Analizamos la beta abierta de Dirty Bomb

Dirty Bomb - Review - Thumpnail
7   Valoración
Gráficos: 8/10
Mecánicas: 7/10
Rendimiento: 6/10

Gran variedad de personajes distintos, batallas con objetivos muy divertidas, interesantes diseños de mapas.

No nos gusta el sistema de equipo, ya que no nos permite personalizar nuestras armas o armaduras a nuestro antojo.


Hoy os traemos nuestro análisis de la beta abierta del nuevo FPS de Nexon, Dirty Bomb, la cual os recordamos está disponible desde Steam de forma completamente gratuita, y donde encarnaremos a mercenarios que luchan en una Londres abandonada tras un terrible desastre. En el juego podremos participar en emocionantes batallas PvP por equipos con objetivos, en las que podremos jugar con una variedad de personajes distintos con habilidades, armas y estilo de juego únicos. En este análisis nos hemos centrado en probar los distintos mapas del juego, los objetivos, y el sistema de equipo de los personajes.

Una de las cosas que más nos llamaron la atención del juego, es que al entrar por primera vez, en lugar de ser recibidos por una introducción cinemática, podemos disfrutar de un divertido vídeo tutorial que nos enseña que NO hacer, siempre acompañado con el mensaje “no seas un capullo”. Este vídeo nos enseña la importancia del trabajo en equipo, ya que si no “seremos unos capullos” (textual). Una vez terminado el video el juego nos invita a hacer un tutorial opcional, que además de explicarnos un poco la historia del juego, presenta a algunos personajes y nos enseña las distintas mecánicas, nada especialmente nuevo o novedoso; el tutorial es muy divertido y ameno, y si lo comparamos con otros MMOs y shooters, vale la pena completarlo.

Dirty Bomb review JeR7 Dirty Bomb review JeR8

El objetivo del juego no es otro que avanzar por los distintos mapas completando los objetos que tiene asignados nuestro equipo (el objetivo equipo rival generalmente es evitar que tengan éxito). A diferencia de otros MMOFPS cada mapa tiene tres objetivos, que tendremos que ir completando para poder avanzar por el mapa. Por ejemplo en el mapa “church” la misión de los atacantes es llegar a un vehículo de extracción, repararlo, escoltarlo hasta un ascensor, y usar las cargas que lleva para hacer volar por los aires un edificio. Cuando un equipo completa un objetivo, los puntos de reaparición de ambos equipos cambian de posición, y a medida que la partida progresa esta se vuelve más intensa a medida que los defensores intentan frenar el avance de los atacantes para que no completen sus objetivos antes de que el tiempo finalice. Sinceramente tenemos la sensación que es más fácil atacar que defender, ya que los atacantes tienen más fácil completar sus objetivos, mientras que los defensores tienen que cooperar muy bien para frenar el avance enemigo.

Los distintos mapas son muy divertidos, y el diseño de los niveles es impecable, con coberturas por doquier, zonas elevadas, pasillos estrechos y edificios donde poder luchar batallas realmente frenéticas y divertidas, en las que tienes que combatir tanto a distancia, o luchar cuerpo a cuerpo. Aunque cada mapa tiene sus propios objetivos, estos objetivos son muy similares, ya que en unos mapas tienes que conseguir drogas o un disco con datos, y en lugar de defender un vehículo de extracción defenderemos un camión.

Dirty Bomb review JeR5 Dirty Bomb review JeR6

El sentido del humor, la acción frenética y la variedad de distintos personajes hacen que el juego nos recuerde a Team Fortress 2 (lo cual en nuestra opinión es un halago enorme); los jugadores pueden puedes controlar a soldados armadas con ametralladoras pesadas, ingenieros que colocan torretas defensivas por doquier, médicos de combate, y tanques andantes equipados con armaduras pesadas. El personaje con el que más jugamos fue Bushwacker, un ingeniero que puede montar torretas defensivas y que desactiva explosivos rápidamente; aun así en cada partida podemos llevar hasta tres personajes distintos, que podremos escoger cada vez que muramos. Los personajes se desbloquean con dinero real o con moneda del juego, aun así el juego tiene un sistema de rotación de personajes, como en un MOBA, por lo que cada semana podremos jugar con personajes distintos.

Los combates son muy emocionantes y no hay pausa, además a medida que las partidas avanzan, los puntos de reaparición cambian, lo que hace que las luchas sean constantes; además el poder reanimar a tus compañeros caídos asegura que la lucha no tendrá descanso en ningún momento. Una cosa que nos gustó especialmente es que al morir puedes ver quien te ha matado, y desde donde lo ha hecho lo que te permite avisar a tus compañeros de donde se esconden lo francotiradores o si los rivales tienen montadas emboscadas.

Dirty Bomb review JeR3 Dirty Bomb review JeR4

Las partidas son bastante cortas; las de modo Objetivo no pasan de los 15 minutos, y las del modo Stopwatch duran el doble porque son dos rondas en las que cada equipo juega tanto con el rol ofensivo, como con el defensivo, también hay un modo Ejecución en el que el objetivo es plantar una bomba o eliminar a todo el equipo enemigo, y debido a que sus partidas son muy rápidas estas constan de 10 rondas. Como las partidas no son muy largas, estás en constante movimiento y puedes cambiar de personaje al morir, no tienes tiempo para aburrirte: además el poder cambiar de personaje te permite adaptarte a cualquier situación a la que te enfrentes.

Lo único que no nos gustó demasiado es el sistema de equipo, que básicamente es escoger una carta que determinará su equipo y habilidades, y que serán más poderosas dependiendo de su calidad (en el caso del juego plomo, plata, oro, cobalto, etc…) una mezcla entre MMORPG y TGC. Las cartas se consiguen al ganar partidas, o comprando paquetes de cartas en la tienda del juego (que podemos comprar con créditos del juego o con moneda real). Aunque es un sistema muy simple e intuitivo, no creemos que sea un añadido necesario para el juego.

Dirty Bomb review JeR1 Dirty Bomb review JeR2

Si obviamos este aspecto, el juego es muy divertido, y con diferencia el mejor MMOFPS que hemos jugado en bastante tiempo, ya que desgraciadamente muchos MMOFPS son demasiado parecidos, y en los que los combates son de “un tiro y muerto” en los que pasas más tiempo muerto que vivo. Por suerte Dirty Bomb ha esquivado estos errores y trampas del género, y ha creado un juego muy bueno, con algunas cosillas que mejorar (como por ejemplo el hecho de que no interaccionamos con los objetos, sino que solo hay una animación con un destornillador). Podemos decir sin equivocarnos de que es un juego que vale mucho la pena, y tiene todos los números para convertirse en un éxito si los desarrolladores lo tratan con cariño.

Para conocer más detalles del juego, clica en el botón INFO que tienes justo debajo.