Evento de prensa exclusivo de Total War: Arena

Total War Arena - Article headlogo - ES

El fin de semana pasado fuimos invitados por Sega a asistir en Colonia (Alemania) a un evento exclusivo, la presentación mundial de Total War: Arena, la nueva entrega de la saga Total War. Para aquellos que no lo conozcáis, Total War: Arena es una especie de MOBA (salvando las distancias) pero mucho más estratégico y táctico. A diferencia de sus predecesores, será gratuito y se centrará en ofrecer batallas de hasta 10 contra 10 jugadores.

El juego se encuentra actualmente en su alpha cerrada (aunque parece que esté a punto de ser lanzado) y tuvimos la oportunidad de jugarlo y descubrir todo lo que ofrece.

Tras ser llevados a las oficinas de la ESL, pudimos explorar el lugar: habían preparado dos platós desde donde retransmitirían en directo varias partidas por streaming; también nos paseamos por sus oficinas y por una sala en la que prensa e invitados al evento podríamos jugar al juego por primera vez.

Cuando todos los medios y los miembros de la comunidad llegaron a las oficinas el evento, comenzó con una breve presentación en la que nos mostraron el juego y el nuevo tráiler.



Tras la presentación, varios miembros del equipo (Gabor Beressy, líder del Proyecto; David Petry y Elliot Lock, diseñadores del juego; y Alex DeRosee, programador) respondieron a las preguntas que tanto la comunidad como los medios presentes les hicimos. Tras el Q&A pasamos a probar el juego y entrevistar a los desarrolladores.

Nosotros estábamos muy interesados en probar el juego (ninguno habíamos podido jugar aún), así que tras secuestrar a David Petry para que nos hiciese de guía nos adentramos en Total War: Arena.

La primera impresión que tuvimos del juego es que estaba muy avanzado para ser una Alpha, la segunda, es que teníamos un montón de opciones a nuestra disposición. Antes de comenzar David nos explicó las mecánicas básicas del juego, en cada partida hay 10 jugadores por bando, un total de 20 (aunque ya nos comentaron que más adelante integrarían batallas de 5vs5) que a su vez controlar tres unidades de tropas de las épocas romanas y griega compuestas por unas 100 tropas cada una, y cada contingente está dirigido por un general.

Actualmente tenemos a nuestra disposición a los romanos Julio César, Germanicus y Scipio Africanus; y a los griegos Leónidas, Alejandro Magno, y Miltíades, y aunque aún no estaban disponibles también vimos que en el futuro sería posible jugar con Vercingeritórix y Arminius. Cada general posee sus propias habilidades, y a medida que juguemos con ellos las podremos mejorar o podremos conseguir aprender de nuevas; además cada general posee un rol diferenciado, lo cual hace que sean más efectivos con ciertos tipos de tropas o en determinadas situaciones. Por ejemplo, Germanicus es extremadamente eficiente al mando de una tropa de infantería pesada ya que posee habilidades que le permiten hacer que sus tropas lancen una carga, o crear muros de escudos para protegerse de lluvias de flechas, mientras que Julio Cesar destaca apoyando a las unidades de otros jugadores inspirándolos y es especialmente eficiente al mando de unidades de combate a distancia. Por otro lado tenemos a Alejandro Magno, que es muy útil al mando de unidades de caballería, ya que puede hacer que sus tropas se muevan y maniobren más rápidamente, o que ejecuten cargas especialmente destructivas.

evento TWA JeR3


Escoger a un general sabiendo tan poco del juego fue algo difícil, aunque al final nos decidimos por Leónidas, ya que su rol defensivo se ajusta a nuestro estilo de juego. Tras escoger al general que liderará nuestras tropas, tuvimos que escoger las tres unidades que dirigiremos en combate. Aunque en esta partida solo podíamos escoger entre 4 tipos de tropas distintas (las iniciales) que eran arqueros, lanceros, espadachines y lanzadores de venablos, David nos comentó que actualmente hay unos 10 tipos de tropas distintos, entre los que se encuentran unidades de caballería, unidades de artillería, infantería ligera, infantería pesada y un largo etcétera. En este punto nos comentó que cuando jugamos con un tipo de tropa esta consigue experiencia, que podemos usar para asignarles diferentes piezas de equipo que los vuelven más rápidos, más letales o más resistentes, y al conseguir la experiencia suficiente podemos desbloquear otros tipos de tropas algo más avanzadas.

Dicho esto nos mostró el árbol tecnológico del juego, una árbol ENORME en el que hay una variedad muy amplia de tropas a las que podemos ir accediendo a medida que progresamos en el juego; cada tropa tiene unos atributos distintos, y aunque por ejemplo todos sean arqueros, unos son más rápidos, otros hacen más daño pero tienen menos alcance, otros tienen más alcance pero son más frágiles, y otros hacen que la moral enemiga baje más rápidamente.

Al escoger el tipo de tropa, David nos dijo que existen ciertas mecánicas básicas en las batallas: los lanceros son muy buenos contra la caballería, la caballería es muy buena contra las unidades de espadachines, los espadachines son muy eficientes contra los lanceros y las unidades a distancia son muy eficientes contra todo tipo de enemigos aunque son extremadamente frágiles. Dicho esto escogimos dos unidades de espadachines (a niveles bajos no hay caballería) y una unidad de arqueros.

Una vez escogido nuestro ejército aún no habían terminado las opciones, pues cada tipo de tropa puede equiparse con dos mejoras de una lista para la batalla, estas mejoras son “habilidades” que proporcionan beneficios durante la partida, o en el caso de los proyectiles tienen un límite de usos. Por ejemplo, los milicianos, la infantería más básica, puede equiparse con raciones que aumentan su daño o piedras de afilar que mejoran su capacidad para penetrar armaduras. En nuestro caso, como habíamos seleccionado a un general defensivo, equipamos nuestras tropas cuerpo a cuerpo con una habilidad que mejoraba su armadura y otra que aumentaba el daño de sus espadas. Y los arqueros se equiparon con unas flechas con mayor alcance pero menos daño y con otras con menos alcance y más daño.

Tras esto le dimos a PLAY y… nos tocó esperar un rato. Cómo ya os hemos dicho el juego se encuentra actualmente en su Alpha Cerrada y hay pocos jugadores. Mientras tanto, David nos explicó el funcionamiento de las partidas, y las distintas mecánicas que nos encontraríamos. El objetivo de cada partida, que tienen una duración de 6 a 15 minutos (siendo 15 minutos el máximo tras lo cual se decidirá el vencedor por puntos) es conquistar la base enemiga o acabar con todas las tropas del equipo rival.

evento TWA JeR4


Actualmente el juego cuenta con 3 mapas: Marathon, un mapa con varios riscos y zonas boscosas perfectas para preparar emboscadas; Thermopylae donde podremos recrear la legendaria batalla de los 300 y Leónidas, y Salernum, una ciudad rodeada de varias villas y bosques. En cada mapa el entorno afecta a todo lo que hagamos, si nos pasamos por una zona boscosa iremos más lento, pero no podrán vernos desde fuera, si cruzamos ríos iremos mucho más despacio y seremos presa fácil de los ataques enemigos, si atacamos con arqueros desde acantilados o zonas elevadas conseguiremos una gran ventaja, y si lanzamos una carga en una pendiente seremos mucho más letales.

Hay muchísimos factores a tener en cuenta cuando combatimos, desde donde estamos combatiendo, proteger nuestros flancos o evitar atacar con armas a distancia a tropas de cuerpo a cuerpo enfrentadas, ya que el juego cuenta con fuego amigo. La verdad es que estábamos un poco abrumados por la cantidad de información que recibimos del juego, pero tenemos que admitir que estábamos deseando luchar por la gloria de Grecia.

Tras esperar unos pocos minutos, comenzamos la partida. El general está asignado a una de las tres unidades bajo tu control, y puedes controlar a cada unidad independientemente. Cada unidad posee sus habilidades asignadas a distintas teclas y puedes activarlas cuando más lo necesites. Una vez que nos hicimos con el control, no miramos el mapa y nos dirigimos hacia adelante solos… craso error, ya que en cuanto avanzamos un poco nos emboscaron dos unidades de infantería y desde un risco nos atacaron varias unidades de arqueros. Al principio conseguimos mantener la posición (Leónidas es un general muy duro) pero al poco llegaron un par de unidades enemigas más y nos flanquearon. Pese a que intentamos huir fuimos aniquilados sin piedad. Duramos dos minutos en la partida.

evento TWA JeR2


En este punto puedes decidir seguir en la partida, o salir y jugar otra, aunque no podrás jugar con el general que usaste en esa partida hasta que esta termine. Tras la humillante derrota de nuestro contingente nos dedicamos a mirar como jugaban los otros jugadores (que pese a no tener un nivel muy alto, ya que el sistema de emparejamientos procura no mezclar a jugadores de distintos niveles, se sabían desenvolver mucho mejor que nosotros); pudimos ver que los jugadores pueden dar órdenes directamente en el mapa haciendo dibujitos o flechas que te avisaban de hacia dónde tenías que ir o te aconsejaban que retrocedieses, aunque también vimos uno que se dedicaba a dibujar penes… desconocemos cuál era su estrategia. Los combates eran brutales y los soldados caían constantemente dejando el campo de batalla regado de cadáveres (un detalle curioso es que cuando haces zoom ves que cada uno de los soldaditos tiene un aspecto generado de forma aleatoria, por lo que no será igual al resto de sus compañeros de unidad aunque tendrá la misma vestimenta). Al final el equipo rival se impuso al nuestro y consiguió conquistar nuestra base. Al finalizar la partida puedes ver un detallado registro de la batalla en la que puedes ver tus logros, la experiencia que has conseguir, o los enemigos que has derrotado (en nuestro caso casi ninguno).

Tras esta primera partida nefasta, jugamos unas pocas más, pronto descubrimos que cooperar con los otros jugadores, ir con cautela, y seguir las órdenes que se proponían al principio de la batalla hacían que fuesen más interesantes y emocionantes. La verdad es que cuando consigues atraer a una unidad enemiga hacia un trampa y acabar con ella te sientes realizado, y al tener tres unidades que puedes controlar de forma independiente puedes crear todo tipo de estrategias, que pueden llegar a ser muchísimo más complejas si las preparas con otros jugadores.

En general, tras jugar unas cuantas partidas y haber solo arañado la superficie del juego, Total War: Arena nos dejó una sensación muy positiva. Después, nos tomamos un pequeño descanso y hablamos un poco más con David que nos comentó que pese a que el juego parece muy avanzado, aún están equilibrando muchas cosas, además de estar preparando nuevos mapas y modos de juego. También nos comentó que están trabajando muy de cerca con la comunidad y que todos los cambios que hacen primero tienen que recibir el visto bueno de los jugadores, y que muchos de los cambios y mejoras que han hecho hasta la fecha han sido propuestos por los jugadores, ya que su objetivo principal es ofrecer la mejor experiencia de juego posible. También aprovechó para confirmarnos que el juego será completamente gratuito, y que por lo único por lo que tendremos que pagar es para poder cambiar los colores de nuestras tropas, para conseguir aspectos especiales de los generales, o para conseguir experiencia para las unidades, lo cual simplemente sirve para que los jugadores puedan subir de nivel más rápidamente.

Tras esto nos invitaron a comer. En el patio del estudio prepararon una barbacoa alemana, en la que estaban cocinando salchichas, pinchos, y montones de carne. Tras comer y reponer fuerzas, aprovechamos para tener un encuentro con Gabor Beressy y Alex DeRosee en el que les pudimos preguntar todo lo que quisimos del juego y de su desarrollo.



Por la tarde nos llevaron a los dos platós, en cuyas gradas nos sentamos para presenciar un torneo entre los miembros más importantes y conocidos de la comunidad del juego (10vs10) que se iba a retransmitir en directo a través de Twitch y que iba a ser comentado al más puro estilo de los torneos de League of Legends y juegos similares. El torneo enfrentó a dos equipos (Leonidas y Germanicus) de jugadores veteranos y fue muy interesante ver como antes de cada partida planeaban todos los movimientos que iban a hacer o las estrategias que iban a usar para derrotar al bando rival. Las batallas eran encarnizadas y aunque se echaba en falta que el juego tuviese un modo espectador (nos dijeron que ya está en su lista de cosas para hacer), pudo verse que el juego es un candidato firme para convertirse en e-Sport, aunque actualmente el objetivo de los desarrolladores es hacer el juego lo mejor posible y que encante y atrape tanto a los fans del género y de Total War, como a jugadores nuevos.

Tras seis horas de batallas encarnizadas, el equipo Leonidas se impuso 7 a 3 al equipo Germanicus. Al terminar el torneo se dio una medalla de oro a los vencedores y una de plata a los vencidos.

Y así el evento llegó a su fin, aunque los desarrolladores nos trajeron la cena (aún más salchichas y pizza) y un poco más tarde nos llevaron a explorar la vida nocturna de Colonia. Un secreto, tuvimos barra libre, y al día siguiente solo algunos pocos no teníamos resaca.

En conclusión, Total War: Arena es un juego con muchísimo potencial, muy interesante y adictivo. Aunque ya podemos hacernos una idea bastante clara de cómo será el juego cuando se lance de forma oficial, hay muchas cosas que se pueden añadir para hacerlo aún mejor, y la tarea para equilibrar todos los tipos de tropas y generales puede ser titánica. Pese a su complejidad, y al hecho de que es único en el mercado, tenemos la corazonada de que puede conseguir mucho éxito si los desarrolladores lo siguen haciendo igual de bien y siguen escuchando a lo que les tenga que decir la comunidad.

evento TWA JeR1


Y si queréis saber más sobre Total War Arena, visitad nuestro perfil clicando sobre el botón "info" que encontraréis más abajo.