Descubre las características de Wakfu

Ankama Games nos ha enviado un interesante artículo en el que detallan las características de Wakfu. A continuación podéis leerlo íntegro:


Uno de los objetivos de Wakfu es hacer que tu personaje evolucione. No sólo tendrás que interpretarlo, también tendrás que desarrollar sus habilidades y encontrarle un lugar propio dentro del universo socio-político de Wakfu.


Las características


Las características primarias
Al igual que en DOFUS, cada personaje tiene una serie de características: unos rasgos particulares que van a definirlo. Estas características van a tener sus consecuencias en las acciones del jugador.


En Wakfu encontrarás las mismas características básicas existentes en DOFUS:



  • La fuerza (característica principal del elemento Tierra)

  • La agilidad (característica principal del elemento Aire)

  • La inteligencia (característica principal del elemento Fuego)

  • La suerte (característica principal del elemento Agua)

  • La sabiduría (modificador de la experiencia obtenida)

  • La vitalidad (modificador de los puntos de vida)

El jugador va a distribuir sus puntos (ganados con cada cambio de nivel del personaje) entre estas seis características. Aunque, en Wakfu, el número de puntos a invertir se contabilizará en una escala mayor (entre 1 y 10 puntos de nivel por 1 único punto de característica), y el proceso de inversión de puntos será más variado y equilibrado. También hay que tener en cuenta que estas características primarias ya no tendrán múltiples incidencias; es decir que un punto de fuerza dará un bonus a los daños de Tierra... ¡Y punto!


Los roles de clase estarán mucho más marcados. Por ejemplo, 1 punto de fuerza tendrá un coste distinto según la clase, pero el bonus que otorgue también será diferente según este mismo criterio.


Estas características, nuevas en Wakfu, provienen del universo de DOFUS. De este modo se facilita la eventual construcción futura de puentes entre ambos juegos.


Características secundarias


También vas a descubrir una serie de características secundarias propias a Wakfu, he aquí algunos ejemplos:



  • Esquiva (que condiciona la huída del CaC)

  • Placaje (para bloquear en un CaC)

  • Ferocidad (Golpes Críticos)

  • Mando (Número de criaturas a nuestras órdenes)

  • Prospección (Suerte para encontrar los objetos más raros)

  • Voluntad (Para dominar a una criatura)

Estas características permiten cernir mejor el rol que jugará tu personaje. Por ejemplo, si te especializas en el cuerpo a cuerpo, deberás aumentar lo más posible tu característica de placaje.


Dependiendo de la clase de tu personaje, algunas características aumentarán automáticamente al subir de nivel. El otro medio de controlar las características secundarias pasa por la elección del equipo adecuado para tu personaje.



Los niveles y la experiencia
 
Subir de nivel


Cada vez que se mata a una criatura, el personaje aumenta su experiencia. Esta experiencia se reparte de la siguiente manera:


La XP se añadirá al indicador global de nivel y hará que el personaje vaya subiendo de nivel. Con cada nivel, el personaje va a ganar un determinado número de puntos que le servirán para aumentar sus características primarias.


Un porcentaje de esta XP será revertido en las competencias y hechizos utilizados durante el combate.


Por ejemplo, un Yopuka mata a una criatura utilizando 3 jabs y 1 uppercut. Pongamos que obtiene 1000 puntos de experiencia en su indicador global de nivel; recibirá además un 10% extra de la suma (100xp), 75xp irán a subir el nivel del hechizo Jab y 25xp servirán para subir Uppercut.


Atención, este es un ejemplo simplificado. La repartición final entre los hechizos utilizados será diferente.


La experiencia y la evolución de los hechizos


Al ganar experiencia, el personaje también va a aumentar el nivel de sus hechizos: sus habilidades se organizan en árboles de hechizos, así el nivel del hechizo aumenta con el uso; cuanto más utilicemos un hechizo, tanto más fuertes seremos en él y tanto más fuerte será el personaje en el elemento de esa rama.


El número de niveles de hechizo necesarios para desbloquear las diferentes etapas de una rama de hechizos ha sido reducido considerablemente pero, sin embargo, obtener la maestría de un elemento seguirá siendo un auténtico desafío.