Mendigogame cuenta con un jugador almeriense de 83 años

Farbflut Entertainment ha comunicado que el ciudadano almeriense Luis Moreno Plaza es, a sus 83 años, el jugador más longevo de la comunidad de Mendigogame. Su ejemplo demuestra que el juego 'online' más popular en Europa está atrayendo la atención de internautas de todas las edades hacia las dificultades de las personas "sin techo".


Amante de la informática y de los videojuegos. Así se califica Luis Moreno Plaza, vecino de la localidad almeriense de Roquetas de Mar y gran aficionado al videojuego online Mendigogame. Su caso no merecería especial atención si no fuese por su edad: Luis Moreno tiene nada menos que 83 años. La edad, sin embargo, no impide a este entrañable anciano disfrutar del videojuego de navegador más popular actualmente en Europa.


Todo empezó en un caluroso día del pasado verano. “Mi nieto mayor me informa siempre sobre todas las novedades en el red. Él se enteró de la existencia de Mendigogame a través de la prensa y me lo aconsejó“, comenta Luis Moreno. Desde entonces, no ha habido día en el que el hombre no se haya conectado a Mendigogame para "cuidar“ de su mendigo virtual. “Jugar a Mendigogame me ayuda a tener la cabeza despierta“, afirma. Lo que más le atrae del juego es, asegura, ver "cómo se las arregla uno en la calle“. El jubilado se entretiene diariamente durante horas atacando a otros mendigos y mejorando las habilidades de su alter ego virtual mediante los diferentes cursillos que el juego ofrece.


“Por supuesto”, responde orgulloso Luis Moreno cuando se le pregunta si ya es miembro de alguna banda en Mendigogame. “Me divierto mucho con mis compañeros virtuales. Algunos de ellos conocen mi edad y les parece curioso ver a una persona de mi edad en el juego”, comenta el pensionista. Su condición de jugador más longevo de Mendigogame le ha valido el cariñoso calificativo de "abuelo mendigo“ entre la comunidad.


Luis Moreno es conocedor de la polémica que Mendigogame viene levantando desde su estreno por su temática (el mundo de las personas sin hogar) y asegura no comprender las críticas que el juego ha recibido por parte de diversas oenegés españolas: "No veo ningún peligro ni nada amoral en Mendigogame. Es tan sólo un juego que nos acerca de una forma divertida e irónica al día a día de las personas sin techo“. "En la red hay juegos mucho peores, ambientados en guerras y llenos de sangre, y sobre los que nadie dice nada“, añade Luis.


No es fruto de la casualidad que nuestro protagonista sea precisamente Luis Moreno Plaza. Desde hace años, el anciano participa activamente en los cursos de informática que se imparten en el hogar de ancianos al que es asiduo en su localidad, Roquetas de Mar, e incluso ha impartido varios de ellos. Además, este pensionista se mueve como pez en el agua en la red: "Ahora estoy trabajando en una página web para el centro de mayores, aunque el proyecto avanza poco a poco“. “Si algún día me faltase mi ordenador estaría perdido”, asegura el hombre.



Visita la web oficial de Mendigogame.