Carta a Thoth-Amon – Kheshatta (Estigia)

Thoth-Amon


Dirección desconocida


Khalid ibn Rashid
Kheshatta
Stygia


Mi Magnánimo y Benefactor Maestro Thoth-Amon,


Como pediste, tu humilde servidor camina por las oscuras calles de Kheshatta, donde cada noche recubro mi espada con el mortífero aceite, obtenido a partir de las glándulas venenosas de escorpiones albinos, potenciado con la resina de nenúfares negros.


Age of Conan


Daré caza al que deseas ver muerto, persigo al sacerdote de Ibis, el miserable perro de Kalanthes. Tenía razón, mi gran maestro, el señor de las tierras y heredero de Acheron, Kalanthes, se encuentra aquí. Su presencia es como un cáncer para vuestros planes y sus traiciones en contra de vuestros designios son innumerables. En los lugares más agrestes, las bandas de lacayos han acabado con las vidas de aquellos que se han atrevido a oponerse a Vos. Únicamente Kalanthes permanece desafiante.


Tengo miedo, maestro.


¿Por qué siento temor? Siempre confié en mi inmunidad hacia el terror. Nací en una tierra donde un alma de serpiente valía más que mi vida. Fuera de los muros de Kheshatta, mi hogar, un inhóspito mar de piedra y arena se extiende por cientos de millas. Los huesos de los desaparecidos y los desconocidos yacen semienterrados en el suelo desértico – desteñidos por el sol y despojados de todo atisbo de carne por la acción de las infernales tormentas de polvo. No temía ninguno de estos destinos. Nunca los he temido.


Age of Conan


Hasta que no llegue el momento en el que mis actos sean juzgados por la Gran Serpiente, no le temeré a nada. A ningún hombre, ni demonio, a ninguna bestia, ni espada.


Pero algo no va bien, Bendito Señor. Sus planes concebidos de forma impecable, que rivalizan con las propias estratagemas de los dioses, están siendo amenazados. La gente de Kheshatta susurra acerca de la aparición de un héroe al servicio del trono de los bárbaros. Comentan que éste, elegido por Kalanthes, vendrá en busca de su vida.


Age of Conan


Cazaré al sacerdote de Ibis cuando se ponga el sol y la oscuridad de la noche engulla a Kheshatta. Hace bien en tener fe en mí, mi Gran Señor. Haré lo que usted ordene. Kalanthes morirá.


Su Más Leal y Humilde Servidor


Khalid ibn Rashid


Espada de la Gran Serpiente