Comparativa: Path of Exile contra Diablo 3

MatchUp - headlogo - Poe vs Diablo 3

Hoy os traemos una interesante comparativa en la que enfrentamos a dos de los mayores exponentes del género RPGs de acción del mercado: Path of the Exile (PoE) del desarrollador independiente Grinding Gear Games y Diablo 3 (D3) la última entrega de la famosa saga de Blizzard Entertaintment. Sin lugar a dudas el más popular de ambos juegos es Diablo 3, que cuenta con la friolera de más de 15 millones de jugadores registrados (estos datos son del pasado Febrero de 2014), y Path of Exile se queda en segundo lugar con tan “solo” 5 millones de jugadores registrados (también es cierto que Diablo 3 ya lleva más de dos años en el mercado, y PoE fue lanzado hace sólo 7 meses). Otro factor importante, Diablo 3 tras de sí al poderoso editor y desarrollador Blizzard, además de ya contar desde antes de su lanzamiento con una enorme cantidad de seguidores provenientes de sus dos entregas anteriores, en cambio Grinding Gear Games es un pequeño estudio de desarrolladores y jugadores a los que les encanta el género Hack’n’Slash, que gracias a la pequeña joya que es Path of Exile han conseguido asentarse en el mundillo de los RPG de acción.

Ambos juegos son comparados de forma constante, y esto se ve reflejado en acalorados debates acerca de sus similitudes y sus diferencias en foros y sitios web de ambos juegos; y sinceramente si echamos un vistazo detallado a ambos juegos son bastante distintos. Si bien es cierto que ambos comparten ciertos aspectos como una vista isométrica y una mecánica de juego machacabotones, y una interfaz bastante parecida (ambos usan las típicas orbes de salud rojo y maná azul), tienen varias características que los diferencian. A continuación podéis leer nuestros argumentos.

Path of Exile es para muchos la secuela espiritual de Diablo 2, si nos centramos puramente en las mecánicas de juego, ya que Diablo 3 ha apostado por ofrecer una experiencia de juego más ágil y accesible, suponemos que debido a la experiencia obtenida con World of Warcraft para atraer a una gama de jugadores más amplia. En nuestra esta una de las mayores diferencias entre ambos juegos, ya que Diablo 3 es un título algo más casual y sencillo de dominar y Path of Exile se puede definir como más hardcore debido a sus extensas opciones de personalización.

Diablo 3 cuenta con la típica selección de héroes clásica, en la que el héroe que escojas definirá tu estilo de juego, tus habilidades y las armas a las que tendrás acceso; el juego cuenta actualmente con 6 roles, tras haber añadido recientemente al templario. Cada héroe es una clase diferente, como podemos ver en otros MMORPGs como World of Warcraft, lo que también permite que puedas volver a pasarte el juego con otra, y añade rejugabilidad al título. En cambio en Path of Exile lo único que define cada clase son los atributos y las habilidades iniciales del personaje; actualmente el juego cuenta con 6 personajes distintos, y cada uno de ellos está centrado en uno o varios de los atributos principales del juego: destreza, fuerza e inteligencia; hay otra clase, el Scion, que desbloqueas cuando completas el juego en modo normal, la cual está equilibrada en los tres atributos.

Aunque da la impresión de que la diferenciación de clases de Path of Exile puede resultar menos, es el punto de partida para un sistema bastante más complejo: la red de habilidades pasivas. Esta red de habilidades es una enorme telaraña de habilidades pasivas que por la que puedes ir avanzado para conseguir distintas mejoras para el personaje y cambiar las mecánicas de las habilidades (por ejemplo si desbloqueas el talento Magia de Sangre podrás usar tu salud como recurso para llevar a cabo acciones, lo que cambia completamente tu forma de jugar). Cada vez que subas de nivel conseguirás un nuevo punto de talento, y podrás usarlo para activar un nodo de la red de habilidades, lo que a su vez te dará acceso a otros nodos, por lo que podrás “navegar” por la extensa red de habilidades hasta llegar a aquellas que más te interesen (y que pueden estar en la punta opuesta de la red). Al escoger un personaje, se determinará en que zona de la red empiezas, y de este modo puedes elegir centrarte en mejorar habilidades cercanas relacionadas con el rol inicial de ese personaje, o alejarte del punto de partida para adquirir habilidades de otros roles, lo que nos permitirá personajes híbridos con habilidades de varios roles.

La única habilidad determinada por tu clase, es la habilidad inicial de tu personaje, el resto las puedes escoger tú, ya que vienen determinadas por unas gemas que conseguirás en tus aventuras y que tendrás que insertar (las puedes quitar en cualquier momento) en tu armas, armaduras y accesorios para que puedas usarlas. Además puedes personalizar el funcionamiento de estas habilidades con gemas de apoyo, las cuales podrás vincular a la gema de habilidad para conseguir que tenga otros efectos (siempre que la pieza de equipo en la que esté tenga los espacios necesarios); por ejemplo, puedes hacer que un hechizo de relámpago golpee a varios oponentes, o que queme al oponente haciéndole daño con el paso del tiempo, y si puedes vincular la piedra de habilidad con ambas gemas de apoyo, la habilidad conseguirá ambos efectos. Esta mecánica es una de las características más innovadoras y atractivas de Path of Exile, además de ser uno de los puntos en los que más se diferencia de Diablo 3.

Por otro lado Diablo 3 posee un sistema de habilidades menos extenso, pero si mucho más ágil, en el que irás consiguiendo nuevas habilidades a medida que vayas subiendo de nivel, las cuales puedes personalizar aplicándoles unas runas (que también conseguirás subiendo de nivel) que pueden cambiar su funcionamiento drásticamente; esto permite que puedas personalizar tus habilidades y tu forma de jugar de forma bastante amplia, aunque es cierto que nivel máximo todos los personajes de la misma clase poseen las mismas habilidades y runas, por lo que es posible encontrar a otros jugadores con estilo de juego iguales al tuyo.

Aunque ambos juegos poseen mecánicas similares, sus características principales son bastante distintas, lo que te permite que puedas jugar a ambos sin sentir que estas repitiendo la misma experiencia de juego.

Otro aspecto a tener en cuenta de Path of Exile y Diablo 3 es su sistema económico, ya que el primero adopta el modelo Free-to-play y el segundo es de pago. Diablo3 además acaba de lanzar hace unos meses su primera expansión, Soul Reaper, dos años después del lanzamiento título original, la cual es también de pago. Por otro lado las “mini expansiones” de PoE son gratuitas, y cada 4 meses recibe una, de forma completamente gratuita; por lo único que tienes que pagar es por objetos cosméticos que te permiten personalizar la apariencia de tu personaje.

También es cierto que Blizzard es de las pocas empresas que puede permitirse hacer esto, ya que tiene muchísimo seguidores que con seguridad comprarán el juego, ya que (casi siempre) ofrece juegos de gran calidad y los jugadores lo saben. Además como sus juegos están en varias plataformas, no tendría sentido hacerlas en unas de pago y en otras gratuitas. Blizzard es una gran empresa, y sus juegos siempre dan que hablar, y representan hitos en la industria de los videojuegos, por ejemplo Diablo 3 es el juego que más copias ha vendido en su primer día en la historia, y aun a día de hoy mantiene este título.

Infographic 640 - Poe vs diablo 3 V2