de las novedades más interesantes del juego respecto a Travian. Si escogemos ser Gobernador nuestra misión será la de apoyar al Rey y al reino acabando con bandidos (unos PNJs que se esconden en refugios y campamentos y que atacarán las aldeas cercanas), cosa que nos proporcionará recursos adicionales y bienes robados que podemos vender al rey para conseguir ambos recompensas adicionales. El Rey es el encargado de proteger el reino y a sus habitantes (incluyendo a los gobernadores) de los atacantes exteriores, y para hacerlo tendrán que preparar un gran ejercito con el que defenderse de los invasores, o atacar a reinos rivales. El rol de Rey es más exigente, y por lo tanto está más orientado para jugadores con más experiencia y tiempo, aunque siempre puede pasar que el Rey de tu reino no haga muy bien su trabajo, lo cual acaba siendo malo para el futuro del reino.

Travian Kingdoms review JeR6 Travian Kingdoms review JeR5

El aspecto gráfico del juego es muy bueno y muy superior al de su predecesor, el aspecto de los personajes y de las aldeas está más pulido y es más bonito y llamativo. La interfaz es muy limpia e intuitiva, y pese a la enorme variedad de acciones que puedes hacer no resulta liosa ni caótica, lo cual es un mérito digno de mención. Un aspecto visual muy llamativo es que cada facción tiene un aspecto visual muy diferenciado que define muy bien su filosofía.

Las misiones que iremos recibiendo a medida que vayamos jugando nos encomendarán construir distintos tipos de edificios, entrenar unidades de tropas, construir fortificaciones y muros alrededor de nuestra aldea e incluso conquistar zonas especiales, los Oasis. Los oasis son zonas especiales que podemos intentar conquistar para conseguir recursos adicionales, lo cual no es una tarea fácil, y que una vez esté bajo nuestro control tendremos que proteger para que no nos los arrebaten.

Todas las acciones del juego cuentan dos cosas, tiempo y recursos, ya sea construir edificios, entrenar tropas, mejorar edificios ya existentes… todo tiene un coste de tiempo y recursos. Al principio estos costes son muy bajos y no suponen un gran esfuerzo pero a medida que vas avanzando estos costes se disparan llegando a ser muy caros y a tardar mucho tiempo. La principal forma de conseguir recursos es usando las zonas con recursos naturales que hay alrededor de nuestra aldea. Cada aldea cuenta con 6 zonas para cultivos, 4 pozos para arcilla, 4 minas de hierro y 4 leñadores, y podemos mejorarlas para conseguir más recursos.

Travian Kingdoms review JeR1 Travian Kingdoms review JeR8

En el juego llega un punto, en el que tras construir y mejorar edificios y zonas de producción, de entrenar tropas y lanzar ataques que te quedas sin recursos; en ese momento puedes hacer pocas cosas, como por ejemplo enviar a tu héroe a completar aventuras (esto cuesta monedas de aventura) para conseguir objetos que los volverán más poderosos en combate. Y cuando terminas estas actividades solo puedes hacer una cosa… esperar a que el resto de acciones terminen.

Esperar, tener paciencia y dedicarle tiempo al juego es vital para progresar. Aunque puedes conseguir recursos adicionales acabando con escondites de bandidos, o atacando a otros jugadores, es fácil quedarte sin poder hacer nada, ya sea por falta de recursos o porque tienes varias acciones en cola que tienen que terminar. Esto te obliga a dos cosas, jugar de forma casual o gastar dinero real para comprar Oro (la moneda Premium del juego) que podremos usar para acabar con los tiempos de espera al instante o para comprar recursos. También es posible conseguir Oro en pequeñas cantidades completando desafíos y misiones, que podremos usar en momento de crisis o necesidad.

Travian Kingdoms review JeR2 Travian Kingdoms review JeR7

En conclusión Travian: Kingdoms tiene mucho potencial y ofrece una enorme variedad de cosas para hacer (muchas de las cuales no hemos mencionado en este análisis), pero también es un juego casual (lo cual no es necesariamente malo) en el que la dedicación, la paciencia y la planificación son vitales para el éxito. El juego se vuelve aún más interesante a medida que vas progresando y se abren otras opciones, como formar alianzas con otros jugadores o reinos, e incluso formar sociedades secretas con otros jugadores para ir tras determinados objetivos que mantenéis ocultos ante el resto de jugadores. Es un juego muy interesante y atractivo, posiblemente uno de los mejores del género, así que si os gustan este tipo de juegos, os gusta formar alianzas con otros jugadores y enfrentaros a rivales para conseguir vuestros objetivos, os recomendamos que los probéis.