Descubre el modo multijugador de Bioshock 2

A nadie le cabe la duda de que Bioshock supuso un hito en el género de juegos de acción en primera persona, no solo por su gran ambientación e historia, pero sobretodo por una jugabilidad tan dinámica que daba infinidad de opciones al poder combinar tanto armas como plásmidos. Pero lo que si estaba claro, y era lo que más se echó en menos en este título fue un modo multijugador. Esto es algo que se ha querido corregir con Bioshock 2 y de forma gratamente sorprendente, ya que no se han limitado a poner unos mapas y que la gente pueda pegarse tiros sino que han creado un juego completamente nuevo que coge lo mejor de otros títulos como Call of Duty: Modern Warfare y les añade ese toque tan propio de Rapture.



2K Marin ha sabido hacer un buen trabajo a la hora de adaptar la jugabilidad de Bioshock en un entorno multijugador, asegurándose de que en ningún momento se pierda el espíritu del juego. En este modo los jugadores serán trasladados a la antesala del inicio de la historia inicial, cuando los habitantes de Rapture empezaron a perder el control y lucharon a muerte por el control del ADAM. Podremos escoger un personaje, personalizarlo con máscaras y armas de cuerpo a cuerpo y luego definir varios perfiles de combate. Los perfiles son todos predefinidos, todos los jugadores empezarán con las mismas armas y plásmidos, pero según ganen experiencia matando a otros jugadores en las partidas podrán subir de nivel y desbloquear nuevas armas, plásmidos e incluso tónicos.


En este sentido nos recuerda mucho al multijugador de la saga Call of Duty, ya que también tendremos pruebas a superar que nos permitirán desbloquear nuevas características. Estas pruebas serán del tipo incinerar X veces a un enemigo, matar con tal arma tantas veces a los rivales, etc. A esto hay que añadirle detalles curiosos como la posibilidad de fotografiar a los cadáveres de los jugadores muertos, un guiño claro al Bioshock clásico, para así obtener bonificaciones de daño contra los mismos. En los mapas, que son extraidos de la campaña de Bioshock, podremos encontrar diferentes elementos con los que interactuar, como torretas automáticas, trampas explosivas, así como munición y jeringas de EVE con las que reaprovisionarnos durante la partida.



Aunque sin duda uno de los elementos más emocionantes y que más pueden desequilibrar una partida, es la posibilidad de encontrar un traje de Big Daddy y enfundarnos en él para convertirnos en la pesadilla viviente de nuestros contrincantes. En total, la versión multijugador de Bioshock 2 cuenta con siete modos diferentes: Todos contra todos, aniquilación por equipos, último jugador en pie, capturar la hermana, obtención de ADAM, obtención de ADAM por equipos y captura de zonas. En todos los modos, exceptuando el de capturar la hermana, habrá un traje de Big Daddy que podrá ser usado por los jugadores.


El modo multijugador de Bioshock 2 es una genial forma de alargar la experiencia de juego de Rupture y además de una forma adictiva y divertida. La posibilidad de combinar los diferentes plásmidos y armas en un entorno multijugador eleva a un nuevo nivel la jugabilidad de Bioshock y es una asignatura obligatoria para todos aquellos seguidores del universo de Rapture.