Fallen Earth, un reportaje fotográfico


Sin saber cómo, ni por qué, hemos terminado con una cámara en la mano en el desolado mundo que nos presenta Fallen Earth. Una vez allí, un tipo nos ofreció comida por cada instantánea que pudiéramos tomar que le cautivase tanto como para colgarla en la única pared que quedaba en su casa. Ésto es lo que pudimos hacer con lo que teníamos.


Si queréis echar un vistazo al reportaje sólo tenéis que seguir éste enlace o el que se esconde tras la imagen de cabecera.